jQuery
Industria Aeronáutica

Spirit Airlines espera retomar el cielo este martes en Miramar

enero 7, 2014

Las conversaciones sobre las actividades del fin de semana comenzaron a parecer similares a las del lunes en las instalaciones centrales de Spirit Airlines en Miramar.

“La última llamada que recibí fue a las 3:30 de la madrugada”, dijo Jyri Strandman, vicepresidente de operaciones de vuelo de la aerolínea de bajo costo.

El director de recursos de tripulación Bobby Nunneker casi se va a dormir a las 10:30 p.m. del domingo, cuando tuvo que desviarse un vuelo de LaGuadia al JFK en Nueva York – y él tuvo que pasar las próximas horas en la oficina.

“Ninguno de nosotros durmió anoche”, dijo Brian Folan, director del centro de control de operaciones de la aerolínea, que el lunes bullía con docenas de trabajadores que supervisaban los vuelos demorados, los temas de mantenimiento, los horarios de las tripulaciones y, por supuesto, el clima.

Desde el 2 de enero, sistemas de tormentas continuos trajeron lluvia, nieve y temperaturas de congelación al Medio Oeste y el Noreste, lo que produjo la cancelación de vuelos en todo el país. FlightAware.com, que sigue los datos de la industria, informó que 3,700 vuelos se cancelaron el lunes, lo que llevó el total a más de 10,000 en los últimos cuatro días.

Pero Spirit, que vuela con aviones más llenos que la mayoría de las aerolíneas, dijo que sólo había cancelado 10 vuelos desde el 1 de enero.

“Nuestro compromiso por completar los vuelos son una máxima prioridad”, dijo Strandman. “Puede ser ocho horas después, pero estamos muy, muy comprometidos para llevarlo a donde vaya”.

La aerolínea, que tiene más de 3,000 empleados, no pudo suministrar cifras del número de vuelos atrasados durante los últimos días, pero dijo que algunas de las demoras tomaron hasta 11 ó 12 horas para que las tripulaciones pudieran descansar la cantidad requerida de tiempo.

Las nuevas reglas de la Administración Federal de Aviación previenen que la fatiga del piloto ocurra durante el fin de semana, lo que añadió un giro inesperado extra a un fin de semana ya complicado por las tripulaciones para las festividades y las inclemencias del tiempo. Standman dijo que las nuevas regulaciones hacen más complejas las programaciones de los horarios y le dan a las aerolíneas menos flexibilidad cuando envían una tripulación, especialmente si hay demoras por el clima.

Las soluciones en algunos casos consisten en traer unas cuantas tripulaciones frescas en un avión, tener unos cuantos aviones extra en espera para cuando se necesiten y mantener muchos trabajadores de guardia.

“Tenemos muchos solucionadores de rompecabezas en este sistema”, dijo Strandman.

A última hora de la mañana del lunes, muchos de esos solucionadores de rompecabezas trabajaban duro para restaurar el orden en un programa que ahora tiene casi 275 vuelos diarios.

En el nivel más alto de una habitación escalonada, el jefe de operaciones de mantenimiento está sentado al lado de la directora de movimiento de clientes, quien tiene importantes aeropuertos en el marcado rápido del teléfono. Al lado de ella estaba el coordinador de despachos, cuyo vecino era el supervisor de turnos de las tripulaciones. El estuvo gran parte de la última parte de la mañana y la primera parte de la tarde llamando a los empleados y preguntándoles cosas como: “¿Puedes llegar al aeropuerto para salir a las 3:30?”…

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.elnuevoherald.com/2014/01/07/1650510/spirit-espera-retomar-el-cielo.html

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews