Ahora leyendo:
La seguridad sanitaria, principal prioridad para Vueling
Toda la noticia 4 minutes read

La seguridad sanitaria, principal prioridad para Vueling

Garantizar la seguridad de pasajeros y empleados. Esta es la prioridad de Vueling en estos tiempos de pandemia, por lo que para lograr este objetivo la compañía ha implementado los procedimientos establecidos por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (AESA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, al tiempo que se mantiene en permanente contacto con las autoridades sanitarias y de aviación. Asimismo, en este nuevo entorno de incertidumbre que ha provocado la COVID-19, la aerolínea ha apostado por adaptar el producto a las necesidades de sus clientes, ofreciendo opciones de flexibilidad en las reservas tales como el cambio de fechas, de destino y la posibilidad de ofrecer esa reserva a terceras personas.

De este modo, los procedimientos de seguridad establecidos por Vueling permiten volar de forma segura en estos tiempos de pandemia. La aerolínea ha implementado las cinco claves de protección de los aviones, desarrolladas por científicos de la facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard: el sistema de ventilación, el uso de mascarillas, la desinfección de los aviones, la monitorización de los pasajeros y la educación y concienciación.

Sistema de ventilación
Las cabinas de los aviones de Vueling están diseñadas para mantener el aire siempre limpio. ¿Cómo circula el aire en cabina? En primer lugar, el aire que llega del exterior entra a través de los motores y tras regularse su temperatura y presión se distribuye por toda la cabina generando láminas verticales en cada fila. Al caer al suelo, todo el flujo de aire se recoge, y de este, una parte recircula y se dirige al filtro HEPA (High Efficiency Particulate Arresting) y otra sale al exterior.

Los filtros HEPA son similares a los usados en las áreas de críticos de los hospitales. Eliminan un 99,9% de las partículas. Por otro lado, el aire en cabina se renueva 20 veces por hora en la cabina del avión y cinco en la sala de operaciones

Uso de mascarillas
Las mascarillas reducen significativamente los riesgos de transmisión de la COVID-19 y se han establecido políticas estrictas que regulan su uso. Asimismo, la combinación de las características propias de la cabina, los flujos de circulación de aire y la inyección continua de aire fresco junto con el uso de mascarillas son factores determinantes para lograr un alto nivel de protección.

Precisamente, un estudio realizado por Airbus sostiene que el distanciamiento físico necesario para mantener la protección se alcanza incluso con todos los asientos de un avión ocupados

Igualmente, la disposición de los asientos constituye también una barrera contra el virus. Sus respaldos actúan como barreras adicionales, a lo que se suma que asientos y pasajeros están dispuestos en la misma dirección, hacia la parte delantera del avión, lo que limita las interacciones cara a cara.

De este modo, la disposición de la cabina y el flujo de aire vertical logran el máximo aislamiento entre filas.

Limpieza y desinfección de los aviones
Ante esta nueva situación sanitaria, la limpieza del interior de los aviones de Vueling se ha visto reforzada, tanto en frecuencia como en uso de productos especificados por la Agencia Europea de Seguridad Aérea.

Los aviones se limpian a fondo cada día, con un tratamiento especial en superficies como reposabrazos, mesitas plegables, portaequipajes y aseos. Además, las cabinas se pulverizan con desinfectante viricida homologado por la AESA

Monitorización de los pasajeros
La aerolínea adapta sus rutas, frecuencias y procedimientos a los requerimientos que las autoridades de cada destino promueven en función de las medidas de prevención que adoptan periódicamente para minimizar la incidencia de la pandemia…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.