Ahora leyendo:
Un avión aterriza en Siberia después de que un pasajero exigiera desviarse hacia Afganistán
Toda la noticia 3 minutes read

Un avión aterriza en Siberia después de que un pasajero exigiera desviarse hacia Afganistán

El avión partió de Surgut a las 11.39 GMT rumbo a Moscú, donde debía aterrizar a las 13.20 GMT.

El vuelo SU1515 aterrizó en Janti-Mansisk, al norte de Siberia, confirmó Aeroflot.

A bordo del Boeing 737 había 69 pasajeros y siete tripulantes.

En los medios de comunicación rusos ha aparecido una foto del presunto secuestrador, pero las autoridades aún no han confirmado su identidad.

Una fuente comunicó que el hombre que exigió un cambio en la ruta aérea se encontraba en estado de embriaguez.

El Comité Antiterrorista Nacional ruso (NAK) informó que el pasajero que intentó secuestrar el avión parmanece en la aeronave.
«De momento el malhechor permanece en la aeronave», precisó a Sputnik el portavoz del NAK.

Por su parte, el portavoz oficial del Comité Antiterrorista, Andréi Przhezdomski, declaró que el comandante del avión «tomó la única decisión correcta».

«Ahora el avión está en la rampa aeroportuaria, la persona que había secuestrado la aeronave sigue dentro», dijo a la cadena Rossiya 24.

Aseguró que «las fuerzas del orden toman medidas para arrojar luz sobre las circunstancias de lo ocurrido».

Según informó un corresponsal de Sputnik, los servicios del orden formaron un cordón de seguridad alrededor del aeropuerto y evacuaron el aeropuerto.
Más tarde el Comité de Investigación de Rusia comunicó que detuvieron al pasajero que intentó secuestrar el avión.

«El hombre está detenido, resultó ser un residente de Surgut condenado previamente por daños a la propiedad ajena», comunicó el organismo.

De acuerdo con datos preliminares, el pasajero en estado de ebriedad «amenazando con un arma intentó irrumpir en la cabina y exigió cambiar el rumbo del avión».

«El comandante de la aeronave decidió hacer un aterrizaje forzoso en Janti-Mansiisk», agrega.

También precisa que el Comité de Investigación abrió una causa penal contra el detenido por «secuestro de una aeronave que implica la amenaza de uso de violencia», delito que se castiga con entre siete y 12 años de prisión.
El Comité Antiterrorista de Rusia confirmó la detención del hombre al subrayar que las vidas de los pasajeros y los tripulantes no corren peligro.

Aeroflot sañaló que el intento de secuestro no causó víctimas entre los ocupantes del avión.

«El delincuente que emprendió el acto de intervención ilegal fue detenido, a la hora de la liberación de la aeronave ninguno de los pasajeros o miembros de tripulación resultó herido», dijo la compañía…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.