jQuery
Industria Aeronáutica

Las aerolíneas ponen números exiguos al peor año del sector en décadas

Mayo 14, 2013

Las compañías aéreas han cerrado ya las cuentas del primer trimestre del año y como se temía, lo que reflejan los libros es el inicio del que puede ser uno de los peores ejercicios para el sector en décadas. Las pérdidas se generalizan y la escasez de pasajeros también. Si el año pasado fue malo para las aerolíneas que operan en España, los datos que deja el primer cuarto del año anticipan una evolución todavía peor. Solo puede señalarse como datos positivos del periodo la ligera reducción del precio del petróleo, que puede ser pasajera, y el compromiso del Gobierno de reducir el ritmo de subida de las tasas aeroportuarias en los próximos años. Las pérdidas son generalizadas en el sector aéreo en Europa por la recesión del Continente, pero en España están batiendo todos los récords.

El caso paradigmático de la situación que vive el sector, claro está, es el de Iberia, que ha sufrido en el primer cuarto del año la resolución del turbulento ajuste de plantilla y actividad planteado por la empresa el pasado otoño. La matriz, International Airlines Group (IAG), grupo resultante de la fusión entre Iberia y British Airways (BA), ha perdido 630 millones de euros hasta marzo, casi 5 veces más que los 129 millones perdidos en el primer trimestre de 2012, lastrado por la reestructuración en marcha de la aerolínea española.

Las voluminosas pérdidas se cimentan sobre todo en un cargo excepcional de 311 millones de euros en el trimestre, “principalmente relacionado por la reestructuración de Iberia”, donde hay un ERE que afecta a 3.147 trabajadores.

IAG explica que, una vez aceptada la propuesta del mediador, que puso fin al conflicto entre los sindicatos y la dirección de Iberia, se reconocieron unas dotaciones adicionales por costes de reestructuración de personal de 265 millones de euros, a lo que hay que sumar los gastos asociados a la devolución de flota arrendada y la retirada de aeronaves propias.

En el trimestre Iberia ha transportado a unos 2.415.000 pasajeros, lo que supone un desplome del 34,7% con respecto al mismo periodo del pasado ejercicio 2012. La caída se explica tanto por la puesta en marcha del plan de transformación de la compañía, que vino acompañado de diez jornadas de huelga de su personal de tierra y tripulantes de cabina, y por el traspaso de vuelos a la nueva filial de bajo coste Iberia Express.

Las malas noticias se extienden por otras empresas del grupo o vinculadas a él. Air Nostrum, que opera en régimen de franquicia, en los vuelos regionales, perdió unos 365.000 pasajeros, lo equivale a un 29,5%, y cierra el primer trimestre del año con 875.000 clientes.

Por su parte, Vueling, superó a Iberia en este trimestre, algo que ya sucedió también en el verano del pasado año, al contabilizar alrededor de 2.465.000 pasajeros en España, un 4,6% más que hace un año, es decir que ganó unos 100.000 clientes.

En el terreno financiero, sin embargo, las cosas no pintan tan bien para la firma que preside Josep Piqué. Vueling perdió 19,7 millones de euros en el primer trimestre del año, un 19,8 % más que en el mismo período de 2012. Las pérdidas operativas fueron de 26,8 millones y el Ebitdar (resultado operativo antes de costes de leasing, amortizaciones, intereses e impuestos) sí mejora notablemente; se situó en 7,4 millones frente a los números rojos de 1,3 millones de un año antes.

La aerolínea, controlada desde hace unos días por IAG, obtuvo unos ingresos de 192,5 millones de euros entre enero y marzo de este año, un 14,3 % más que un año antes por el incremento de pasajeros y a la mejora del ingreso unitario.

Air Europa, es otra excepción. Otra de las empresas que se aprovechan del caos de Iberia, y destaca dentro del negro panorama que dibuja el sector, al menos en cuanto a clientes transportados. La aerolínea recupera cerca de 70.000 clientes, un incremento del 3,7%, hasta totalizar 1.890.000 viajeros en el trimestre, gracias, en parte, a que reforzó su oferta en destinos abandonados por la filial de IAG. Esto se debería notar más en próximos trimestres.

Las vacas flacas también han llegado a las exitosas compañías de bajo coste. Tres compañías extranjeras con fuerte presencia en España han perdido clientes: Ryanair, easyJet y Air Berlin. Las tres curiosamente han reducido su capacidad en España como consecuencia de las subidas de tasas aprobadas por Aena.

Eso sí, a pesar de la caída del 7,1%, la irlandesa Ryanair ha seguido siendo líder en el mercado aéreo español con alrededor de 4.400.000 pasajeros. La británica easyJet, con 1.965.000 pasajeros, pierde un 8,8%, alrededor de 175.000 clientes; y Air Berlin, con 1.530.000 pasajeros, se deja un 10,8%, unos 180.000 viajeros.

Aeropuertos españoles

Otros de los paganos de la depresiva situación del transporte aéreo son los aeropuertos españoles, que registraron 49.419.813 pasajeros en los cuatro primeros meses de 2013, lo que supone una pérdida del 8% con respecto a idéntico periodo de 2012, que ya de por sí fue bastante malo.

Según los datos publicados por Aena, el aeropuerto de Madrid-Barajas es uno de los más castigados por la pérdida de pasaje. En lo que va de año acumula 11.967.642 clientes, un 14,8% menos. En abril registró una caída del 7,7% del tráfico aunque debe tenerse en cuenta que en 2013 la Semana Santa cayó en marzo y en 2012 en abril, y eso distorsiona la comparación. Pese a todo, en marzo, con vacación de Pascua, el tráfico de Barajas descendió un 5,7%.

Aún así, la caída marzo rompía con cuatro meses seguidos con descensos entorno al 10% en el tráfico. En concreto, un 10,2% en febrero, un 9,1% en enero, un 10,4% en diciembre y un 9,7% en noviembre. En el acumulado del año, la caída registrada fue mayor en el número de operaciones, despegues y aterrizajes, que retrocedieron un 12,8%, al quedarse en 506.991.

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.capitalmadrid.com

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews