Now Reading:
Colombia: Aerolíneas ven necesario aumentar la capacidad del aeropuerto El Dorado
Full Article 5 minutes read

Colombia: Aerolíneas ven necesario aumentar la capacidad del aeropuerto El Dorado

Aunque en los últimos años el aeropuerto El Dorado se ha posicionado como uno de los mejores de la región, también se ha convertido en uno de los más congestionados, y según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, en siglas en inglés), esto podría empeorar en el corto plazo.

De hecho, desde antes que se inauguraran las obras de ampliación en 2017, ya se hablaba de que no serían suficientes para responder a la demanda de pasajeros, al cual se ha incrementado de manera sostenida en los últimos años.

Por ejemplo, entre 2017 y 2018, el tráfico de pasajeros pasó de 31 millones a 32, 7 millones, con un crecimiento del 5,4%. Y según los objetivos planteados por Opain, este año se podrían superar los 33 millones de viajeros movilizados.

Lo anterior iría de la mano de la apertura de rutas y el aumento de frecuencias que han sido anunciadas por aerolíneas como Latam, VivaAir y Wingo para el 2019. Sin embargo, este panorama de crecimiento ha abierto la inquietud sobre cómo se operaran esos nuevos vuelos en una terminal que está trabajando al 100% de su capacidad en tierra.

LA INFRAESTRUCTURA

Específicamente, según el documento de declaración de capacidad del 2018 de la Aerocivil, el aeropuerto El Dorado cuenta con 56 posiciones de parqueo para las aeronaves de pasajeros, 39 de contacto (con puentes) y 17 remotas. Al mismo tiempo, el número de operaciones autorizadas para hacerse cada hora es de 74.

Y aunque no todos los aviones se tardan una hora en hacer los procedimientos correspondientes para poder despegar o aterrizar, lo cierto es que la infraestructura permanece copada, por lo que cualquier eventualidad afecta la operación, lo que se traduce en retrasos o cancelaciones.

Uno de los eventos más frecuentes que afectan las labores del aeropuerto es la lluvia, que frecuentemente ocasiona el cese de las operaciones. Esto es especialmente relevante teniendo en cuenta que, de acuerdo con el Ideam, en Bogotá llueve, en promedio, llueve 189 días al año y en el 33% de los casos se trata de tormentas eléctricas.

Sin embargo, Opain indicó que “el cierre por condiciones meteorológicas adversas se ha disminuido significativamente gracias a las inversiones realizadas en nuevas tecnologías que han ayudado a soportar las operaciones aéreas”. Además, Opain agrega que en total cuentan en Bogotá con 89 posiciones de parqueo.

De otra parte, expertos sostienen que las labores de mantenimiento en las calles de rodaje o las pistas, también repercuten en la operación. Incluso, que cuando un puente de conexión entre el avión y la puerta de embarque está en mantenimiento, esa posición de parqueo queda deshabilitada.

De hecho, se estima que uno de cada dos días, el número de operaciones en El Dorado disminuye por las causas anteriores, lo que afecta directamente el desempeño de las aerolíneas. “En este aeropuerto es muy común que se declare lo que llamamos un ‘ground stop’, donde suspenden las llegadas hasta que logran evacuar los vuelos de salida y esto compromete enormemente nuestra promesa de puntualidad”, señaló Félix Antelo, CEO de Viva Air.

Por su parte, Santiago Álvarez, CEO de Latam, opinó: “es importante que se maximice la capacidad del aeropuerto El Dorado para aprovechar las oportunidades de crecimiento que presenta. Actualmente tenemos un déficit de posiciones de parqueo que afectan la operación, principalmente en las horas de mayor flujo de pasajeros. En esta medida, es necesario que se implementen los proyectos de ampliación que se encuentran pendientes”.

LOS EXPERTOS

De acuerdo con Andrés Uribe, gerente de IATA para Colombia, a pesar de que la capacidad en cuanto a espacio aéreo fue optimizada gracias a un estudio hecho en el 2015, y se determinó que esta terminal podría manejar 90 vuelos por hora, lo cierto es que la infraestructura física no está preparada para eso.

“En el lado tierra hay mucho trabajo por hacer. Se deben aumentar las posiciones de parqueo. Una de las obras que se debe emprender es el traslado de los tanques de combustible al lado sur de la pista sur, eso nos daría doce posiciones nuevas. Además, otra opción es que la terminal uno se expanda hasta llegar al puente aéreo, y eso habilitaría seis posiciones más. Sin embargo estos no son proyectos de corto plazo”, explicó .

Así mismo, el ejecutivo advirtió que la situación podría empeorar, pues con el fin de agilizar la salida de viajeros a EE. UU., este año se aprobaría que cinco posiciones de parqueo tengan exclusividad para vuelos a ese país, lo que inevitablemente disminuiría la capacidad del aeropuerto.

“Pero no todo se resuelve pegando ladrillos. También hay procesos por revisar porque hay muchos actores involucrados y cuando alguno tiene inconvenientes hay retrasos. Un ejemplo clave es que el concesionario de las pistas y el del terminal son distintos, lo ideal es que en la próxima licitación sea uno solo”, dijo Uribe…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.