jQuery
Salón Vip

Slots: Las mejores prácticas, por Rosario Avilés

abril 7, 2016

En la recién celebrada Feria Aeronáutica de Chile, FIDAE, el director general de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), Tony Tyler, llamó la atención sobre el hecho de que la aviación es un muy importante motor del desarrollo y que en América Latina es urgente que la industria y los gobiernos trabajen unidos en fortalecer este sector que genera más de 4.9 millones de empleos y contribuye con 153 mil millones de dólares al PIB regional.

Estas cifras, dijo Tyler, podrían ser mayores si no fuera por tres aspectos que afectan negativamente a la actividad aérea: los impuestos (muchos de ellos innecesarios e inexplicables); las regulaciones onerosas e ineficientes y las infraestructuras deficientes que impiden el crecimiento de la aviación y por lo tanto, el aporte que esta actividad puede dar a la economía en su conjunto con más inversión, empleo y competitividad.

Algo que llama la atención es cómo hay legisladores, agencias, comisiones y otras dependencias que se las arreglan para ponerle piedritas (o piedrotas) en el camino a la industria del transporte aéreo. No falta el diputado que decide que hay que castigar con 12 años de ¡cárcel! a la aerolínea que sobrevenda un vuelo.

Del mismo modo hay organismos, como la Cofece, que sigue soltando cifras aquí y allá que ni conoce ni comprende. ¿Cuántos vuelos oficiales han tenido que valerse de aviones con matrículas XA? Esto no es infrecuente y aclaramos que XA no es ningún tipo de Cognac sino la nomenclatura de aeronaves privadas que a veces deben utilizarse para trasladar personas en asuntos oficiales.

Pero como no es necesario inventar el hilo negro, en el tema de la saturación del Aeropuerto de la Ciudad de México (AICM) nuestro país ya adoptó las Directrices mundiales de slots (WSG, Worldwide Slot Guidelines), estándares de la comunidad mundial para la gestión de slots aeroportuarios.

En primer término conviene saber que la coordinación de slots se hace cuando un aeropuerto ha llegado a nivel 3, es decir, está saturado y la demanda supera considerablemente la capacidad del aeropuerto.

Pues a la IATA ya se le ocurrió cómo hacerlo. Implica sin duda tener un coordinador de vuelos, que en el caso del AICM es un Comité de horarios que incluye a las aerolíneas, los prestadores de servicios, el administrador del aeropuerto y otras autoridades competentes (de verdad). Esto se encuentra en la Ley.

Asimismo, este coordinador deberá estudiar  de forma objetiva la aptitud de la infraestructura aeroportuaria para satisfacer la demanda con los niveles de servicio deseados. Esto significa que debe tener bases reales y no teóricas de lo que ocurre en el aeropuerto, incluyendo problemas climatológicos, operacionales, de personal, el espacio aéreo, etc.

Un punto muy importante es que siempre se debe tomar en cuenta el uso histórico de un slot, es decir, no se puede sacar a alguien que ya opera, con la idea de meter a un competidor externo.

Y algo más: “No se permitirá la confiscación de slots por motivos distintos al uso indebido de los mismos en forma intencionada y demostrada”. (O sea: no es “me late”, sino la demostración fehaciente de un dicho). Ojo: el slot se mide de “calzo a calzo”, mientras la hora real de salida o llegada pueda variar

Hay muchos otros puntos que incluye el WSG. Conviene que la aviación se ajuste a los estándares globales y dejemos de ponerle obstáculos a una actividad que constituye una herramienta de competitividad. Lo demás, es buscarle tres pies al gato.

Compartir noticia por email:
Fuente: Rosario Avilés

Síguenos en Twitter: @aerolatinnews