jQuery
Salón Vip

Buenas noticias en la aviación, pero…Columna de Rosario Avilés

Junio 6, 2017

La 73 Asamblea General de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), que se celebra en estos días en Cancún, ha sido una fuente de excelentes noticias para la aviación. Durante 2017 el sector crecerá por encima de lo proyectado en los primeros meses.

Con ganancias por encima de los 30 mil millones de dólares, la mitad de las cuales se generan en los Estados Unidos y 400 millones en América Latina, la IATA espera también que el sector de carga tenga uno de sus mejores resultados al crecer 7.5 por ciento hasta alcanzar 58.2 millones de toneladas.

Lo más interesante es que las ganancias se corresponden con muy buenas tasas de rentabilidad, pues aunque se pronostica un poco menor que el año pasado, estará en niveles del 8.8 por ciento, excelente para los niveles de la industria.

El transporte aéreo comercial, del cual IATA representa el 85 por ciento al agrupar a 275 aerolíneas de todo el mundo, está en un buen momento. Sin embargo, hay nubarrones en el horizonte que será necesario tomar en cuenta para el plan de vuelo futuro.

Alexandre de Juniac, director general y CEO de esta organización, que por tercera vez celebra una asamblea en nuestro país, se refirió a los retos que enfrenta el sector transporte aéreo a nivel global:

Por un lado, el incremento en algunos costos clave, como el combustible, que en promedio representa un 18 por ciento en la estructura del negocio; el laboral, que durante 2016 compensó su incremento con mayores niveles de productividad pero este año no muestra esa tendencia y el mantenimiento, un costo imposible de eludir y muy difícil de reducir en atención a la seguridad operacional.

La seguridad es uno de los asuntos de alta importancia para el transporte aéreo. Una de sus facetas, la seguridad en vuelo, ha sido una constante preocupación pero los resultados son muy satisfactorios, merced a la forma como trabaja la industria al aprender de cada accidente haciendo recomendaciones que permiten mejorar los procesos. Las auditorías de seguridad (IOSA) complementan el cuadro que previene y ayuda a que las operaciones se apeguen a los mejores estándares.

El otro lado, el de la seguridad desde tierra, es otro de las grandes preocupaciones de IATA y en tal sentido siempre se ha buscado el justo equilibrio entre los elementos “security y facility” que permitan al pasajero tener una experiencia a la vez segura y cómoda, tanto como sea posible en medio de los retos que el terrorismo ha impuesto a esta industria.

Otro de los grandes retos es el relacionado con la infraestructura. Aunque es menos visible que la seguridad, la infraestructura podría convertirse en el cuello de botella que impida al sector crecer de la mejor manera.
Si en el 2017 se estarán transportando ya 4,100 millones de pasajeros en los cielos del mundo, se prevé que para el 2034 el número de pasajeros se elevará hasta 7,200 millones, pero para ello se requieren aeropuertos y sus complementos que hagan posible la experiencia. Europa es quizás la región con más problemas pero en todos los casos se requieren esquema que permitan financiar el crecimiento en este rubro.

Por último, habrá que pensar en las regulaciones “inteligentes”, es decir, aquellas que al tiempo que ofrezcan protección al pasajero, no atenten contra la viabilidad de la industria. Menudos retos se presentan pero, sin duda, tendremos mucho de qué hablar en las siguientes semanas.

Compartir noticia por email:
Fuente: Rosario Avilés para AeroLatinNews

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews