jQuery
Industria Aeronáutica

Un dron del INTA ensaya la ‘convivencia’ de los aviones comerciales y los no tripulados

enero 20, 2016

Un avión no tripulado controlado a distancia (RPA o dron) del INTA participa en el proyecto DEMORPAS para estudiar la viabilidad de la integración en el espacio aéreo de estas aeronaves con los aviones comerciales.

Las funciones de los drones van más allá de las bélicas -las más conocidas-, abarcando la seguridad, protección civil, etc. La gran cuestión que está sobre el tapete a propósito de los RPAS es su integración en el espacio aéreo hasta ahora monopolizado por los aviones tripulados. De hecho, la falta de un marco normativo armonizado y las dificultades para la integración segura de los RPAS en el espacio aéreo no segregado, están obstaculizando el desarrollo de estos sistemas, reduciendo por lo tanto el alcance de sus aplicaciones.

El programa europeo SESAR lanzó hace un par de años una convocatoria para estudiar la integración de las aeronaves no tripuladas en el espacio aéreo convencional. El proyecto español DEMORPAS, que finalizará en el primer trimestre de este año, fue uno de los aprobados por SESAR, junto con el también español Ariadna y otros europeos.

DEMORPAS, que incorpora a los principales actores normalmente involucrados en este tipo de actividad (diseñadores de las plataformas RPAS, usuarios del espacio aéreo, controladores aéreos y fuerzas aéreas), pretende adquirir conocimientos y experiencia sobre los principales aspectos de esta integración.

Formado por un equipo multidisciplinar de diferentes empresas e instituciones -ISDEFE (coordinador del proyecto), Crida, Enaire, FADA-CATEC e INTA, con la colaboración de la Fuerza Aérea Española-, el proyecto DEMORPAS se ha dividido en tres fases.

En la primera (de definición), el equipo estableció los procedimientos de gestión de tráfico aéreo, tanto para situaciones nominales como para las de emergencia. En ella se requirió la realización de algunas modificaciones en el RPAS ALO, desarrollado por el INTA, para implementar las funcionalidades requeridas para las operaciones. En la fase de validación se probó el concepto mediante la realización de operaciones de vuelo reales con el sistema ALO y un avión tripulado.

Estas dos fases han concluido satisfactoriamente con los ensayos en vuelo realizados durante la cuarta semana de octubre y la cuarta semana de noviembre de 2015 en el aeropuerto de Matacán, en Salamanca. En un primer ejercicio el ALO realizó los vuelos en modo autónomo incluyendo las fases de taxi, despegue, ascenso y crucero hasta el área de trabajo definida.

Siguiendo los procedimientos de vuelo, el RPAS fue seguido por diferentes servicios de control de tráfico aéreo (ATC Salamanca y ECAO Madrid en ruta). Ya en la zona de trabajo (área poligonal que se extiende desde 30 a 65 km al Este del aeropuerto), varias emergencias fueron simuladas como pérdida del Data Link (enlace de datos), fallo de GPS y fallo parcial de motor.

En los ejercicios, aparte de controladores del Ministerio de Defensa, también participaron controladores aéreos del Centro de Control de Madrid y de la Dirección de Operaciones de Enaire. En estos vuelos no se incluyeron aviones tripulados.

En un segundo ejercicio las operaciones en vuelo se llevaron a cabo con el ALO y el avión experimental STEMME S-15 de INTA, tripulado por dos comandantes del CLAEX (Centro Logístico de Armamento y Experimentación) del Ejército del Aire. Ambas aeronaves en su operación, compartieron el mismo espacio aéreo. Los vuelos incluyeron la operación bajo procedimientos de emergencia simulados y un conflicto entre las dos aeronaves, resuelto por el controlador aéreo según los procedimientos diseñados para tal efecto…

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.actualidadaeroespacial.com/default.aspx?where=7&id=1&n=16956

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews