jQuery
Industria Aeronáutica

Delta inicia reformas en el Museo de Vuelo de Delta, que abrirá en 2014

julio 1, 2013

Delta Air Lines (NYSE: DAL) comenzará reformas financiadas por una subvención de $6,3 millones de dólares otorgada por la Fundación Delta Air Lines y dará inicio a una campaña de patrocinio de empresas para la renovación de los hangares históricos de Delta en el campus corporativo de la compañía. Una vez finalizado el proyecto, el centro abrirá sus puertas al público como el Museo de Vuelo de Delta, ofreciendo visitas diarias y un centro único para evento privados.

Los hangares, construidos originalmente en la década del ‘40 para el mantenimiento de aeronaves de Delta, fueron reutilizados en 1995 como el sitio del actual Museo Patrimonial de Transporte Aéreo de Delta. Su misión entonces era preservar la historia de la gente y la cultura de servicio al cliente excepcional forjada por el fundador de Delta C.E. Woolman. El sitio ha sido la columna vertebral de la sede mundial de la compañía por más de 70 años.

“Regresar su gloria original a los hangares históricos de Delta ayuda a preservar la historia y la rica cultura del empleado de Delta para las generaciones de entusiastas de la aviación”, dijo Tad Hutcheson, vicepresidente – Relaciones con la Comunidad y el presidente de la Junta de Directores del Museo Patrimonial de Transporte Aéreo de Delta. “El nuevo Museo de Vuelo de Delta ofrecerá una experiencia única para la comunidad de Atlanta y para visitantes de todo el mundo”.

El proyecto de renovación tendrá una duración de 12 meses y está previsto que se complete antes del 85º aniversario de Delta, el 17 de junio de 2014. Algunas de las principales mejoras incluyen la adición de una sala de bienvenida, instalación de un ascensor y la construcción de un nuevo entrepiso.

Cuando se haya completado, el nuevo museo ofrecerá un espacio para eventos privados, con capacidades de 100 a 1.200 personas sentadas para un servicio de comida. La instalación será uno de los lugares de mayor capacidad en el área metropolitana de Atlanta y ofrecerá una variedad de opciones de alquiler.

La entrada al Museo de Vuelo de Delta ofrecerá un cómodo acceso para los visitantes diarios y contará con estacionamiento asignado para los visitantes del museo, así como la capacidad de ofrecer servicios de valet parking para eventos privados que se lleven a cabo en las instalaciones.

El Espíritu de Delta seguirá siendo uno de las atracciones más importantes que se exhibirá en el museo. El Boeing 767-200 fue adquirido por los empleados de Delta en 1982 como una expresión de agradecimiento a la empresa y se ha situado en el museo desde que fue retirado del servicio en 2006.

La renovación incluirá la preservación de las puertas del hangar, devolviéndoles su estado original y pulido de los pisos de hormigón para retener las marcas distintivas creadas cuando Delta instaló el hormigón armado, necesario para manejar aeronaves más pesadas, ya que se estaba llevando a cabo la transición de la utilización de aviones de hélice a la era de los jets.
Nuevos controles de aires acondicionados y calefacción proporcionarán una experiencia confortable en el hangar grande para los visitantes durante todo el año. Una cabina completa Convair 880 que ya posee el museo junto con un simulador de vuelo Boeing 737-200, se instalarán como exposiciones permanentes y se construirá una nueva tienda para los visitantes que quieran comprar recuerdos y artículos de aviación de Delta.

Los hangares fueron designados como Sitio Oficial de Historia Aeroespacial por el Instituto Americano de Aeronáutica y Astronáutica en febrero de 2011, reconociéndolos como los edificios más antiguos que siguen en uso actualmente en el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta.

Delta trasladó su sede de Monroe, Louisiana, a Atlanta en 1941 y comenzó el uso de los hangares como las instalaciones de mantenimiento principal para sus operaciones diarias de vuelos comerciales. El mantenimiento de aviones se trasladó al sitio actual donde se realizan las operaciones técnicas en 1960. En 1990, un grupo de empleados retirados de Delta lanzó un esfuerzo por consolidar recuerdos de Delta, colecciones de archivos y un avión Douglas DC-3 de 1940. El esfuerzo resultó en la creación del Museo Patrimonial de Transporte Aéreo de Delta que se encuentra en el hangar donado por Delta.

Compartir noticia por email:
Fuente: www.delta.com

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews