jQuery
Tendencias

Los pasillos de la T2 muestran las sonrisas de la aviación

junio 20, 2013

Pasear por los pasillos de un aeropuerto es tarea obligada, en especial cuando hay que hacer algún trasbordo o cómo no, cuando los retrasos se hacen ese inesperado compañero de viaje, pero para cambiar el panorama habitual hasta el 30 de junio los pasillos de la T2 del aeropuerto de Barajas en Madrid lucen una muy especial exposición.

Aviación sin Fronteras ASF es una asociación nacida en 1999 y los voluntarios que la conforman son, en su mayoría, trabajadores de la aviación que dedican su tiempo libre a los diferentes programas de esta ONG. Durante sus experiencias como voluntarios en los distintos programas retratan lo vivido y es lo que justamente muestran en los pasillos de al T2 de la capital española.

Muchas de las fotografías son de los pequeños en los aviones y como no en los aeropuertos ya que a través del programa Alas de la Esperanza, niños en países con condiciones económicas muy difíciles viajan a España en búsqueda de un tratamiento médico que contribuya a mejorar la calidad de vida de estos pequeños. Los voluntarios de ASF son los encargados de hacer de acompañantes de los niños en estos traslados. Las imágenes de los pequeños muestran sus grandes sonrisas, sonrisas que también muestran los voluntarios.

ASF no solo tiene actuación en España, sus voluntarios hacen viajes más allá de los habituales por razones de trabajo, ya que acuden a los países destinos, bien sea para programas de alfabetización o para el traslado personal de medicamentos que son donados.

Las instantáneas no solo son en aviones de vuelos comerciales pues en ocasiones los niños en compañía de los voluntarios realizan actividades relacionadas con la aviación como bautismos gracias a la colaboración de empresas del sector.

Muchas son las imágenes llenas de color que encontrará en los pasillos de la T2 de Barajas, algunas ciertamente idílicas; perfecto reflejo de lo que es ASF, sus voluntarios y su alcance.

Compartir noticia por email:
Fuente: Adriana Monzó

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews