jQuery
Curiosidades

Si no te gusta la película para tus hijos, ¡te pueden bajar del avión!

16/04/2013

En la ruta entre Denver y Baltimore, un vuelo de la aerolínea United fue desviado hace pocos días aduciendo "motivos de seguridad". ¿Llevaban los pasajeros objetos peligrosos a bordo? ¿Habían mostrado una actitud agresiva? No, al parecer, se trataba de una familia que no estaba de acuerdo con la pelí­cula que se estaba exhibiendo a bordo.

Cuando el vuelo había partido, como es habitual, comenzó la proyección de una pelí­cula en los monitores suspendidos en el techo de la cabina. En concreto, se trataba del film Alex Cross, que tiene una clasificación para mayores de 13 años.

La mentada familia viajaba con sus dos hijos, de 4 y 8 años, y desde el principio de la pelí­cula se horrorizaron por las escenas violentas y explí­citas de la misma.
"Muestra violencia extrema y contenido sexual explí­cito. En nuestro avión, un A320, la pelí­cula fue proyectada en pantallas desplegables por encima de los asientos, de tal manera que no podíamos proteger a nuestros niños de este contenido inapropiado", ha explicado la familia en una carta a The Atlantic, que se ha reproducido sin nombres.

Así que preguntaron a dos auxiliares de cabina si era posible recoger la pantalla, al menos la que ellos podían mirar, a lo que se les contestó negativamente. En el siguiente paso, solicitaron apagar la proyección. Igualmente, las azafatas dijeron que no era posible, ya que molestaría a otros viajeros.

Ahí hubiese quedado todo, puesto que los padres se conformaron y recurrieron a otras técnicas: distraer a los niños para que dejasen de mirar a la televisión cuyas imágenes fuertes les atraían tanto.

Sin embargo, menos de una hora después, el capitán anunciaba por la megafonía que el vuelo se iba a desviar. “Si esto hubiera sido en un cine o un restaurante, nos habríamos ido, simplemente, ante un contenido así de violento”, explicaron. “En un viaje a 12.000 metros del suelo, esto no era una opción".

El vuelo aterrizó en Chicago, los cuatro miembros de la familia fueron desembarcados e interrogados por las autoridades en el aeropuerto, y más tarde reubicados en otro avión hacia su destino. Dichos padres ahora se quejan por el uso de la autoridad que hizo el capitán en este caso, que califican de "vengativo", cuando ellos en ningún momento realizaron ningún escándalo.

Frente a una reclamación legítima de una familia que desea proteger a sus hijos de contenido audiovisual violento, nos acordamos de las noticias en las que se hablaba de restaurantes, tiendas o aerolíneas que empiezan a “prohibir niños” u ofrecer servicios “libres de” los más pequeños, una tendencia al alza.

Compartir noticia por email:
Fuente: http://es.tendencias.yahoo.com/

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews