Ahora leyendo:
Cuando la sala VIP se convierte en un campo de golf
Toda la noticia 3 minutes read

Cuando la sala VIP se convierte en un campo de golf

Ejercitar tu swing de golf, echar una carrera en un Scalextric gigante, ver una exposición de arte contemporáneo o pedir al cocinero un par de huevos fritos recién hechos y a tu gusto. La sala Business CIP del nuevo aeropuerto de Estambul escenifica el nuevo concepto de zona VIP y de trato exquisito al viajero de mayor poder adquisitivo en el que se han embarcado las aerolíneas que pugnan por ser el hub de referencia entre Oriente y Occidente, un mercado que reporta pingües beneficios.

Turkish Airlines, la compañía de bandera turca, ya ofrecía una sala VIP gigantesca y muy bien dotada para viajeros de business y poseedores de sus tarjetas de fidelización en el antiguo aeropuerto Atatürk. Pero en el nuevo, inaugurado el pasado abril y que acabo de conocer, han tirado la casa por la ventana. En total, hay cinco salas VIP en este nuevo aeródromo —uno de los más grandes del mundo, aunque aún tardará años en estar completamente operativo—, pero la top es la Business CIP Lounge, destinada en exclusiva a los pasajeros que viajan en business en vuelos internacionales de TK y asociadas. Cuenta con 5.600 metros cuadrados dedicados al descanso y al entretenimiento, y tiene capacidad para 765 personas, con ofertas tan locas como un simulador de golf, una sala de exposiciones de 130 metros cuadrados, gestionada por el Museo de Arte Moderno de Estambul en la que rotan obras de artistas consagrados, o el ya citado Scalextric gigante.

Pero también hay otros muchos detalles menos anecdóticos, pero que hacen más llevadera la espera a cualquier viajero. Como salitas privadas con sofá cama que se cierran con cortinas en las que dormir o tener un poco de intimidad, espacios privados de trabajo, salas de reuniones, multipantallas de canales de noticias y entretenimiento de medio mundo, zona de juegos infantiles, salas de lectura con sillones orejeros y ambiente de chimenea…

Aunque donde de verdad marca la diferencia la hospitalidad turca es en la restauración. Nada de bandejas con sandwich de jamón york y queso. La Business CIP Lounge tiene varias áreas de comida turca e internacional separadas también por temática (desayunos, te y café, repostería, lunch…). Todo elaborado por cocineros que preparan en el momento las viandas. Vamos, que dan ganas de quedarse allí y no seguir viaje…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.