jQuery
Salón Vip

Claude- Nuevo Pudahuel: “Nueva terminal contribuirá a fomentar la apertura de nuevas rutas y a la llegada de nuevas aerolíneas”

abril 6, 2018

Poder contar con una infraestructura aeroportuaria acorde a la demanda de vuelos y pasajeros, es uno de los principales desafíos de las terminales aéreas más grandes de Latinoamérica. Un crecimiento acelerado de la oferta y la demanda y una mayor competitividad por la irrupción de las aerolíneas de bajo costo, han hecho que muchos aeropuertos de la región no den abasto con la cantidad de personas que utilizan este medio o están próximas a hacerlo.

Este es el caso del Aeropuerto Internacional de Santiago, Arturo Merino Benítez (AMB), que en 2014 tenía una capacidad de 16 millones de pasajeros, cifra que según proyecciones podría llegar a los 30 millones en 2020 y con un potencial de crecimiento de hasta 45 millones. Motivo por el cual este recinto pasa en la actualidad por una extensa obra de remodelación de su actual terminal de pasajeros, que quedará ampliado de 110 mil a 119 mil m2 y será sólo para uso nacional y la construcción de un nuevo edificio internacional. Instalaciones que contarán con un mayor número de mangas, nuevos módulos de auto chequeo, un mejor sistema de equipajes y otras modernas incorporaciones que buscan incrementar la seguridad de sus operaciones y una reducción de los tiempos de espera de sus pasajeros, incluyendo aquellos con movilidad reducida.

Nuevo Pudahuel, concesionaria de la principal puerta de entrada a Chile, considera que “el crecimiento de un aeropuerto debe ir acompañado de una estrategia cívica, ya que son la primera impresión del país para turistas extranjeros y una cuestión de orgullo para sus habitantes. Tiene que reflejar los valores culturales del país en el que se ha aterrizado, ser amigable con el medio ambiente, fomentar la inclusión de las comunidades locales y ofrecer una experiencia segura y cómoda con servicios ininterrumpidos para todos sus usuarios”

Así lo afirmó el ejecutivo Nicolás Claude, gerente general de la operadora formada por Groupe ADP (45%), VINCI Airports (40%) y Astaldi Concessioni (15%), que habló con AeroLatinNews sobre los avances de las obras, los desafíos, y la manera en que enfrentan las críticas de las principales aerolíneas locales, quienes reclaman que es necesario agilizar estos trabajos.

1- Desde la llegada de Nuevo Pudahuel a AMB, ¿Cuáles han sido los principales desafíos que han enfrentado y cuáles han sido los resultados obtenidos?

NC: Los desafíos son muchos, desde potenciar el aeropuerto Arturo Merino Benítez con el arribo de reconocidas líneas aéreas e impulsar a las actuales, pasando por mejorar los servicios existentes, hasta construir un nuevo terminal, y todo en un aeropuerto que opera permanentemente.

En cuanto a la captación de nuevos operadores aéreos, en apenas dos años hemos atraído a seis, se han abierto 22 nuevas rutas y de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios de los pasajes han bajado en más de 30%. Hemos inaugurado importantes servicios gratuitos como el WiFi, libros digitales, sesiones de yoga, más espacios de descanso y también nuevas tiendas como McDonald’s o Swarovski.

La construcción –en la que hemos intentado minimizar el impacto a los usuarios- ha sido un trabajo mancomunado de la comunidad aeroportuaria, quienes ponemos lo mejor de cada área para que el pasajero tenga una experiencia fluida en un contexto de desarrollo dinámico del mercado.

2- ¿Cómo manejaron las dificultades relacionadas con las obras de ampliación del aeropuerto en época de alta demanda este verano y qué evaluación hace de este proceso?

NC: Si bien hemos trabajado para que las obras no influyan en la operación diaria del aeropuerto, sabemos que el cambio de locación de los estacionamientos puede confundir a nuestros pasajeros repetitivos. Es por eso que hemos reforzado todas nuestras comunicaciones en torno a esto para que los usuarios y profesionales del aeropuerto puedan anticipar de la mejor maneja los cambios que vive el recinto en esta fase.

Asimismo, es fundamental la coordinación con PDI, SAG y Aduanas, quienes reciben cada mes los flujos futuros divididos por hora y es así como estas instituciones públicas pueden organizar sus recursos humanos para adecuar su servicio al número de pasajeros.

3- ¿Cómo van los trabajos de ampliación del aeropuerto, los tiempos son los esperados?

NC: La información técnica de avance es sólo entregada por el Ministerio de Obras Públicas, pero de acuerdo al último informe que comunicaron, y es lo correcto, estamos por sobre el 20%.

4- ¿Cómo ve la llegada de nuevas compañías como puede ser el caso de Emirates, la cual podría generar apertura a nuevos mercados y traer aviones de gran tamaño?

NC: La atracción de nuevos operadores y el fortalecimiento de los actuales es uno de los esfuerzos más importantes que hacemos. El país se ve tremendamente beneficiado por la apertura de nuevas rutas y el aumento de la conectividad aérea del país. Con esto se estimulan las economías locales, bajan los precios de los pasajes aéreos, se crean nuevos empleos y Chile se abre, aún más, al mundo. Es así como Alitalia, British Airways, Avianca Brasil, JetSmart y Emirates han inyectado nuevos bríos al aeropuerto Arturo Merino Benítez, así como las nuevas rutas de LATAM o el modelo low cost de SKY Airline.

5- ¿Cree usted que es posible el funcionamiento de más aerolíneas y en especial más low cost en el mercado local y en el nuevo aeropuerto?

NC: Siempre hemos creído en el gran potencial de Chile y del AMB y es por eso que nuestra Subgerencia de Desarrollo de Tráfico Aéreo creó la APPIA (Alianza Público Privada de la Industria Aérea) donde tanto la Dirección de Aeronáutica Civil de Chile (DGAC), la Dirección de Aeropuertos (DAP), la Junta de Aeronáutica Civil (JAC), el Ministerio de Obras Públicas (MOP), InvestChile y Nuevo Pudahuel, se han unido para atraer a los mejores operadores y a fortalecer a los actuales. En este sentido, el nuevo terminal contribuirá a fomentar la apertura de nuevas rutas y a la llegada de nuevas aerolíneas gracias a lo que más se necesita ahora, una nueva capacidad que permita acompañar el crecimiento del mercado. Sin embargo, también es importante, que los aeropuertos se preparen para la llegada de las aerolíneas low cost, ya que, en diversas formas, necesitan servicios específicos que impliquen adecuaciones en las instalaciones actuales.

Compartir noticia por email:
Fuente: AeroLatinNews

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews