jQuery
Tendencias

Facebook se sienta en el avión

julio 22, 2013

DESPUÉS de decidir sobre el destino, la compañía aérea, las fechas del viaje, las tarifas y detalles como facturar o no las maletas, ahora los viajeros también tienen la posibilidad de elegir al lado de quien quieren sentarse.

Desde hace unos días la renovada web de Iberia ofrece un nuevo servicio que permite elegir compañero de viaje, seleccionándolo al comprar el billete en función de los gustos y afinidades que reflejamos en los perfiles de las redes sociales. El social seating, o posibilidad de socializar los vuelos consiste en permitir a los usuarios que viajen solos y lo deseen poder elegir el asiento en el avión teniendo en cuenta las características de los otros viajeros. Se puede así reservar el sitio junto a la persona que nos parezca más interesante a través de su perfil de Facebook, Twitter o Linkedin. Según indica la página web de la propia aerolínea, “si viajas solo o quieres elegir quién va sentado a tu lado según tus afinidades, Iberia lo hace posible. En base a tus gustos y preferencias, te recomendaremos el mejor asiento disponible, al lado de la persona más afín, dentro del vuelo”. Para acceder a este servicio y realizar selecciones hay que estar registrado en Iberia Plus y estar presente en las redes más populares. Aunque el servicio acaba de arrancar, falta por ver cuántos de los aproximadamente 40.000 pasajeros que Iberia registra mensualmente en el aeropuerto de Loiu hacen uso de la selección de compañero de vuelo a partir de ahora.

otros ejemplos A pesar de que el servicio es una novedad en Iberia, ésta no es la primera aerolínea que lo implanta. Hace más de un año la compañía holandesa KLM estableció el Meet and seat, permitiendo conocer las reservas de vuelos de otros pasajeros con intereses o gustos similares para contactar, escoger asientos contiguos o compartir un taxi. Otras aerolíneas, como airBaltic -con su servicio Seatbuddy- y Malaysia Airlines -que cuenta con la app MHBuddy para hacer el check-in a través de Facebook-, y empresas de ticketing para eventos musicales o de deportes -Tickmaster, por ejemplo- ya llevan un tiempo practicando el social seating.

Según explicaron los expertos de la asociación Internet & Euskadi, “el concepto de asiento social está siendo empleando, además de para viajar en avión, en otros tipos de trayectos como viajes en tren, autobús y actividades culturales -por ejemplo, ver una obra de teatro- o acudir a un evento deportivo. De hecho, esta práctica que puede tener su punto de unión con las redes sociales, ya se viene realizando desde el momento en que muchos campos de fútbol sitúan a las aficiones en diversas ubicaciones, generalmente por motivos de seguridad, pero también por la propia afinidad que pueden tener los aficionados de un mismo equipo de fútbol, por poner un ejemplo en el que las redes sociales, hasta ahora, no habían intervenido”.

Pero como vivimos la era del “viajero conectado”, el uso de las redes sociales y de la tecnología gana terreno y utilidades cada día. “Las redes sociales son aliadas de muchas compañías aéreas que comunican nuevos destinos, ofertas promocionales y ayudan a resolver las consultas de los usuarios. La novedad es que estas mismas redes sociales puedan ayudar a elegir al acompañante de un viaje, especialmente cuando viajamos sin compañía”, apuntó Iñaki Lázaro, secretario técnico de Internet & Euskadi.

Actualmente, a través de Twitter y Facebook, muchas aerolíneas ya ofrecen servicios de atención al cliente, información sobre reservas, vuelos, retrasos, etc. También hemos empezado a ver cómo algunas permiten a sus seguidores obtener tarifas exclusivas a través de las redes sociales, conseguir puntos o, incluso, elegir la música que sonará durante el vuelo.

“En un momento en el que el 50% de las reservas de viajes se realizan a través del canal on line, es normal que las compañías aéreas dediquen parte importante de sus esfuerzos a desarrollar estrategias de social media”, señaló el director de social media en eDreams, Bob Samii, durante la presentación de un estudio sobre aerolíneas y redes. Samii destacó que el impacto de la comunicación on line en este tipo de negocios es “notable”.

“Hoy en día no solo hay que estar presente en las redes sino crear una relación más cercana con los internautas resolviendo sus dudas, ofreciéndoles información, ofertas y sugerencias que hagan sus viajes más placenteros”, opinó.

El estudio Las 50 mejores aerolíneas en las redes sociales, elaborado por eDreams, señala que a mediados de 2013 las compañías aéreas aglutinan más de 30 millones de seguidores en sus perfiles de Facebook y Twitter a nivel global, lo que supone triplicar su popularidad desde 2012. Las aerolíneas norteamericanas aglutinan el 18% del total de fans o seguidores en redes sociales. Precisamente la norteamericana Southwest Airlines, con más de 3,7 millones de fans, encabeza la lista. También KLM cuenta con más de tres millones de seguidores. En cuanto a las compañías del Estado español, solo Iberia y Vueling están entre las 50 aerolíneas con más seguidores en las redes sociales.

ventajas y desventajas Para los expertos en tecnologías de la comunicación, el creciente papel de las redes sociales en diversos aspectos de nuestras vidas es algo lógico, y cada vez tendremos más ejemplos de ese salto que las redes dan desde los dispositivos -ordenador, tablet o smartphone- a actividades concretas como compras, viajes o gestiones económicas. A la hora de analizar los pros y los contras de esta forma de socializar, el primer tema que surge es el de la privacidad, ya que el hecho de que personas que no conocemos accedan a nuestros datos personales y a información sobre nuestros viajes y desplazamientos puede dar lugar a problemas y recelos. Sin embargo, los responsables de estos servicios de socialización del viaje, destacan que cada cliente puede elegir qué información personal desea compartir con otros viajeros y que es una opción absolutamente personal.

Otro de los inconvenientes señalados por los internautas es que con la selección del compañero de vuelo “se pierde la magia y el factor sorpresa”. “Esta forma de socializar los asientos, evidentemente puede tener sus desventajas, incluso muchas personas que prefieran realizar los viajes en el anonimato de que únicamente la compañía conocerá sus datos personales por cuestiones legales. Sin embargo, otras personas pueden disfrutar de un servicio novedoso que para los más extrovertidos, puede hacer coincidir en gustos e idiomas a los compañeros de asiento. Incluso podemos ver el lado práctico de aprender o mejorar un idioma con otra persona que esté predispuesta a comunicarse en ese idioma común, especialmente para viajes al extranjero o vuelos de larga duración”, apuntaron en Internet & Euskadi.

Según puntualizó Iñaki Lázaro, “probablemente la mayoría de los pasajeros no recurrirá a estas opciones del asiento social, pero las aerolíneas pueden abrir una nueva vía de fidelización de pasajeros que quieren que sus viajes sean a la carta, es decir, sabiendo de antemano el perfil del compañero de asiento”.

Compartir noticia por email:
Fuente: http://www.noticiasdenavarra.com

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews