jQuery
Noticias Destacadas

Gustavo Esusy: "Era imposible pensar en tener aeropuertos del primer mundo si no había vuelos"

Gustavo Esusy: "It was impossible to think of having first world airports if there were no flights"

mayo 15, 2018

Reportaje con el Gerente Regional para el Mercosur de COPA Airlines explica los motivos por los cuales tienen grandes expectativas de crecer en la Argentina y cómo más vuelos generan más empleos y negocios genuinos.

¿Cómo está estructurada la empresa en la actualidad?
Cuando me nombraron Gerente Regional para el Mercosur tuve la responsabilidad de Brasil, pero cuando cambiamos nuestro Vicepresidente de Ventas, hace ya año y medio, yo pasé a reportarle directamente a Christophe Didier, que es el Vicepresidente global de Copa AIrlines, y él reestructuró todas las regiones.
Didier tiene hoy un Gerente Regional en Miami, que tiene responsabilidad sobre Estados Unidos y Canadá; otro Gerente está en Panamá y es el responsable de Centroamérica y el Caribe; luego hay un Gerente en Colombia, responsable del norte de Sudamérica y México; otro en San Pablo, para todo Brasil, y estoy yo, basado en Buenos Aires, con responsabilidad sobre Argentina, Chile, Uruguay, Bolivia y Paraguay.

Esa reestructuración ¿tiene que ver con el crecimiento que tuvo Copa?
Exactamente. Hasta hace un año y medio, cuando yo tenía a mi cargo el mercado de Brasil, la aerolínea tenía muchas menos operaciones que hoy. En este momento Copa Airlines vuela a nueve ciudades brasileñas, son 90 vuelos semanales desde Brasil hacia el hub de las Américas, en Panamá, que es una región en sí misma. Además, la visión estratégica de nuestro Vicepresidente hizo que en las cinco ciudades donde hay un Gerente regional, se correspondan con los cinco países de mayor peso dentro de la estructura de la compañía. A partir de ahí, los valores absolutos de la composición de todos los ingresos, están bastante repartidos.
La región Mercosur es muy importante dentro de la compañía, y si bien Argentina es el país de mayor peso, Chile es muy importante y ambos se complementan con Paraguay, Uruguay y Bolivia. En la región crecemos de manera sostenida, afortunadamente, en los últimos dos años también lo hizo Argentina, a pesar de que veníamos relegados.

Por ese crecimiento hoy tienen vuelos desde cuatro ciudades argentinas ¿no?
Vamos camino al año 19 desde que comenzamos a volar a Buenos Aires, y empezamos sólo con cuatro frecuencias semanales. Hoy volamos a Panamá desde Buenos Aires tres veces por día, y con oportunidad de volar más, si es que logramos permisos de ruta. Luego, hace 11 años empezamos a volar a Córdoba. Y si bien dentro del plan estratégico de la compañía siempre existió la oportunidad de seguir creciendo en frecuencias, hubo un impasse, durante un tiempo, cuando no se autorizaban frecuencias en nuestro país, y hace dos años empezamos a volar a Rosario. En el 2017 incoporamos Mendoza, y hoy estamos con tres vuelos por día desde Buenos Aires, dos de Córdoba, uno de Rosario y uno de Mendoza.

¿El mercado nacional ha crecido para cubrir todas esas plazas, o las plazas quedan cubiertas con capacidad insatisfecha de Uruguay, Chile, etc.?
Hay una combinación de todo. Pero cualquiera de las diferentes ecuaciones que tomes en cuenta son positivas para la Argentina. Vimos que había una oferta muy reprimida, había mucha demanda y poca oferta en nuestro mercado. Eso hacía que los argentinos, para volar, cuando se llenaban los vuelos de Argentina, automáticamente desbordaran por las fronteras. Hay pasajeros que naturalmente van a seguir saliendo por las fronteras, por ejemplo, un pasajero de Chaco, que no tiene un vuelo directo saliendo de Resistencia va a seguir yendo al aeropuerto de Asunción, además, culturalmente se siente parte. Ahora bien, un mendocino, cuando no tenía opción de volar desde su provincia, se iba a Chile. Hoy, con la oportunidad del vuelo directo, ya no tiene esa necesidad. Y el de las provincias vecinas también tienen la posibilidad de llegar a Mendoza, sin tener que ir a Chile.
Obviamente, no todas las ciudades tienen el potencial para mañana tener un vuelo, por eso digo que habrá situaciones que se seguirán dando, pero hay otras que no.

Decías que cualquier de esas ecuaciones terminan favoreciendo al país, ¿porqué?
Por un lado, cuando nosotros abrimos una ruta, se genera un montón de empleo, el directo con el personal propio que la compañía contrata para manejar su operación, más el personal de mantenimiento y el de venta; pero está el indirecto, que naturalmente se genera por un vuelo.
Cuando anunciamos la ruta a Rosario, por ejemplo, el primer escollo que tuvimos que salvar fue que, excepto Ezeiza, Córdoba y Aeroparque, no había ningún aeropuerto en todo el sistema nacional que ofreciera servicio de catering a bordo. Para muchas rutas regionales poder abastecerse de un sándwich en el origen, y traerlo para el vuelo de regreso, era viable. Para la ruta de Copa, que son siete horas nosotros damos comida, y además comida caliente, y tenemos doble servicio, con lo cual esa solución del sandwich era inviable. Pensar en poder abastecer esa comida en Panamá, que vuele siete horas hacia el destino, que esté una hora y algo en tierra, y que una hora antes de llegar se sirva un desayuno con esa comida que lleva casi un día a bordo. Era impensable.

¿Cómo se solucionó ese inconveniente?
Nuestro proveedor en Córdoba nos dijo: "si ustedes van a volar a Rosario, yo abro una sucursal ahí". Y se instaló. Para eso tuvo que construir la cocina, contrató mano de obra para la construcción, tuvo que contratar cocineros, personal de planta, y eso se replicó luego en el Aeropuerto de Mendoza, porque tampoco teníamos servicio de catering, y el mismo proveedor se posicionó en Mendoza. Eso es generación de empleo, lo que es positivo para la provincia y para el país. Además, está la puerta de conexión que se abre. Por ejemplo, nosotros abrimos la ruta a Mendoza donde este año fue la conferencia anual del BID, y muchos de los pasajeros que tenían que llegar desde Washington volaron directo a la provincia sin tener que pasar por Chile o Buenos Aires. Eso genera trabajo para los taxistas, para el kiosco del aeropuerto, que ahora vende a la 1 AM. Pero además de todos esos eventos particulares, está la posibilidad y la oportunidad que tiene cada una de las provincias, en salir a ofrecerse al mundo.
Por eso, de alguna manera estás contribuyendo al desarrollo económico del país.

Además, Copa firmó un compromiso, junto con el Ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, para promover
Argentina en el extranjero, y garantizar un mínimo de pasajeros. Para eso va a trabajar cooperadamente con el Ministerio de Turismo de la Nación y de las provincias para hacer promoción de Argentina en el exterior, y ¿cómo lo hemos hecho? Porque no te hablo de lo que vamos a hacer sino de lo que ya hicimos. Por ejemplo, en Times Square (Nueva York), desde noviembre hasta marzo, había una valla publicitaria hablando de Mendoza y de la ruta de Copa a Mendoza, obvio, más acciones en vía pública, y en medios internos como externos. El compromiso es medible, porque de nada sirve decir voy hacer todo esto, si no puedo mostrar resultados. Nuestro compromiso es aportar, por lo menos, un 30 por ciento de los pasajeros que vuelan en Copa que sean receptivos. Desde que se firmó, hasta la fecha, lo venimos manteniendo. Eso nos permite pensar en poder seguir expandiendo nuestras rutas…

Imagen: http://www.mensajeroweb.com.ar

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.mensajeroweb.com.ar/index.php/2018/05/14/gustavo-esusy-era-imposible-pensar-en-tener-aeropuertos-del-primer-mundo-si-no-habia-vuelos/

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews