jQuery
Turismo

Turismo todo terreno

12/04/2013

Las postales se repiten todo el tiempo. Una SUV espectacular remolcada por un viejo Ika doble tracción en un médano de Pinamar; una malograda Dodge Ram cubierta por la marea en Las Grutas; o como se suele ver cada tanto en la Patagonia, un Renault 12 desvencijado pasa lentamente junto a la camioneta encallada en la nieve, el barro o la arena.

¿Cuál es el quid de la cuestión? El parque automotor con tracción en las cuatro ruedas es vasto. Lo que no abundan son los pilotos capacitados para sortear las alternativas que plantean los terrenos. No es raro encontrarse con una reluciente 4×4 auxiliada por alguna camioneta más humilde pero con mejor conductor.

De allí­ que una buena manera de cuidar el vehículo propio y evitarse golpes en el ego es aprender las técnicas de manejo off road. Y no solo de todo terrenos de raza. A las SUV compactas como Renault Duster y Ford Ecosport se les puede sacar el jugo mucho más si se conocen sus características. Para eso, se pueden aprovechar desde las clínicas que ofrecen las marcas cada verano en la playa hasta verdaderos cursos de capacitación, como los que ofrecen los parques 4×4 cercanos a Buenos Aires.

De la mano de instructores especializados es posible aprender a dominar la máquina propia en Parque 4×4 de Cañuelas, en los cursos de Suricata 4×4 o en las travesías de grupos como Expediciones 4×4 TT. Y esto se aplica a dueños de un todo camino como una Ecosport doble tracción hasta los poseedores de un auténtico todo terreno como un Toyota Land Cruiser o un Land Rover Defender.

En Cañuelas, a todo vapor

Parque 4×4 es una creación de Nicolás Bednarz, quien armó el circuito de práctica. Los cursos no son costosos, depende de si se forma parte de un grupo o si se eligen clases particulares; lo invariable es que los contenidos siempre incluyen técnicas de conducción en diferentes terrenos y climas, y se trabaja sobre los accesorios de rescate y el equipamiento. Desde 2011, Parque4x4 trabaja en conjunto con Ultracción4x4, una de las Escuelas de Conducción Todo Terreno más importantes de Chile, desarrollando proyectos conjuntos a ambos lados de la Cordillera.

Lo importante es que cada dueño sepa qué puede esperar y qué le puede pedir a su 4×4. En este punto, resulta interesante el servicio que brinda Suricata 4×4. Además de cursos de manejo personalizados, de navegación terrestre por carta, brújula y GPS, de mecánica de emergencia y supervivencia, se ofrece asesoramiento y test drive para la adquisición de un vehículo.

Otro sitio cercano a Buenos Aires para aprender a moverse en cualquier terreno es la escuela de manejo seguro Nin. Ubicada en Zárate, junto a la planta de Toyota, el curso se dicta en un parque acondicionado para la práctica, pero también en las instalaciones del Hotel Australis Campana.

Un poco más alejado de Buenos Aires, Jeep Academy propone tres niveles de capacitación; desde la introducción hasta las expediciones. Las clases se dictan en el Off Road Park, ubicado en la ruta 11 km 407, Cariló. Y el espacio está a cargo de Enrique Camarata, director de pruebas deportivas, eventos y travesías para distintas marcas. La única limitación de este espacio es que está reservado para usuarios de la marca Jeep.

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.cronista.com/

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews