jQuery
Industria Aeronáutica

Aerolíneas de bajo costo en Colombia: Nuevas opciones para volarse

marzo 9, 2017

Las aerolíneas de bajo costo son una alternativa que está tomando fuerza en el país debido a que sus precios e itinerarios garantizan un mercado muy activo con muchos beneficios directos para los usuarios. La llegada de un nuevo actor a la industria de aerotransporte civil estimulará la oferta y ofrecerá nuevas posibilidades a los consumidores.

En alguna época, volar era considerado un servicio de lujo en Colombia, al cual pocos podían acceder, debido a que los altos costos operacionales se traducían en tiquetes a tarifas que sólo podían ser adquiridos por una limitada parte de la población del país. Sin embargo, con la llegada de Viva Colombia e EasyFly hace unos años, el mercado se dinamizó al punto de que las grandes aerolíneas tradicionales tuvieron que bajar sus precios para mantener la competitividad frente a estas nuevas compañías que rompieron con el paradigma de que volar es para unos pocos. El mejor ejemplo es el cambio de tarifas que comenzará a implementar Latam Airlines (anteriormente, LAN Colombia) en abril de este año para ajustarse a esta tendencia del low-cost en el sector de vuelos comerciales.

Con el comienzo de operaciones de Wingo (filial de bajo costo de Copa Airlines) en enero 1 de 2017, se reconfiguró la industria aérea para provecho de todos los viajeros, dado que la oferta de aerolíneas de este tipo aumentó.

En cuestión de cifras, Wingo está marcando la pauta: con algo de más dos meses en funcionamiento, la aerolínea tiene un índice de puntualidad de 88,7%; un factor de cumplimiento del 100% (cero cancelaciones); 100.000 pasajeros transportados; 200.000 tiquetes vendidos; y 10 millones de dólares en ventas. Esto último es debido a que la aerolínea se caracteriza por sus precios muy asequibles, los cuales, además, pueden escogerse de acuerdo al presupuesto del viajero. Por ejemplo, el rango de precio de la ruta Bogotá – Cartagena – Bogotá oscila entre los COP$60.000 y los COP$130.000.

Al respecto de la llegada de la firma al país, Manuela Muñoz Ángel, gerente de Comunicaciones de Wingo, contó a Entre Líneas que como empresa decidieron “apostarle a un modelo bajo costo porque nos dimos cuenta de que el colombiano no estaba volando lo suficiente; y una de las causas principales era el costo. El país solo registra 0.5 viajes en avión per cápita al año, lo cual es significativamente bajo en comparación con otros países similares a Colombia. Luego de nuestra llegada, nos dimos cuenta de que ya estamos estimulando el mercado en el país, los viajeros ya pueden volar más”.

Ese estímulo mencionado por Muñoz es importante ya que muchos economistas y el gremio de las aerolíneas aseguraba que vendría una importante alza de precios por el impuesto al carbono que entró a regir con la Reforma Tributaria de 2016. Se creía que este tributo aumentaría los precios de los tiquetes puesto que el jet fuel y el queroseno (o combustible de avión) quedan gravados con COP$148 por galón. Sin embargo, con la llegada de este nuevo actor al mercado será muy difícil que esta predicción económica tenga cabida ya que las aerolíneas se verán forzadas aún más a bajar sus precios frente a sus competidores, posiblemente, a expensas de una rentabilidad mayor a la que el sector esperaría —pero eso sí, muy buena por el éxito de este modelo de negocios—…

Compartir noticia por email:
Fuente: http://entrelineas.co/breaking-news/aerolineas-de-bajo-costo-nuevas-opciones-para-volarse/

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews