jQuery
Turismo

La inteligencia de viajes: una gran oportunidad para la el futuro de la industria

agosto 19, 2015

La inteligencia de datos es un potente controlador de cambio para la industria de los viajes. Las necesidades y expectativas del consumidor se transforman y la dinámica en el ecosistema del viaje se torna cada vez más conectada y personalizada.

Hoy en día, es posible contar con tecnología y analítica que transforman enormes cantidades de datos en información coherente, útil y aprovechable para que la industria turística entienda su negocio en tiempo real y se beneficie de estos datos.

La enorme cantidad de información, combinada con la presión para tomar decisiones rápidas, crea temas administrativos complejos que provocan que hoy las empresas de viajes necesiten inteligencia de negocios más que nunca. El saber manejar los datos adecuadamente permite a los proveedores de viajes tener importantes oportunidades para mejorar su negocio y la experiencia de sus pasajeros.

Para contribuir con esta tendencia, las ventajas del Big Data incluyen una mejor capacidad para tomar decisiones, mayor innovación en cuanto a productos, más personalización en la oferta y un mejor servicio, gracias a enriquecidos análisis que ayudan a realizar mejores predicciones.

Es así como todo el ecosistema de los viajes se verá beneficiado de esta información. Hablamos de aeropuertos, aerolíneas, hoteles, compañías de arriendo de autos, asistencia en viaje, agencias de viajes y el mismo viajero. Además de tener una mejor oferta, dejará atrás las frustraciones más frecuentes que experimenta en cualquiera de las etapas del viaje.

En esta línea hay empresas como Amadeus, que ya cuentan con un departamento de Inteligencia de Viajes. La combinación de su vasta experiencia relacionada a los datos de viaje y la tecnología de alto rendimiento que ofrece a nivel global hacen su oferta única para todos los jugadores de la industria.

Según un importante estudio global e independiente[1] y basándose en la abundante información aportada por directores de tecnología y expertos en Big Data de empresas de todo el mundo, existen 5 puntos importantes que cualquier interesado en tomar ventaja de la inteligencia de datos en la industria de los viajes debe tomar en cuenta:

1. Es el momento de actuar: las empresas de viajes deben empezar a medir su nivel de madurez en relación con el sector, al tiempo que reúnen los conocimientos necesarios sobre ciencia de datos y formulan una estrategia general de Big Data para sus organizaciones.

2. El Big Data ofrece oportunidades importantes para que las empresas de viajes puedan mejorar, tanto su negocio como la experiencia del viaje: Las ventajas del Big Data incluyen una mejor capacidad para tomar decisiones, mayor innovación en cuanto a productos y servicios, y relaciones más estrechas con los clientes, gracias a la aplicación de nuevos enfoques en la gestión de clientes, ingresos y operaciones internas.

3. En la actualidad existen algunos casos de innovación mediante la utilización de Big Data en el sector: existen ya ejemplos de compañías de viajes punteras que utilizan Big Data; por ejemplo, el modelo de predicción de precios de vuelos de KAYAK, que muestra a los usuarios el posible cambio en el precio de un vuelo a lo largo de un periodo de siete días, o Hadoop de Air France-KLM, la base de su sistema de gestión de ingresos a nivel corporativo.

4. Las tecnologías emergentes serán la clave de la evolución del Big Data: la llegada del nuevo software de código abierto para dividir las tareas de procesamiento de datos entre varios servidores básicos se combinan para aprovechar el potencial del Big Data. Nuevos tipos de bases de datos con enfoques «columnares» y «verticales», y nuevos lenguajes de programación emergentes como Python, Pig y Hive.

5. El despliegue efectivo de iniciativas basadas en Big Data también conlleva varios desafíos: el sector de los viajes deberá superar varios obstáculos para poder acceder a la oportunidad ofrecida por Big Data, como por ejemplo: la fragmentación de los datos a través de múltiples sistemas; la coexistencia de arquitecturas de gestión de Big Data y arquitecturas tradicionales; la búsqueda y contratación de los escasos profesionales con conocimientos de Big Data; y la gestión de los datos de manera responsable y en el interés común.

Resulta imposible exagerar el potencial transformador que posee el Big Data para mejorar tanto la experiencia de viaje como el funcionamiento del sector en su conjunto. Teniendo esto en cuenta, quizás estemos ante la mayor oportunidad de esta generación para las empresas de viajes: aceptar la estructura cambiante de la información para poder aprovecharla al máximo. Además, el Big Data nos ofrece la oportunidad de “hacer que viajar vuelva a ser una experiencia divertida”, lo que, en esencia, consiste en mejorar la experiencia de los pasajeros.

Compartir noticia por email:
Fuente: Por Leandro Bonfranceschi - New Business Manager, Payments, Travel Intelligence & Advertisement, Amadeus, Latam

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews