jQuery
Tendencias

Un avión que vuela sin tripulantes y sin combustible

11/06/2013

Sin tripulantes y sin combustible, pero capaz de volar indefinidamente. Así es el prototipo de avión solar que será una realidad en septiembre y en cuya construcción participa la firma aeronáutica vasca Aernnova Engineering Solutions Ibérica. Según sus creadores, este avión solar, que tiene una envergadura de 16 metros, se dedicará, principalmente, a labores de vigilancia de fronteras, carreteras o tráfico marítimo, a la gestión de catástrofes, como los incendios, la obtención de información y datos y a realizar mediciones.

Con un presupuesto total de 1,4 millones de euros, en esta iniciativa también participan la Universidad Politécnica de Madrid, el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) del Cabildo de Tenerife y el Ministerio de Economía y Competitividad. Durante la presentación de un vuelo virtual de este prototipo, el profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid, Miguel Ángel González, explicó que este avión, que tendrá unos 8,5 metros cuadrados de ala, estará cubierto en un 95% por paneles solares.

Una de sus características fundamentales será la capacidad de volar “indefinidamente”, por lo que podrá afrontar misiones que en la actualidad se resuelven por medio de satélites, pero con ciertas deficiencias y a un coste elevado, indicó Miguel Ángel González. Este avión está diseñado para volar a una altitud de crucero de 8.000 metros, para que de ese modo esté por encima de las nubes y se puedan cargar sus baterías.

Su velocidad será de unos 80 kilómetros a la hora, avanzó González, quien añadió que la previsión es que en septiembre esté listo para su montaje el primer prototipo de un proyecto que tiene que concluir a finales del año próximo. El profesor explicó que la aeronave tiene ventajas respecto a helicópteros y otros tipos de aviones porque el coste de una hora de vuelo en estos es mucho más elevado y además no hay riesgo de que provoque accidentes porque no tiene que realizar operaciones de despegue y aterrizaje. También apuntó ventajas con respecto a la observación desde satélites, pues estos están a una altura de mil kilómetros y pasan por el objetivo dos veces al día, mientras que este avión solar podrá estar “continuamente observando” una zona o espacio.

El profesor destacó que se trata de un proyecto “útil y vendible”. De hecho, el precio estimado de una unidad del nuevo aparato es de 150.000 euros, con lo que es mucho más barato que el coste operativo de un helicóptero durante un mes, añadió Miguel Ángel González.

Tanto el sistema de navegación como la técnica de laminación de las células fotovoltaicas en las alas han sido desarrollados por el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER), por lo que el prototipo llevará el nombre de Tenerife.

La empresa vasca Aernnova Engineering Solutions Ibérica, dedicada a la ingeniería aeronáutica, ha participado en la creación del prototipo de avión solar.

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.deia.com

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews