jQuery
Salón Vip

El avión de 2040, según Airbus

febrero 18, 2015

La directora de investigación y tecnología en España de la multinacional Airbus, Silvia Lazcano, recibe a INNOVADORES (suplemento de El Mundo) para abordar cuáles serán los principales cambios y tendencias a los que deberá enfrentarse el sector de la aviación comercial en los próximos 50 años.

«Nos encontramos en un periodo en el que podemos esperar innovaciones en todos los ámbitos, desde el propio producto en sí, el avión, hasta en el cómo se producen las aeronaves», arranca Lazcano. Una serie de cambios que pasan desde modificaciones de diseño de pequeño calado y prácticamente imperceptibles para los pasajeros en el corto plazo, hasta el replanteamiento de la estructura del propio avión en el largo.

«Dependiendo de la fecha a la que queramos mirar podemos hablar de distintos cambios. Por ejemplo, en un plazo de treinta años, podemos hablar de arquitecturas distintas a las que estamos acostumbrados a ver, es decir formas distintas del avión a las actuales o motores con diferentes tecnologías y funcionamientos», apunta Lazcano.

Una realidad que, a medida que nos aproximamos al presente, arroja unas modificaciones mucho más sutiles. «A corto plazo, encontraremos cambios en las cabinas de los aviones, una tendencia al empleo de materiales más naturales. Además también tomaremos a la naturaleza como referencia e inspiración para, por ejemplo, copiar la piel de un delfín para reducir los rozamientos. Lo que sucede, es que en su mayoría se trata de cambios que no son perceptibles al ojo humano», comenta Lazcano.

«De todas maneras», prosigue, «también se trabaja en ámbitos más evidentes como el empleo de pinturas por inyección de tinta que permiten hacer logotipos y diseños muchos más complicados, como si de una fotografía se tratase, al mismo tiempo que se reduce el vertido de productos volátiles en la atmósfera».

Otro de los campos en los que se hace más hincapié en el sector de la investigación y el desarrollo de la aviación son los motores. «En este campo centramos nuestros hilos conductores de la investigación en medio ambiente, eficiencia y seguridad y costes», señala Lazcano.

«Dentro de este ámbito, un campo en el que se puede ver como la investigación mediambiental y de costes avanza de la mano es el ahorro de combustibles», añade.

«En el momento que ahorras combustible», prosigue, «consigues índices de mejora en el 60% del coste operativo de una compañía aérea permitiendo ahorros importantes y un comportamiento más ecológico y respetuoso con el medio ambiente».

Una dinámica que, por otra parte, ha acabado con la visión y la tendencia iniciada en los años 80 buscando desarrollar aviones con mucha mayor potencia y mucho más rápidos con el Concorde como principal referente. «Por el momento no estamos trabajando por esa vía», reconoce Lazcano. «No corresponde a nuestra estrategia actual que, según demanda el mercado, se centra en desarrollos incrementales o proyectos muy disruptivos con una visión puesta dentro de 30 años», índice.

En cambio, las principales líneas de trabajo e investigación se centran en parte en los propios procedimientos para desarrollar los aviones de pasajeros que encontraremos en los aeropuertos en un futuro. «En el presente, nos centramos mucho en mejorar la metodología y las herramientas de simulación y cálculo para intentar conseguir dinámicas que permitan un diseño multifuncional de un avión de manera integral y de forma más rápida teniendo en cuenta todos los factores», explica Lazcano. «Se trata de ser capaces de adaptarse mejor a las demandas y acortar los ciclos de desarrollo de los productos, al mismo tiempo que exploramos nuevos materiales, nuevas arquitecturas», matiza…

Imagen: Airbus

Compartir noticia por email:
Fuente: http://hegan.siccluster.com/sicc/verFicha.do?ididioma=1&idficha=29644&l=-1

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews