jQuery
Industria Aeronáutica

Ryanair pretende comerse el mercado europeo tras la compra de 175 Boeing

Ryanair seeks to conquer the European market following the purchase of 175 Boeing

abril 3, 2013

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair se prepara para dar otra vuelta de tuerca al mercado aéreo europeo tras firmar la compra de 175 aviones del modelo 737-800 al fabricante Boeing, que están valorados en unos 12.053 millones de euros a precios de catálogo.

Este pedido cuya entrega no concluirá hasta 2018, elevará por encima de los 400 aviones la flota de la “low cost”, lo que la situará ya de forma muy destacada como la mayor aerolínea europea por encima de todas sus competidoras en bajo coste, sobre todo Easyjet, y por supuesto de las grandes aerolíneas europeas y sus propias filiales para este segmento del mercado.

AMPLIAR LA RED

Además, permitirá al grupo aéreo liderado por el más que excéntrico, Michael O’Leary, rediseñar su red de rutas sobre algunos nuevos aeropuertos y hacerse fuerte en los mercados que tengan mayor capacidad de crecimiento. O´Leary ha declarado recientemente que está en conversaciones con unos 60 aeropuertoscon el fin de sumar rutas con ellos o comenzar a volar por primera vez a esos aeródromos.

Y atención, España es uno de sus mercados prioritarios aunque O´Leary haya amenazado con irse en alguno de sus enfrentamientos con las autoridades, ellos, ya que Ryanair es líder en el mercado aéreo nacional por encima de Iberia y su cuota de mercado en nuestro país puede representar casi el 40% de su cuota global.

MANTENER EL LIDERAZGO

También, a diferencia de las grandes compañía aéreas europeas obligadas a ello, Ryanair tiene muy claro que no piensa realizar vuelos transatlánticos al menos durante los próximos cinco años, y que su intención es focalizará toda su estrategia en afianzar su posicionamiento en Europa para conseguir mantener el liderazgo que ya ostenta.

Así, O´Leary y sus huestes, según fuentes del sector, quiere aprovechar la situación de crisis generalizada del transporte aéreo europeo, para dar este nuevo zarpazo a una industria en franca decadencia, pese a que su modelo de negocio esté muy cuestionado en la mayor parte de Europa, hasta el punto de ser investigado en algunos países, tanto por cuestiones de competencia como por seguridad.

UN NEGOCIO RUINOSO

Muchas compañías europeas han desaparecido en los últimos años como la húngara Malev o la española Spanair, y la mayor parte de los grandes grupos aéreos están inmersos en graves crisis y poniendo en marcha procesos de reestructuración con reducciones de capacidad y de plantilla.  Las aerolíneas europeas han perdido en 2012 unos 1.300 millones de euros y se han destruido hasta 17.000 empleos.

Iberia negocia recortes de capacidad y más de 3.000 despidos por prejubilaciones y su franquiciada Air Nostrum también ha reducido actividad y empleo, Air France-KLM reducirá su plantilla en 5.120 empleados y su flota en 34 aviones, Lufthansadespedirá 3.500 trabajadores y retirará de circulación 40 aviones, SAS prepara una reducción laboral de 6.000 empleos, LOT también recortará su flota en unos 30 aviones y su plantilla un 30%, Air Berlín reducirá un 10% su plantilla y en casi 20 aviones su flota y Alitalia piensa suprimir 690 empleos. La portuguesa TAP, también en fase de ajustes, sigue sin encontrar comprador.

EN BENEFICIOS CRECIENTES

Un panorama absolutamente desalentador que Ryanair quiere aprovechar para crecer a toda velocidad, ya que además sus cifras y ratios, son justo lo contrario del resto de aerolíneas europeas tradicionales, y está ganando dinero en abundancia.

Las cifras de Ryanair son imbatibles.  En los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2012-2013, desde  abril al 31 de diciembre, registró un beneficio de 613,7 millones de euros, un 10% más que en el mismo periodo de 2011 cuando alcanzó los 558,4 millones de euros. La compañía incrementó su facturación en un 14,5%, hasta los 4.074,9 millones de euros.

En su nota de esos resultados, la propia Ryanair declaró que los planes de reestructuración anunciados por aerolíneas como Iberia, Air France-KLM, Lufthansa o Air Berlin y la búsqueda de apoyo gubernamental de SAS y LOT “crearán más oportunidades de crecimiento para Ryanair, a fin de alcanzar los 120 millones de pasajeros durante la próxima década”.

MÁS COMPETENCIA

Según dijo también O´Leary al anunciar el gran pedido al fabricante aeronáutico norteamericano “Ryanair cuenta con la mayor flota de aviones Boeing en Europa, y este pedido nos permitirá expandirnos y crecer, ofreciendo una mayor competencia, precios más bajos y una mejor elección en todo el continente europeo”.

Asimismo, declaró que la renovación de su flota creará más de 3.000 nuevos puestos de trabajo para los pilotos, tripulantes de cabina e ingenieros, y sus pasajeros se incrementarán un 5% anual.

Se trata de un modelo de negocio que ha revolucionado el sector aéreo y en estos tiempos de crisis se está expandiendo a otras áreas de actividad económica, donde lo “low cost” gana cada vez más adeptos. Es muy sencillo, prescindir de todo lo superfluo y ofrecer un precio bajo y el que quiera algo concreto que lo pague.

SUBVENCIONES Y ESCASOS DE CARBURANTE

Sin embargo, las críticas también están siendo muchas y en algunos casos rozan lo peligroso, como los aterrizajes de emergencia que ha tenido que realizar la aerolínea por ir escasos de combustible sus aviones, lo que la ha supuesto investigaciones en distintos países, entre ellos en España por parte de las autoridades aéreas que dependen del Ministerio de Fomento.

Otra las críticas recibidas del resto del sector es por cobrar subvenciones a las autoridades regionales para operar desde sus aeropuertos. Según el último informe sobre este asunto de la Comisión Nacional de Competencia (CNC) realizado en base a estudios entre 2007 y 2011 y en los acuerdos de colaboración de la irlandesa con 23 aeropuertos españoles, casi el 50% de las ayudas públicas recibidas en España por las aerolíneas en ese periodo fueron a parar a Ryanair. En total unos100 millones de euros en subvenciones de los 250 millones dados por las administraciones a las aerolíneas que operan en España.

Y se da por seguro que las cifras deben ser mucho mayores, dicen las fuentes, ya que no son sólo ayudas públicas, al sospecharse también ingresos de otro tipo de entidades y organismos de promoción turística, económica, etc.

Fuente:  http://www.valenciaplaza.com

Compartir noticia por email:
Fuente:

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews