jQuery
Curiosidades

Richard Branson tuvo que ser bien hombrecito para pagar esta apuesta

mayo 13, 2013

La coqueta metamorfosis comenzó con el peinado de su frondosa cabellera, continuó con una depilación para calzarse unas ajustadas pantys negras y terminó con una vestimenta adecuada: un traje de dos piezas de un rojo furioso, coronado por unos zapatos combinando a la perfección.

Luego de pintarse los labios y estirar las pestañas, a la pinta con que Richard Branson se hizo uno más del equipo de azafatas de la aerolínea Air Asia le faltaba un solo detalle: la barba. Pero el inglés no transó y se la dejó.

La verdadera razón para este cambio extremo no tiene que ver con un giro personal ni una estrategia de marketing para sus afamadas empresas. Lo tuvo que hacer obligado al ser presa de una apuesta deportiva.

Branson ha pasado gran parte de su vida ocupado de sus negocios como propietario del grupo de empresas Virgin, conglomerado que lo catapultó a ser la cuarta persona más rica del Reino Unido.

Foto: Virgin

Justamente una de sus joyitas empresariales fue la que le falló y lo dejó en esta vergonzosa posición. Ocurrió en 2010, cuando, confiado en las posibilidades de su escudería en la Fórmula 1, decidió apostar con su amigo Tony Fernandes – en esos años dueño del equipo Lotus Racing- esta extrema transformación para el que quedara en peor ubicación final.

Virgin Racing tuvo un paupérrimo debut esa temporada y terminóúltimo sin sumar unidades en el campeonato de constructores. Branson tenía que pagar

Tres años después llegó la hora y el empresario, por suerte, se lo tomó con gracia. Jugueteó de lo lindo con las aeromozas, caminó con un estilo femenino particular y en las seis horas de vuelo se mostró llano a atender a todos los pasajeros.

Eso hasta que le tocó servir a su amigo, que a carcajada limpia gozaba de la escena. Branson derramó un vaso de jugo sobre su pantalón, sentenciando su posterior despido de la actividad.

“La carrera de Richard Branson en AirAsia comenzó bien… hasta que le tiró encima la bandeja a Tony Fernandes” comentó el ganador de la apuesta, entre risas.

Más alla de las bromas, las ganancias que dejaron los tickets del viaje entre las ciudades de Perth a Kuala Lumpur serán donadas para una fundación que ayuda a niños en riesgo social.

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.lun.com

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews