jQuery
Tendencias

Airbus y Boeing a la ofensiva por largos recorridos

junio 18, 2013

Airbus fue el primero en anunciar un enorme contrato (a confirmar) de 20 superjumbos A380 con la compañía de leasing Doric, por un monto de US$8.000 millones a precio de catálogo. El grupo europeo recibió asimismo un importante pedido de 50 A320neo de su mejor cliente, la compañía de alquiler de aviones ILFC, por unos US$5.000 millones.

La compañía alemana Lufthansa anunció un pedido de 100 A320 por un monto de US$10.000 millones a precio de catálogo.

Por su parte, Boeing anunció un pedido de 4 Boeing B737 MAX por parte de la compañía japonesa Skymark, por unos US$400 millones, y 10 B787 Dreamliner de largo recorrido, encargados por la compañía Gecas por unos 2.900 millones de dólares.

La compañía emiratí Qatar Airways anunció, por su parte, un pedido de nueve Boeing B777-300 ER por US$2.800 millones.

Los negocios marchan viento en popa en Le Bourget, pese a que una fuerte tormenta perturbó por la mañana el primer día del mayor salón aeronáutico del mundo.

A raíz del mal tiempo, fue postergado unas horas el vuelo inaugural, en presencia del primer ministro Jean-Marc Ayrault.

Airbus había aumentado la presión en la rivalidad con el grupo norteamericano ya antes de abrirse el salón, al efectuar con éxito el primer vuelo de prueba del su futuro avión A350, demostrando que está al acecho en la pugna con los Boeing 787 Dreamliner y 777.

La firma prevé incluso el fin de semana un sobrevuelo del salón con este avión de nueva generación, cuya entrada en servicio está prevista a fines de 2014.

Boeing evalúa los pedidos de aviones de largo recorrido en 8.490 aparatos (US$2,47 billones) en los 20 próximos años. La importacia comercial es pues enorme para los dos grupos, que no vacilan en proponer precios rebajados para atraer a las compañías.

“Creo que va a ser la ocasión de una formidable competición y que nuestros clientes se beneficiarán con ello”, estimó Ray Conner, jefe de la división aviación comercial de Boeing, mostrándose sereno.

Boeing anunciará en la ocasión el lanzamiento comercial de la mayor versión del Dreamliner, el 787-10.

El grupo, que trabaja paralelamente en el lanzamiento de nuevas versiones de la familia de los 777, amenazada por el nuevo A350, cuenta ofrecer una amplia gama de aparatos a las compañías clientes.

También el fabricante candiense Bombardier necesitaría anunciar pedidos de su CSeries, un pequeño mediano recorrido con el que quiere competir con los 737 de Boeing y A320 de Airbus. El avión, que efecturará su primer vuelo a fines de junio, ha recibido hasta ahora solamente 145 pedidos firmes, y el sector se muestra escéptico respecto a su éxito comercial.

Por su lado, el constructor brasileño Embraer lanzó con bombos y platillos su nueva generación de aviones regionales bautizada E2 con 100 encargos firmes y 215 intenciones de compra, anunció la firma en las primeras horas de la feria aeronáutica..

La compañía estadounidense de transporte regional SkyWest y la empresa estadounidense de alquiler de aviones ILFC figuran entre los clientes de estos nuevos aparatos junto a otras compañías cuyos nombres no fueron revelados.

Embraer lanzó una familia bautizada E2 que ofrece más plazas que la generación actualmente en el mercado y consume menos carburante.

Los fabricantes rusos, que preparan también un mediano recorrido, desean ante todo mostrar por vez primera en el extranjero su avión de combate Sukhoi-35 y su helicóptero Kamov-52.

Sus demostraciones alternarán con las de los helicópteros de combate europeos Tigre.

Reservado a los profesionales en sus primeros días, el salón será abierto al público del 21 al 23 de junio. En total se esperan 350.000 visitantes.

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.estrategiaynegocios.net

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews