Ahora leyendo:
Air Canada presenta acciones para enfrentar COVID-19
Toda la noticia 8 minutes read

Air Canada presenta acciones para enfrentar COVID-19

Air Canada, junto con el resto de la industria aeronáutica mundial, se enfrenta a una grave caída del tráfico y a la correspondiente disminución de los ingresos como consecuencia del brote de coronavirus (COVID-19) y de las restricciones de viaje impuestas en muchos países del mundo, incluidos Canadá y Estados Unidos. Aunque la aerolínea prevé que esta interrupción sea temporal, ya que se desconoce el impacto y la duración total del brote, Air Canada está retirando sus orientaciones previamente anunciadas para el primer trimestre y para todo el año 2020, así como sus orientaciones para 2021 (incluidas sus orientaciones sobre la corriente de efectivo libre para el período 2019-2021), al tiempo que toma medidas para mitigar las repercusiones financieras en su actividad.

«COVID-19 presenta a la industria aeronáutica mundial desafíos sin precedentes, agravados por la incertidumbre en cuanto a la magnitud de sus efectos. Sin embargo, confiamos en que, después de una década de transformación y de resultados sin precedentes, Air Canada cuenta hoy con la agilidad, el equipo y la red de rutas para atravesar con éxito esta crisis. Lo que es más importante para la continuidad de las operaciones, también cuenta con los recursos financieros necesarios, incluidos un sólido balance general, niveles de liquidez sin precedentes, calificaciones más altas de la deuda basadas en un bajo coeficiente de apalancamiento y un importante superávit del plan de pensiones. Estos profundos puntos fuertes nos permiten centrar plenamente nuestra atención inmediata tanto en la seguridad y el bienestar de nuestros clientes y empleados como en la mitigación del impacto financiero del virus», dijo Calin Rovinescu, Presidente y Director General de Air Canada.

La crisis a la que se enfrenta la industria se está agravando a medida que los países de todo el mundo adoptan medidas cada vez más severas, cierres nacionales y restricciones de viaje. La aerolínea de la hoja de maple entiende que los gobiernos de los Estados Unidos y muchos países europeos como Alemania, Francia, Italia, Noruega y otros han aprobado o están considerando la posibilidad de prestar asistencia a sus industrias aeronáuticas de una forma u otra.

“En estas circunstancias, creemos que la industria aeronáutica canadiense también debería recibir una asistencia similar, ya sea mediante la abstención de impuestos, tasas de aterrizaje y otros cargos que forman parte de la carga de la aviación en el Canadá o de otro modo hasta que la industria se estabilice. Nuestras asociaciones industriales han hecho y seguirán haciendo estas gestiones ante los gobiernos. Sin embargo, no estamos esperando ninguna decisión sobre estas medidas antes de aplicar nuestro plan de mitigación, ya que creemos que una acción decisiva es el mejor camino a seguir”, añadió Rovinescu.

Air Canada tiene como valor fundamental la seguridad para empleados y clientes, por lo que seguirá rigurosamente la orientación de todas las autoridades sanitarias pertinentes, así como las mejores prácticas demostradas en la prevención y el manejo de las enfermedades transmisibles en la industria de los viajes aéreos. Cabe destacar que en el último año la aerolínea insignia de Canadá se asoció con una empresa independiente que vigila las enfermedades infecciosas y las epidemias a nivel mundial que proporciona información en tiempo real para asegurar que se está preparado para tomar las mejores decisiones, de manera oportuna.

Medidas en respuesta a COVID-19

  • Para el segundo trimestre de 2020, Air Canada prevé que, en promedio, la capacidad del sistema ASM disminuirá aproximadamente un 50% con respecto al período comparable de 2019, lo que refleja las reducciones de capacidad en todos los mercados clave afectados por COVID-19 o por las restricciones de viaje. Se prevé que la reducción de la capacidad en los mercados del Pacífico para el mes de abril sea de aproximadamente el 75%. La empresa seguirá ajustando proactivamente la capacidad según sea necesario.
  • Se espera que una combinación de precios del combustible de aviación significativamente más bajos, los ahorros de costos proyectados asociados con las reducciones de capacidad, incluyendo reducciones en el lugar de trabajo y otros programas, y un programa general de reducción de costos, mitigue entre el 50 y el 60 por ciento de la pérdida total de ingresos de la compañía para el segundo trimestre de 2020. Air Canada cree que, excluyendo el combustible y los gastos de depreciación y amortización, aproximadamente el 50 por ciento de sus gastos operativos son de naturaleza variable. La aerolínea no tiene actualmente ninguna posición de cobertura de combustible pendiente.
  • Para preservar el efectivo, la empresa está iniciando un programa de reducción de costos y de aplazamiento de capital en toda la empresa, con el objetivo de obtener al menos 500 millones de dólares.
  • Air Canada suspendió su programa de recompra de acciones a partir del 2 de marzo de 2020.
  • Air Canada retiró su línea de crédito rotativo de 600 millones de dólares. Además, Air Canada está trabajando con varias partes para obtener liquidez adicional en las próximas semanas, lo que requerirá una garantía prorrateada de su fondo común de activos no gravados.
  • Air Canada supone que el dólar canadiense se negociará, en promedio, a 1,39 dólares canadienses por dólar de los Estados Unidos tanto para el segundo trimestre como para el resto de 2020, y que el precio del combustible para reactores será, en promedio, de 47 centavos de dólar canadiense por litro para el segundo trimestre de 2020 y de 50 centavos de dólar canadiense por litro para el resto de 2020.

Liquidez

  • Air Canada tenía efectivo, equivalentes de efectivo e inversiones a corto y largo plazo de 7.100 millones de dólares al 13 de marzo de 2020, lo que incluye el producto del retiro del servicio de crédito rotativo basado en los Estados Unidos que se ha mencionado anteriormente. Además, tiene un servicio de crédito rotatorio de 200 millones de dólares canadienses que tiene previsto retirar en la próxima semana.
  • La reserva de activos libres de gravámenes de Air Canada (excluido el valor de Aeroplan y Air Canada Vacations) asciende a unos 5.000 millones de dólares. Ello incluye 89 aeronaves no gravadas, lo que representa una capacidad de ASM de aproximadamente el 25%.
  • Air Canada proyectó originalmente un programa de gastos de capital para 2020 de 2.400 millones de dólares, que ahora disminuirá después de los aplazamientos mencionados anteriormente. Esto incluye compromisos de compra de 17 aviones Airbus A220 y seis Boeing 737 MAX por un total aproximado de 1.200 millones de dólares, que se espera que se entreguen y, con sujeción a acuerdos de préstamo satisfactorios, se financien en 2020. En función del impacto del virus COVID-19, Air Canada colaborará con sus socios aeronáuticos para estudiar la posibilidad de aplazar la entrega de los aviones.
  • Air Canada no tiene ningún vencimiento material de la deuda en 2020 y confía en que todos los pactos de deuda, que por naturaleza son medidas de valor de préstamo a valor de garantía, se cumplirán dado el exceso de amortiguación que existe actualmente.
  • Al 1º de enero de 2020, el superávit de solvencia total de los planes de pensiones registrados de Air Canada era de 2.600 millones de dólares. Se prevé que el total de las aportaciones a los fondos de pensiones de prestaciones definidas de los empleadores será de 100 millones de dólares en 2020 (109 millones de dólares en 2019) y que no se requerirán aportaciones adicionales como consecuencia de las variaciones de los tipos de interés.
  • Air Canada tiene una exposición significativamente menor a la disminución de los tipos de interés y a la reducción de los valores de las acciones del mercado debido a su estrategia de mitigación del riesgo de las pensiones y, como resultado, espera mantener un importante superávit de solvencia de las pensiones en sus planes de pensiones registrados nacionales para el año.

 

Air Canada modificó recientemente su pedido de 2013, realizado originalmente a Boeing, de 61 aeronaves Boeing 737 MAX, reduciendo su pedido inicial en 11 aeronaves Boeing 737 MAX 9 cuya entrega estaba prevista para 2023 y 2024.  Esta modificación refleja la evolución de las necesidades de la compañía en materia de planificación de la flota a largo plazo, y Air Canada se propone completar esta capacidad. La aerolínea tiene actualmente 24 aviones Boeing 737 MAX 8 en su flota y tiene pedidos en firme de otros 26 aviones Boeing 737 MAX 8.

En su comunicado de prensa de fecha 18 de febrero de 2020, Air Canada reveló que estaba celebrando conversaciones con Boeing para acordar los términos de un acuerdo en relación con la puesta en tierra de la aeronave Boeing 737 MAX.  Sin embargo, esas conversaciones ya han concluido, ya que las condiciones del acuerdo están sujetas a restricciones de confidencialidad, por lo que no revelará sus condiciones.

Compartir noticia:
Fuente: Air Canada
Input your search keywords and press Enter.