Ahora leyendo:
ACE: la plataforma de IATA para gestionar la Bolsa de Carbono de Aviación
Toda la noticia 4 minutes read

ACE: la plataforma de IATA para gestionar la Bolsa de Carbono de Aviación

Entrevista a Michael Schneider, IATA Assistant Director Aviation Environment donde habla sobre el programa para ayudar a las aerolíneas a cumplir con sus obligaciones medioambientales utilizando el IATA Clearing House (ICH) en el Aviation Carbon Exchange (ACE), una plataforma para el comercio de créditos de carbono, impulsada por CBL Markets, una empresa de XCHG.

IATA: Michael, en primer lugar, ¿puede explicar qué es la ACE y por qué es beneficiosa para las compañías aéreas?

Michel Schneider: El Aviation Carbon Exchange -o ACE- es una plataforma que sirve de mercado centralizado para las unidades de emisión elegibles para el sistema de compensación y reducción de carbono para la aviación internacional (CORSIA), de modo que las aerolíneas puedan cumplir sus compromisos de compensación obligatorios y voluntarios. Desde su lanzamiento en noviembre de 2019, el ACE ha proporcionado a las aerolíneas un acceso seguro a los datos de compensación de carbono en tiempo real, con total transparencia de precios. Ahora hemos completado la integración técnica de la funcionalidad de liquidación de la ICH con la ACE, que es un hito importante para que las transacciones financieras de compensación de carbono sean fluidas, seguras y oportunas en los próximos años.

IATA: ¿Cuál es el beneficio medioambiental?

MS: El ACE facilita a las aerolíneas el cumplimiento de sus obligaciones en virtud del CORSIA, que es un acuerdo internacional diseñado para garantizar que el crecimiento de las emisiones de las aerolíneas por encima de la línea de base de 2019 sea neutro en carbono. El CORSIA es una importante medida provisional que forma parte del camino de la industria de la aviación hacia las emisiones netas de carbono cero para 2050. Los créditos elegibles para el CORSIA se consideran una de las opciones de compensación de carbono más sólidas y fiables. Se someten a un riguroso escrutinio independiente que permite verificar las declaraciones de emisiones. Además, muchas aerolíneas gestionan sus propios planes de compensación corporativos u ofrecen planes de compensación voluntarios a los pasajeros. Las aerolíneas y los viajeros pueden, por tanto, confiar en que las emisiones de los viajes aéreos se limitarán a los niveles de 2019 como primer paso hacia el cumplimiento de las promesas medioambientales de nuestra industria.

IATA: El ACE se creó hace un año, ¿cuál es la importancia de los últimos avances?

MS: El ACE es ahora el primer mercado centralizado y en tiempo real que se integra con el ICH para la liquidación de fondos en las transacciones de compensaciones de carbono. La integración hará innecesaria la liquidación financiera a través de terceros, es decir, la necesidad de tener una asociación con un banco (y la correspondiente cuenta comercial).

Todas nuestras aerolíneas miembros ya tienen acceso al proceso financiero de la IATA y pueden utilizar simplemente la conectividad existente para liquidar sus operaciones. Por poner un ejemplo, supongamos que la aerolínea X realiza una operación de 30 millones de dólares para compensaciones. En ausencia de la configuración de ACE/ICH, suele ser necesaria la participación de numerosas personas para completar una operación, desde las compras hasta la tesorería y las finanzas, lo que da lugar a un largo proceso que puede durar semanas. Para entonces, el precio del carbono ya no estará garantizado y se enfrentarán a problemas cada vez que comercien, ya que el precio no puede bloquearse. El uso del ICH, en cambio, reducirá el tiempo a dos días, ofreciendo un mecanismo seguro a la compañía aérea. Además, por parte del vendedor, el ICH garantiza el pago, de nuevo con un proceso rápido de dos días, por lo que es una excelente noticia para todos los participantes…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.