Ahora leyendo:
10 famosos que se emborracharon en un avión
Toda la noticia 3 minutes read

10 famosos que se emborracharon en un avión

Viajar bebido a bordo de un avión es algo más frecuente de lo que se cree. Según Open News, el potente buscador de vuelos Jetcost ha recopilado los casos más sonados de personajes famosos que se han subido a bordo de un avión -o al menos lo han intentado- tras haberse tomado unas copas de más.

1. Jonathan Rhys Myers

United Airlines ha vetado de por vida a Jonathan Rhys-Myers, protagonista de pelí­culas como ‘Match Point’, después de subirse completamente bebido en un avión de la compañía y perder el control en un vuelo que se dirigía a Los Ángeles. Además, este no es el único altercado que Jonathan Rhys Myers ha protagonizado ya que también fue detenido en el aeropuerto de Dublin por embriaguez y alteración del orden público cuando trataba de tomar un avión a Reino Unido.

2. Gerard Depardieu

El actor francés estuvo bebiendo antes de subir a un avión de Citijet, filial regional de Air France que cubría la ruta París-Dublín. Una vez dentro, pidió permiso para ir al baño durante la fase de despegue. La azafata le pidió que esperase hasta que finalizase el despegue y el actor empezó a gritar «Quiero mear, quiero mear» antes de bajarse la bragueta y orinar sobre la moqueta del avión. Sorprendentemente, y a pesar de causar un retraso de dos horas, el actor no se llevó ninguna reprimenda ni sanción por parte de la compañía.

3. Helmut Berger

El austríaco Helmut Berger dio el cante en un vuelo de la aerolínea Qantas rumbo a Singapur. El que fuera considerado en los años 60 y 70 «el hombre más bello del mundo», se pasó con el champagne y la cerveza hasta que el personal de vuelo se negó a ofrecerle más bebidas alcohólicas. Ante la amenaza de aterrizar en Dubai y echarle del avión si no cambiaba de actitud, Berger se calmó un poco pero no dejó de lanzar insultos al personal de vuelo.

4 y 5. Liam Gallagher y Lily Allen

El vocalista de Oasis y la cantante coincidieron en un avión de la compañía Virgin Atlantic cuando se dirigían al país nipón para participar en un festival de rock y decidieron emborracharse juntos. Las azafatas intentaron en varias ocasiones que Gallagher y Allen disminuyesen su tono de voz porque hacían mucho ruido y no dejaban de gritar y maldecir…

Imagen: AP

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.