Ahora leyendo:
Compartir los cielos puede ahorrar combustible a las aerolíneas y reducir las emisiones de CO2
Toda la noticia 3 minutes read

Compartir los cielos puede ahorrar combustible a las aerolíneas y reducir las emisiones de CO2

Airbus ha realizado la primera demostración de vuelo en formación de larga distancia en espacio aéreo transatlántico regulado por tráfico aéreo general (GAT) con dos aviones A350 que vuelan a tres kilómetros de distancia de Toulouse, Francia, a Montreal, Canadá. Con este vuelo, se ahorraron más de seis toneladas de emisiones de CO2 en el viaje, lo que confirma el potencial de más de un 5% de ahorro de combustible en vuelos de larga distancia.

El vuelo de prueba de «demostración final» tuvo lugar el pasado martes con dos aviones de prueba A350, el MSN1 y el MSN59, el primero como avión líder y el segundo como seguidor. Esto fue posible gracias a los sistemas de control de vuelo desarrollados por Airbus que posicionan el avión seguidor de forma segura en la estela de la corriente ascendente del avión líder, lo que le permite reducir el empuje del motor y reducir el consumo de combustible. Se puede observar un principio similar con las aves migratorias grandes, como los gansos, que vuelan juntas en una formación distinta en forma de V.

Sabine Klauke, directora técnica de Airbus, declaró que “este vuelo de demostración es un ejemplo concreto de nuestro compromiso de hacer realidad nuestra hoja de ruta de descarbonización. También habla de cómo la colaboración en toda la industria será clave para que esto suceda. Hemos recibido un fuerte nivel de apoyo para este proyecto por parte de nuestras aerolíneas y socios de tráfico aéreo, además de los reguladores. La oportunidad de implementar esto para aviones de pasajeros a mediados de esta década es muy prometedora. ¡Imagínese el potencial que tendría Fello’fly en toda la industria!»

Los pilotos de las aerolíneas asociadas de Airbus SAS Scandinavian Airlines y Frenchbee presenciaron el vuelo transatlántico a bordo como observadores. El vuelo fue posible gracias a Airbus y sus socios de gestión del tráfico aéreo y proveedores de servicios de navegación (DSNA, NATS, NAV CANADA, Eurocontrol e IAA), con el apoyo de la DGAC, quienes juntos demostraron que la tecnología de vuelo de recuperación de energía de estela aprovechada en vuelo se puede lograr sin comprometer la seguridad. La demostración también muestra cómo las operaciones fello’fly podrían impulsar significativamente el desempeño ambiental de las aeronaves comerciales y contribuir a los objetivos de descarbonización de la industria de la aviación en el plazo inmediato.

El siguiente paso es conseguir el apoyo de las autoridades para que este nuevo concepto operativo pueda certificarse y, en última instancia, permitir a las aerolíneas reducir su consumo de combustible y sus emisiones de CO2…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.