jQuery
Mundo

Bolivia: Inutilidad de aeropuertos hace prever pérdidas

septiembre 21, 2015
Aeropuerto espera 2

Puntual. Expertos anticipan que la inversión en los aeródromos de Chimoré, Copacabana, Monteagudo y Oruro es difícil de recuperar.
La construcción de cuatro terminales aéreas, aún inconclusas, deja dudasInutilidad de aeropuertos hace prever pérdidas

La construcción de al menos cuatro terminales aéreas durante los últimos años en el país, tres de ellas aún en proceso, hacen prever, según los analistas y expertos en el tema, pérdidas millonarias a la inversión de al menos $us 70 millones de dólares que dispuso el Estado boliviano. Entre ellas se encuentra la de Chimoré (en el trópico de Cochabamba), los turísticos Tito Yupanqui (Copacabana, La Paz) y “El Bañado” del municipio de Monteagudo (Chuquisaca). En cambio, el aeropuerto Juan Mendoza de Oruro, que ya fue inaugurado en febrero 2013, hasta ahora luce como un “elefante blanco” sin ser utilizado plenamente y muy distante de constituirse en los hechos como una terminal aérea internacional, tal como fue categorizado por las instancia de aeronaútica civil.

Armando Méndez señala que esos cuatro proyectos desnudan una enorme debilidad del Gobierno en el manejo de los recursos públicos, tanto que esas inversiónes no provienen del “gasto corriente”, sino que son inherentes a la inversión pública, cuya utilización de los ingresos del país se la hace “absolutamente ausente de una planificación”. “El gran problema es que el Estado, por dedicarse a hacer inversiones en empresas públicas, hace todo mal, sin estudios y menos con planificación, estos trabajados tranquilamente pueden ser desarrollados por empresas privadas, dado que ellos ven rigurosamente si conviene o no hacer una inversión como son los aeropuertos”, puntualizó.

Diagnóstico a los proyectos. Pese a la escasa información fidedigna del Ministerio de Obras Públicas, instancia de la cual depende la construcción de aeropuertos del país, se tiene casos preocupantes como es la terminal aérea de Oruro. A casi tres años de su inauguración, practicamente su utilidad no llega ni al 10% de su capacidad instalada, con apenas tres vuelos semanales de la línea Transporte Aéreo Militar (TAM) y un volumen de ocupación de 250 pasajeros incluido en ida y vuelta a dicha ciudad, en ese periodo de tiempo. En dicha infraestructura aérea, el Estado ha erogado alrededor de $us 19,1 millones de inversión.

En lo que va del año, dos líneas aéreas han dejado de operar a dicha ciudad: Aerocon y Amaszonas. La primera porque entró en quiebra y se disolvió como empresa; la segunda, que vinculaba a una ruta internacional con tres vuelos semanales entre Santa Cruz-Oruro-Iquique, cerró su paso por la ciudad del Pagador, dada la escasa demanda de pasajeros y por otro por las condiciones complejas de aterrizaje que ofrece dicha terminal. “Es que nadie va ha volar donde económicamente solo le significa pérdidas en lugar de ganancias”, reflexiona, Julio Alvarado, economista…

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.eldia.com.bo/index.php?cat=1&pla=3&id_articulo=181109

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews