Ahora leyendo:
‘Viva Air no pide rescate al Gobierno, sino un préstamo’
Toda la noticia 5 minutes read

‘Viva Air no pide rescate al Gobierno, sino un préstamo’

Así como muchas compañías aéreas han acudido a los gobiernos de sus países para buscar herramientas que les permitan salir de la crisis desencadenada por cuenta de la expansión de la covid-19, la aerolínea Viva Air, de la mano del Gobierno Nacional, planea acceder a un crédito puente que le permita superar sus problemas de liquidez.

Félix Antelo, presidente de la compañía aérea, dijo a este diario que la compañía pide un préstamo para fortalecer a la empresa a la hora de reanudar sus operaciones como líder del modelo low cost en Colombia.

¿Cómo Viva Air superará los problemas de liquidez, comunes a la industria?

La industria atraviesa un problema de liquidez, al no volar no se recibe nada. Hemos tomado acciones internas con nuestros colaboradores, empezando por mí: me reduje el sueldo 70%. Otros colaboradores redujeron entre 50 y 30% sus salarios y algunos se tomaron licencias no remuneradas.

Hemos hablado con el Gobierno para comentar y explicar la situación del sector aéreo. Las autoridades han sido rápidas en entender la situación.

Se han tomado algunas medidas, diferimientos en pago de impuestos y no se cobra tasa de estacionamiento de los aviones en tierra y hay una medida como la reducción del IVA a los tiquetes del 19 al 5%. Son medidas súper necesarias para el sector y también estamos hablando de que la compañía, de manera individual, ha estado hablando con el Ejecutivo para la obtención de un préstamo puente para hacerle frente a esta crisis de liquidez.

¿Se pide un rescate al Gobierno?

Quiero ser claro en esto: no estamos hablando de salvataje, ni de subsidios, ni de ayuda directa. Es un préstamo que Viva va a devolver por un monto razonable, pues la compañía entró a esta crisis de la covid-19 con una posición sólida, costos muy bajos de operación, una deuda baja y razonable lo cual es manejable.

Todo esto nos permite hacer un pedido por un monto razonable, con un plazo entre seis y ocho años y con un periodo de gracia entre dos y tres años a una tasa de mercado.

No pedimos préstamos con tasas cero. Es un pedido razonable que nos ayuda a atravesar esta crisis para estar fuertes y con buen músculo financiero una vez tengamos que retomar la operación que va a ser, seguramente y ojalá, en junio. Es la más reciente información que tenemos.

En vuelos internacionales, el retorno lo vemos más adelante, en algún momento entre julio y agosto, pues depende no solo de Colombia, también de las restricciones de los otros países.

En este momento, ¿qué respuestas tienen del Gobierno? Se habla de pedir garantía soberana al Gobierno, que el Gobierno sea accionista, entre otras.

Respecto al préstamo, estamos en conversaciones avanzadas. Lo que resta definir es el mecanismo, el cómo y el monto. No sabemos si el Estado será garante y tomamos el préstamo en un banco privado, o si es una línea de asistencia directa.

No hemos hablado de participación accionaria en el caso de Viva Air. Nosotros tenemos la capacidad de repagar este préstamo en la medida en la que tenga un plazo y un periodo de gracia razonables.

Esperamos en los próximos días tener claros los detalles, pues aspiramos a cerrar esto en las próximas semanas para poder recibir la inyección, ojalá, en los últimos días de mayo o primeros de junio.

¿Cómo contarles a los usuarios de Viva Air que ustedes como compañía conservarán la promesa de aerolínea de bajo costo pese a estas condiciones?

Tenemos una ventaja importante en costos, versus la competencia. Estoy hablando de un costo entre un 40 y un 60% más bajo que los competidores, lo cual se traduce al precio.

Vamos a volver a operar con un itinerario más reducido frente al que veníamos operando. Operaremos a los mercados principales, con menos frecuencias, pero trataremos de llegar a los mercados importantes a los que íbamos .

Nuestros precios van a seguir siendo competitivos, los más bajos del mercado. Adaptaremos la compañía a la evolución de la demanda, la cual iremos viendo a medida que van entrando las reservas.

¿Preocupan las finanzas de la compañía de cara al futuro?

La situación es preocupante, pues la aviación es un negocio de capital intensivo. Los costos siguen corriendo. Hemos hecho acuerdos con proveedores, pero no son diferimientos de pago, son planes de pago, extensiones, entre otros. Eso hay que pagarlo tarde o temprano, para eso se necesitan ingresos.

Es una situación delicada para la industria, no solo para Viva. Por eso necesitamos este préstamo puente.

¿Cuándo podría normalizarse la demanda?

Esta no va volver ni siquiera a finales de este año. Esperamos que regrese a los niveles precrisis cerca del segundo trimestre de 2021. Por eso habrá que ser eficientes en costos.

Trabajaremos con el Gobierno para promocionar al país con tour operadores, con hoteleros. Habrá campañas agresivas para promocionar el turismo en Colombia, pero la situación es muy delicada…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.