jQuery
Industria Aeronáutica

Solts AICM será la primera prueba real para Trump

febrero 2, 2017

Todas las aerolíneas van con todo lo que pueden por el control del mercado aéreo Mex-USA que sigue teniendo un crecimiento espectacular y, frente a pretensiones absurdas de complicar el paso fronterizo de personas, el tránsito aéreo (que tiene pasaporte y visa, o sea que es legal) se vuelve mercado estratégico por proyección de crecimiento.

De ahí que el expediente de la asociación de Delta, que dirige Ed Bastian, y Aeroméxico, que lleva Andrés Conesa, —que definirá el 6 de febrero el Departamento de Transporte (DOT, por sus siglas en inglés)—, no sólo sea relevante para las aerolíneas, sino para la relación completa, porque además de que Anthony Foxx ha dejado el puesto a Elaine Chao en la Secretaría de Transporte, las aerolíneas de bajo costo están solicitando y buscando influir con todo en la decisión que se tome en Estados Unidos respecto del futuro de los 14 pares de slots que soltará Aeroméxico en el AICM, de Alejandro Argudín.

Si se pretende aplicar el #MAGA, podría generarse una fuerte reacción en México, porque en el espacio solicitado por Volaris, VivaAerobus, Southwest, Alaska Airlines y Jet Blue, además de Interjet en JFK, no hubo inicialmente impedimento alguno, o racionalidad de frente en las condicionalidades impuestas por el DOT, para que no pudieran participar en la “especie de subasta” las aerolíneas mexicanas señaladas.

Por ello llama poderosamente la atención el argumento que ayer esgrimió SouthWest, de Gary Kelly, si considera la fase uno y dos en que se dividió el desprendimiento de 24 slots requeridos a Aeroméxico, ya que las tres estadunidenses solicitaron 14 (diez en la fase uno y cuatro en la dos) y las mexicanas 17, pero Volaris y Viva pidieron 70% de los slots asignables, ocho en la fase uno y nueve en la fase dos…

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.dineroenimagen.com/2017-02-02/83137

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews