jQuery
Industria Aeronáutica

Aeroméxico peligra; puede caer como Mexicana, advierte la SCT

Aeromexico in danger, may fall as Mexicana, warns the SCT

junio 3, 2013

 

Ayer en la madrugada, Aeroméxico y el sindicato de sobrecargos conjuraron la huelga que iba a estallar el primer minuto del sábado, al haber aceptado un aumento de 4.7% al salario y de 1.5% en prestaciones.

“La empresa requiere necesariamente mejorar su situación económica. Si no la mejora, por una tradición laboral que ha venido siendo en la empresa, va en un camino muy difícil, como en el que fue Mexicana”, dijo Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT.
Abordado en el marco del 71 aniversario del Día de la Marina, el funcionario dijo que en el caso de Mexicana “lo correcto es que ya suceda lo que tenga que suceder (…)

“Nosotros recibimos esto ya en un proceso judicial en quiebra.
Imposible de tomar una medida, porque la situación de la empresa es drástica.”
SCT teme se repita caso de Mexicana

El secretario de Comunicaciones llama a Aeroméxico a que revise sus cifras para evitar irse a la quiebra.

Aeroméxico no ha salido del bache económico. Pese a que pudo conjurar, con el apoyo y la negociación de la parte sindical, la huelga que estaba proyectada estallaría el 1 de junio, lo cierto es que debe corregir sus cifras lo más rápido posible o pudiera pasarle algo similar a lo que lamentablemente ya le pasó a Mexicana de Aviación, aseguró Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes.

Advirtió sobre la aerolínea: “La empresa requiere necesariamente mejorar su situación económica. Si no la mejora, por una tradición laboral que ha venido siendo en la empresa, va en un camino muy difícil, como en el que fue Mexicana”.
Interrogado por Excélsior en el marco del 71 aniversario del Día de la Marina, en donde fue invitado de honor junto con otros integrantes del gabinete de Enrique Peña Nieto, Ruiz Esparza expuso que justamente en el caso de Mexicana la nueva administración se encontró con que sus anteriores dueños vendieron todos sus activos.

Este tema, el de la línea aérea más antigua del continente, consideró el responsable de la política de comunicaciones, “se debió haber resuelto hace tres años. Cuando se bajó a Mexicana de volar, dejó de tener ingresos. (Ellos) vendieron todos sus activos, todos. Los bienes inmuebles, las acciones, lo que tenían, los aviones los hipotecaron, los terrenos los gravaron. Se quedaron sin activos”, recalcó.
Y ante una situación de esta naturaleza, expuso Ruiz Esparza, resulta más que entendible que nadie quiera apostar por una firma que está inmersa en débitos por todos lados.

“Entonces, el que quiera ingresar (que hemos buscado quién se interese), simple y sencillamente no encuentra nada más que deuda. Deudas muy grandes de miles de millones de pesos. Es imposible que alguien invierta en esa circunstancia”, alertó el titular de la SCT.
Por lo demás, el funcionario se mostró satisfecho parcialmente porque Aeroméxico, en este caso, no fue a huelga. La determinación y arreglo de la administración que encabeza Andrés Conesa y la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación, dirigida por Ricardo del Valle, fue determinante para todo el país, y no sólo para los usuarios de este servicio, apuntó el secretario.

“Esto fue importantísimo para el servicio público, para 35 mil pasajeros diarios, para la fuente de empleo, porque Aeroméxico le da empleo a 14 mil trabajadores. Muy importante para el sindicato que haya logrado preservar que Aeroméxico no haya entrado en una huelga que seguramente sería muy lesiva para la fuente de trabajo que es la empresa”, refirió Gerardo Ruiz Esparza.
Recalcó que también hay que tomar en cuenta “la conectividad, el servicio al usuario. El haber estado hoy sin el servicio, simple y sencillamente hubiera sido trágico para el país”.

“Qué bueno que tuvieron la madurez tanto la empresa como el sindicato para abrir sus expectativas”, añadió.
Ponderó el trabajo de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), pues está “en todo su derecho de defender los derechos laborales de los trabajadores. Pero qué bueno que mostró la madurez de abrir esa posibilidad de que nuevos trabajadores tengan en un momento dado una contratación diferente y se respete plenamente la contratación de los trabajadores activos”.

El secretario de Comunicaciones también subrayó el hecho que dentro de los arreglos Aeroméxico-ASSA estuviera la garantía de la preservación de los derechos laborales que “se mantienen intactos, no se afectan en lo más mínimo”.
“Al contrario –recordó Ruiz Esparza- viene un beneficio de 4.7% más 1.5 en prestaciones, más 2% a un fondo en productividad y una revisión cada tres años del contrato. Yo creo que se está premiando al trabajador actual, y al trabajador nuevo que todavía no se ha contratado entrará en otras condiciones, pero para qué, para mantener y preservar esa fuente de trabajo tan importante, repito, no para los trabajadores ni para el sindicato, sino para México. Es muy importante”, recalcó.

El titular de la SCT lamentó el caso de Mexicana de Aviación.
Ahora, en este gobierno, “creo que lo correcto es que ya suceda lo que tenga que suceder. Lamentablemente, porque el país también tenía esa línea como emblemática. Lamentablemente todo mundo permitió que eso se diera.

“Nosotros recibimos esto ya en un proceso judicial en quiebra. Imposible de tomar una medida porque la situación es drástica de la empresa. Ojalá se hubiera podido hacer algo, antes de que dejara de volar la empresa. Ése sería mi punto de vista”, explicó.
Firman el acuerdo que conjura la huelga

La madrugada del sábado, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida; el director de Aeroméxico, Andrés Conesa, y Ricardo del Valle, líder de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), firmaron el convenio con el cual quedó conjurada la huelga de la aerolínea planeada para el primer minuto del 1 de junio.

El titular de la dependencia detalló que luego de largas jornadas de negociación en la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), ambas partes lograron llegar a un acuerdo con “gran sensibilidad”, lo que permitirá a la empresa y al sindicato generar nuevas metas y programas, así como reivindicar el conjunto de derechos que la asociación sindical se ha ganado a través de los años.

La firma de este documento se dio luego de que los sobrecargos de Aeroméxico decidieran en asamblea aceptar la propuesta que lanzó la empresa la noche del viernes de realizar un aumento de 4.7% en el salario tabular, así como un 1.5% en prestaciones.

Ricardo del Valle, líder de la ASSA, señaló que la mayoría de sobrecargos presentes en la asamblea estuvo de acuerdo en que se conformará una comisión mixta entre la empresa y sindicato para que conjuntamente establezcan las condiciones del Contrato B, para sobrecargos de nuevo ingreso, que deberá definirse a más tardar el 1 de julio.

Cabe recordar que la solicitud de los sobrecargos, que fue ratificada el martes, demandaba un aumento salarial de 5% más 3% en prestaciones, además de que rechazaba el Contrato B.

Lo anterior debido a que el salario y prestaciones de los sobrecargos futuros se recortarían hasta 60% respecto de las percepciones que tienen los sobrecargos que laboran actualmente en la aerolínea.

El ejecutivo también confirmó la suspensión del Conflicto Colectivo de Naturaleza Económica (CCNE) de forma indefinida que había lanzado contra los sobrecargos desde el 13 de abril pasado, previo al inicio de la revisión contractual, que comenzó el 7 de mayo.

Se calcula que de haber estallado la huelga se habrían afectado a 25 mil pasajeros en diez rutas nacionales y 35 internacionales y se habrían registrado pérdidas económicas de entre 100 y 150 millones de pesos por día.

El secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, llamó a las partes y a los medios de comunicación a reunirse mañana para conocer detalles de cómo quedó conformado el nuevo Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), válido a partir de ayer.

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.zocalo.com.mx/

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews