Ahora leyendo:
Vueling lanza su propio ‘handling’ al margen de Iberia para reducir costes
Toda la noticia 4 minutes read

Vueling lanza su propio ‘handling’ al margen de Iberia para reducir costes

La ‘low cost’ de IAG crea Yellow Handling para asumir la atención al pasajero y operaciones de carga y descarga de aviones. La enseña busca ponerse a prueba tras la amenaza a su accionista por los problemas del verano.

Vueling ha pasado de las amenazas a los hechos. La aerolínea dirigida por Javier Sánchez Prieto ha comenzado a operar directamente el servicio de handling, y para ello ha escogido el aeropuerto de Manises (Valencia). Aunque por ahora se trata de una prueba, la filial de IAG anunció que estudiaba asumir directamente este servicio en los aeropuertos donde opera en España. Su objetivo, en última instancia, es evitar los problemas que el pasado verano le llevaron a suspender centenares de vuelos como consecuencia de la huelga de los trabajadores de handling de Iberia.

En plena temporada alta, Vueling acumuló diez días con anulaciones, que le obligaron a cancelar 316 vuelos solo en el aeropuerto de El Prat, su principal centro de operaciones. Estas acciones se tradujeron en recolocaciones, devolución de billetes e indemnizaciones por un importe económico que Vueling no ha desvelado todavía. En total, unos 50.000 pasajeros se vieron perjudicados.

La capital catalana centró los paros más importantes que se convocaron en plena negociación del convenio colectivo de la filial de servicios en tierra de Iberia. En el caso de Barcelona, las reivindicaciones se centraban en la eventualidad del empleo del personal que, por ejemplo, se encarga de los mostradores de facturación.

Iberia sostiene que, en una negociación de ámbito nacional -el futuro convenio incluye el handling, pero también el mantenimiento y las oficinas-, no se pueden separar la situación de un centro laboral del resto. Las conversaciones siguen abiertas.

La advertencia de Vueling contra Iberia por sus servicios de handling se se produjo el 19 de septiembre y el pasado jueves Vueling comenzó a trabajar su propia operativa en el aeropuerto de Manises.

Vueling justificó la asunción directa del handling -y, sobre todo, dejar de depender de Iberia- por la necesidad de mejorar la atención al pasajero. La imagen de Vueling se vio afectada el pasado verano, pero su principal crisis tuvo lugar en 2016. No era una decisión menor, dado que Iberia controla el 45% de Vueling y que ambas forman parte de IAG, el hólding hispanobritánico al que también pertenecen British Airways, Aer Lingus y Level.

Para ello, Vueling constituyó en octubre la sociedad Yellow Handling cuyo objeto social es la “prestación de servicios de asistencia en tierra en aeropuertos a Vueling y a las compañías participadas mayoritariamente por ésta o por su grupo de empresas”. Está controlada al 100% por Vueling, nació con un capital de 100.000 euros y su sede se ubica en El Prat (Barcelona). Al frente está Miguel Ángel Gimeno Marquina, director de operaciones de tierra de Vueling. Entre los administradores también figura Javier Sánchez Prieto.

La elección de Valencia tiene varias causas. El primero es la conclusión del contrato con Ground Force, que no se ha renovado. Vueling se ha subrogado a los empleados indefinidos que tenía la firma en Valencia y, actualmente, trabaja con 46 personas.

La otra explicación radica en el tamaño mediano del aeropuerto valenciano. Manises es el noveno con más pasajeros de la red de Aena en España, con 7,94 millones de usuarios hasta noviembre, un 10% más que en 2018. Vueling, que tiene basados allí dos aviones, es la segunda aerolínea en Valencia (tras Ryanair), con 984.535 viajeros en los once primeros meses del año y una cuota del 12,4%.

Según resultados
Vueling aseguró en su momento que su intención era comenzar por unas instalaciones de estas dimensiones, para ponerse a prueba y ver si la firma puede asumir operativas más complejas como la de El Prat, con 19 millones de usuarios este año solo hasta noviembre. Fuentes de la aerolínea insistieron en que esta estrategia se mantiene. “A partir de ahí, según los resultados, ya se verá si se abren otras vías”, dicen.

Valencia -junto con Sevilla- es uno de los pocos aeropuertos donde Vueling no tiene contratado el servicio de handling a Iberia. Sí que sucede, en cambio, en Barcelona y Madrid. En concreto, la nueva sociedad de Vueling se encargará tanto de la atención al pasajero (mostradores de facturación y puerta de embarque) como de las operaciones de rampa (asistencia de carga y descarga del avión durante la escala)…

Compartir noticia:
Fuente:
Input your search keywords and press Enter.