jQuery
Noticias Destacadas

Dutch Antilles Express seguirá operando a pesar de la prohibición del Gobierno venezolano

mayo 16, 2013

 

Caracas, Europa Press La aerolínea Dutch Antilles Express (DAE), con sede en Curazao, continuará operando sus vuelos a todos sus destinos, incluso Miami y otros destinos latinoamericanos, a pesar de la suspensión cautelar de las operaciones decretada el pasado martes por el Gobierno venezolano.

La compañía, que ha iniciado los pasos para el desarrollo de acciones legales en Venezuela en contra del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC), por los daños y perjuicios que la medida les acarree, hace responsable al INAC y al Estado Venezolano “por esta crisis y las consecuencias, especialmente para sus pasajeros” y sus trabajadores.

El Gobierno venezolano suspendió el martes las operaciones de la pequeña aerolínea con sede en Curazao, acusándola de no cumplir con las normas de seguridad aeronáuticas, según un comunicado emitido por el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac).

DAE opera vuelos entre el Caribe, República Dominicana, Estados Unidos y Venezuela y su principal centro de operaciones es el aeropuerto internacional Hato, en Willemstad, Curazao.

La aerolínea, que dice no comprender el motivo de la medida de suspensión cautelar de sus operaciones en Venezuela, ha anunciado también que solicitará al Gobierno de Curazao “tomar medidas en contra de las compañías aéreas venezolanas que actualmente están operando en la isla en un base de trato igual”.

En un comunicado, la empresa afirma que el argumento del Instituto Nacional de Aeronáutica Civil se basa en actas levantadas el 10 de enero del 2013 y el 20 de abril del 2012, cuyos requerimientos fueron corregidos y respondidos a la autoridad aeronáutica por la aerolínea.

“DAE no acepta estas medidas porque la compañía contestó estas dos actas debidamente. DAE tiene las pruebas también donde se demuestra que el INAC recibió las contestas sobre estas dos actas, en donde se exponen las acciones emprendidas por DAE para corregirlas”, explica el texto emitido desde Willemstad.

En referencia a esas dos actas, la aerolínea declara que en ningún momento recibió comunicación de parte de INAC en cuanto a la aceptación de las acciones correctivas hechas por DAE, como –dice– lo indica la Ley de Aeronáutica Civil Venezolana.

“Al buscar información sobre estas actas, el personal del INAC hizo saber a nuestro personal que supuestamente ellos perdieron las respuestas de DAE. De hecho el propio INAC aceptó el uso de los mismos aviones que se objetan en las actas en posteriores operaciones. Es más, estos aviones actualmente están en mantenimiento y no están operando a Venezuela; estas actas ya son anticuadas y las objeciones corregidas”, afirma la nota.

La línea aérea asegura que desde que inició operaciones en Venezuela ha dado respuesta a cada acta enviada por INAC en el lapso de tiempo indicado por esa organización, pero el instituto aeronáutico nacional “nunca cumplió con los pasos siguientes a su propia petición”.

Asegura además que con esta acción “Venezuela no está cumpliendo con el acuerdo bilateral firmado con 150 países” y advierte que la medida no solo afectará a los trabajadores en Venezuela, “sino también en Curazao y a los pasajeros”.

DAE informó que solicitará al Gobierno de Curazao “tomar medidas en contra de las compañías aéreas venezolanas que actualmente están operando a Curazao en un base de trato igual”. También espera que el Gobierno de Curazao “salga a la vanguardia de los 350 empleados locales. Curazao no puede seguir aceptando los abusos de INAC”, subraya.

La aerolínea también afirma que ha pedido al INAC la incorporación de nuevas aeronaves para cubrir la demanda, mientras los aviones objetados están en mantenimiento, y poder así garantizar el servicio, sin haber recibido respuesta. “Debemos esperar por largas inspecciones a pesar que los aviones de DAE son más modernos y seguros que los que operan actualmente en otras aerolíneas de Venezuela”, lamenta.

SUSPENSIÓN

El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil acordó suspender cautelarmente las operaciones de la Dutch Antilles Express en Venezuela, atendiendo a la presunta inobservancia de las normas de seguridad aeronáutica y al desacato de instrucciones de reparación para la garantía de la seguridad de las operaciones aéreas.

La decisión está sustentada en el análisis de las presuntas inconformidades descritas en un informe de inspección del área de Aeronavegabilidad efectuada en enero de 2013 por la Gerencia General de Seguridad Aeronáutica (GGSA) y de las actas derivadas de dicha inspección y de otra del año 2011.

Estos instrumentos constituyen “indicios graves de una inobservancia a las normas de seguridad vigentes en el país” y la “presunta omisión” de lo ordenado en su momento por el INAC en cuanto a la ejecución de las reparaciones necesarias para garantizar la seguridad de las operaciones de DAE, “exacerbando con ello el riesgo en la prestación del servicio realizado por esta empresa”, señaló en un comunicado la autoridad aeronáutica.

El INAC destacó que ha sancionado en reiteradas ocasiones a la empresa por el “sistemático incumplimiento” de itinerario, frecuencias y horarios de vuelos, así como por sus “múltiples faltas” a las condiciones generales de transporte aéreo en lo referente a la calidad y servicio prestado a los usuarios.

Por ello, el Estado venezolano, a través del órgano del Ejecutivo Nacional que rige la materia aeronáutica: el Ministerio del Poder Popular para Transporte Acuático y Aéreo y su ente adscrito, el INAC, como autoridad responsable de velar por la seguridad de todas las operaciones aéreas que tienen lugar en la República, impuso la medida cautelar autónoma de suspensión de operaciones, “en virtud del riesgo que representa que la empresa DAE continúe las operaciones bajo las condiciones observadas, de conformidad con el artículo 123 de la Ley de Aeronáutica Civil”, indicó en un comunicado.

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.eldia.es/

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews