jQuery
Noticias Destacadas

Delta reduce sus costos con una riesgosa jugada

Delta reduced its costs with a risky move

septiembre 9, 2015

Con más de 5.000 vuelos al día en 1.250 aeronaves, el combustible de avión es crítico para la operación y el desempeño de Delta. La aerolínea utiliza cerca de 16 mil millones de litros de combustible cada año, por lo que la optimización de su uso es un foco clave en la estrategia de la compañía.

Delta está tomando un enfoque innovador para gestionar el flujo de uno de sus mayores costos. La aerolínea realizó una arriesgada jugada que por lo visto le está dando excelentes resultados y produjo grandes cambios en la forma en que compra y distribuye el combustible de avión. La compañía adquirió la refinería Trainer (Monroe Energía en Trainer, Pa.), operación que al principio generó dudas en el sector aeronáutico respecto a su oportunidad.

Al momento de la compra, la refinería venía se estar cerrada por Conoco Phillips porque estaba perdiendo dinero. Como sus primeros resultados fueron pobres, varios analistas se apuraron a criticar la operación. Sin embargo, las cifras hablaron por sí mismas en este 2015. Delta pagó u$s150 millones por la refinería y ahora ha logrado hacerla producir a un ritmo que le generará ingresos superiores a los u$s 300 millones anuales.

“El proyecto más gratificante hasta ahora ha sido ser parte del pequeño equipo de Delta que lideró el esfuerzo para adquirir esta refinería. Todo el mundo pensaba que estábamos locos, pero fue un movimiento valiente para una aerolínea y está empezando a pagar realmente. Me encantó el reto de todo lo relacionado con la refinería. Esto brinda a Delta muchas ventajas sobre la competencia entre las aerolíneas y lo que más me motiva, es que le permite a mi equipo de Combustible el seguir generando mejores resultados que nuestros competidores” dijo Patrick Callan, director de Delta para Abastecimiento de Combustible y Operaciones.

Una ventaja clave para la compañía es que la instalación envía combustible de avión refinado a través de oleoductos a Nueva York, lo que ayuda a mantener un flujo constante de combustible hacia una de las ciudades más importantes.

Delta tiene a su vez contratos con otras refinerías para intercambiar combustibles no-jet procedentes de Trainer, como la gasolina y el diesel, por combustible para aviones. El fluido se distribuye a los aeropuertos de todo el sistema doméstico, incluyendo sitios clave como Los Ángeles, Atlanta, Las Vegas, Dallas-Fort Worth y Chicago-O’Hare.

Otra modalidad

“Debido a las grandes cantidades de combustible para aviones que utiliza Delta, no podemos sólo comprarlo según sea necesario como lo hacemos para un automóvil. El proceso se inicia con la presentación de solicitudes de propuestas a los proveedores de combustible para avión, esencialmente se presentan ofertas para el suministro de combustible en determinados aeropuertos. Una vez que esas ofertas se otorgan, el grupo monitorea el desempeño de los contratistas, soluciona problemas de suministro y permanece en guardia todo el día por si surgen inconvenientes en el suministro o cuestiones operativas. Y mientras que la compra y las operaciones se han centralizado, individualmente negociamos contratos de combustible para avión en cada uno de los 350 aeropuertos (incluidas las estaciones de desviación y de alquiler) en los que servimos, dependiendo de las situaciones logísticas y económicas particulares de cada una de las locaciones”, aclaró Patrick Callan…

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.cronista.com/transportycargo/Delta-reduce-sus-costos-con-una-riesgosa-jugada-20150909-0002.html

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews