jQuery
Industria Aeronáutica

Uruguay tendrá nuevamente una aerolínea de bandera

julio 2, 2013

El Gobierno uruguayo y la central obrera PIT-CNT, en representación de los funcionarios de la antigua compañía de aviación estatal Pluna, firmaron un memorándum de entendimiento que abarca tres temas: el uso de tres de los siete aviones Bombardier, el otorgamiento de tres líneas y el financiamiento a través del Fondo de Desarrollo (FONDES) de 15 millones de dólares. Esto significa que la aerolínea de bandera uruguaya comenzará a volar, posicionando así al país –nuevamente- en los cielos del continente.

De acuerdo a lo informado, los aviones tienen un costo de 46 millones de dólares, pagaderos a 10 años, con tres años de gracia. El secretario de Presidencia, Homero Guerrero, y el dirigente del conglomerado obrero, Marcelo Abdala, informaron sobre los resultados de la reunión que mantuvieron en la sede de Presidencia.

Homero Guerrero explicó que el primer punto es la utilización de tres aviones Bombardier de la antigua Pluna S.A. a la firma Alas-U formada por los trabajadores de la empresa. El segundo punto de entendimiento indica que el Poder Ejecutivo, a través del Fondo de Desarrollo (Fondes), otorgará un financiamiento de 15 millones de dólares, en el marco del plan de negocios que maneja la empresa. El tercer punto es que se otorgarán tres líneas para que la empresa aérea comience a volar. Y lo más aplaudido, que en octubre comienza a volar desde y hacia la terminal aérea de Carrasco, en Montevideo.

Guerrero aclaró que, de los siete Bombardier que forman parte del fideicomiso, tres serán los transferidos a los trabajadores, por un costo total de 46 millones de dólares, que serán pagados en 10 años, con un plazo de gracia de 3 años. «Trabajamos mucho con los coordinadores del PIT-CNT quienes facilitaron que esto llegara a buen puerto», indicó.

Despegue confirmado

Por su parte, el representante del PIT-CNT, Marcelo Abdala, subrayó que este día es «de gran alegría» porque con la firma de este acuerdo entre el Ejecutivo y los trabajadores se generan las condiciones básicas para que la nueva aerolínea despegue.

En cuanto al riesgo de volar en la región con los aviones Bombardier —debido a los juicios laborales que existen contra Pluna—, el PIT-CNT se comprometió a dialogar con trabajadores de la región, en el marco de la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur, para que los aviones de la empresa de los trabajadores no se vean afectados en los aeropuertos extranjeros. En ese sentido, Abdala dijo que «la participación de la central es una garantía política en función del rumbo estratégico que nosotros prevemos, de desarrollo productivo, social y democrático». De hecho el riesgo de enajenación de las naves si salían del país era el principal riesgo, y la principal demora, en el inicio de los vuelos de la aerolínea.

La central obrera realizará gestiones en el marco de esta coordinadora para que el emprendimiento gestionado por los trabajadores de Uruguay, también sea considerado importante para todo el movimiento sindical de la región. «Con nuestros compañeros colegas vamos a tener distintos diálogos para que este sea un emprendimiento auspiciado por la totalidad del movimiento sindical de la región».

La nueva aerolínea uruguaya manejará unos 500 funcionarios (cuando cerró Pluna quedaron sin trabajo 720 personas), entre ellos 75 pilotos de nacionalidad uruguaya que se desempeñaban en la desaparecida Pluna. El plan de negocios –que comienza con un capital de trabajo de casi 19 millones de dólares- contempla que los salarios serán relativamente inferiores a los que se percibían en su momento. Alas U, que volaría desde octubre, tiene un nombre que si bien se entiende que internacionalmente puede ser una identidad poco comercial, se optó por la misma por su identificación con Uruguay.

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.elmundo.es/

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews