Now Reading:
Rafael Alonso. «Vemos un futuro brillante para la aviación en Brasil»
Full Article 5 minutes read

Rafael Alonso. «Vemos un futuro brillante para la aviación en Brasil»

El presidente de Airbus para América latina y el Caribe destacó que el tráfico aéreo de la región crecerá a un ritmo del 4,9% anual en los próximos20 años, por encima del 4,7% del promedio mundial.

El transporte es a la economía lo que el mercurio al termómetro. Tanto en las cargas como en los pasajeros, y así en el agua como en la tierra y en el aire. Por eso las proyecciones que hace de la región uno de los dos mayores fabricantes de aviones del mundo, Airbus, deben tomarse muy en cuenta: «La industria de la aviación es menos dependiente de las variaciones económicas vigentes porque tiene en cuenta las proyecciones de la demanda a medio y largo plazo, que es lo que las compañías aéreas usan para evaluar los planes de expansión de flota y modernización», explicó a la nacion Rafael Alonso, presidente del fabricante europeo para América latina y el Caribe.

-¿Qué significa sumar aviones de mayor capacidad?

-Con una demanda de aviones que se duplica cada 15 años, es razonable entender por qué en la última década existió una gran demanda de aviones con mayor alcance, fuselaje y confort. En todo el mundo las aerolíneas optan por las variantes más grandes de la familia A320, una tendencia que valida nuestras inversiones en innovación en el desarrollo del A321: un tercio de las aeronaves de la familia A320 por entregar son A321. En América latina, el tráfico en la región crecerá a un promedio del 4,9% anual en los próximos 20 años, superando el promedio mundial del 4,7%, de la mano de una economía fuerte y una clase media creciente. Esto equivale a una demanda de aviones más grandes: aerolíneas como Volaris recibirá su primer A321 este año, y Latam Airlines tiene programado recibir el primer A350 XWB de América.

-¿Cuál será el impacto de la baja en el precio del petróleo en el sector?

-El menor precio del combustible aumenta el rendimiento financiero de las líneas aéreas, lo que permite la expansión de la flota y la sustitución por modelos nuevos más modernos y cómodos para los pasajeros, lo que redunda en más beneficios para las compañías aéreas. El combustible representa entre el 30 y el 40% de los costos de una línea aérea, y si nuestros productos pueden ayudar a nuestros clientes con ello, bienvenida la oportunidad. La batalla para seguir reduciendo el consumo de combustible por asiento seguirá siendo una máxima prioridad para nosotros.

-¿Cómo impactará «el desinfle» de la economía de Brasil, uno de los protagonistas principales de la región?

-La economía brasileña estuvo algo fluctuante a lo largo de los años, pero eso no impidió que el país sea uno de los mercados más grandes y con el mayor crecimiento de los últimos 20 años. Incluso con una economía estabilizándose, Airbus ve por delante un futuro brillante para la aviación del país. La demanda de tráfico aéreo doméstico en Brasil creció un 6% en 2014 (casi el 5% en el tráfico internacional). Brasil representa más de un tercio del tráfico aéreo de toda América latina, es el mercado más grande de la región y uno de los de mayor crecimiento del mundo. Además, se espera que la demanda de aviones siga creciendo en los próximos 20 años. Según nuestro último Global Market Forecast (GMF), se necesitarán 1300 aeronaves de pasajeros para cubrir el crecimiento de tráfico en el país.

La industria de la aviación es menos dependiente de las variaciones económicas vigentes porque tiene en cuenta las proyecciones de la demanda a medio y largo plazo, que es lo que las compañías aéreas usan para evaluar los planes de expansión de flota y modernización. Y las principales aerolíneas brasileñas están modernizando sus flotas: Azul realizó un pedido de 35 aviones A320neo en octubre, y en abril de 2014 anunciaron que arrendarán 12 aviones de fuselaje ancho. Y cuanto más lenta es la economía, mayor es la necesidad de reducir los costos. Con la modernización de la flota, se baja el consumo de combustible y se optimizan los costos de mantenimiento, que contribuyen a incrementar las ganancias de una compañía aérea. Por ejemplo, Latam, nuestro mayor cliente en la región, se beneficiará inmediatamente de un consumo de combustible por asiento un 25% más bajo cuando empiecen a operar el primer A350; en tanto que los A320neo consumirán un 15% menos.

-¿Cómo está la infraestructura de la región para recibir aviones más grandes?

-Debe mejorarse en aspectos como la capacidad de las terminales, las aduanas y el área de migraciones, estacionamiento en los aeropuertos, y la gestión del control del tráfico aéreo. Es necesario adaptarse para servir de un modo eficiente al creciente tráfico, dado que 10 de las 91 megaciudades de la aviación -es decir, ciudades con más de 10.000 pasajeros diarios de larga distancia- estarán en América latina en 2033…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.