Ahora leyendo:
Desafíos e incertidumbres que enfrentarán las aerolíneas
Toda la noticia 5 minutes read

Desafíos e incertidumbres que enfrentarán las aerolíneas

La industria aérea mundial, tras un quinquenio de crecimiento continuo, va a enfrentarse a mayores desafíos e incertidumbres que podrían tener un impacto negativo a mediano y largo plazo. No obstante, sigue innovando con nuevas tecnologías para ser más eficiente y ofrecer una mejor experiencia a sus pasajeros.

La demanda de pasajeros internacionales continuará este año beneficiándose del positivo impulso derivado del crecimiento incremental en el PIB mundial y las tendencias favorables de la capacidad ofertada por las aerolíneas, a pesar de los obstáculos políticos en muchas regiones o países.

Por otra parte, según un informe de la agencia de calificación de bonos KBRA, las aerolíneas de todas las regiones mantienen un acceso sólido al capital, ya que, en su mayoría, han sido proactivas en el refinanciamiento oportuno de su deuda para aprovechar el entorno de bajas tasas de interés en los últimos años, lo que ayudará a aislar los efectos de cualquier aumento en las tasas de interés.

Precios del combustible
Aunque los precios de combustible relativamente más bajos en los últimos meses actuarán como un viento de cola en la mayor parte de 2019, la visión de KBRA sobre el sector de las aerolíneas toma en cuenta la impredecibilidad a largo plazo de los precios del combustible y distingue el desempeño crediticio de las aerolíneas al favorecer a aquellas compañías cuyos fuertes recursos financieros les permiten soportar los picos de este coste.

Escasez de pilotos
Un tema recurrente en la agenda de la industria aérea mundial. Boeing calcula que se necesitarán cerca de 800.000 pilotos adicionales en los próximos 20 años para satisfacer la demanda del crecimiento del sector aéreo a nivel mundial.

Conflictividad laboral
Las relaciones laborales en la industria aérea se están volviendo más polémicas y las negociaciones entre los sindicatos y los operadores tardan más tiempo en completarse, lo que expone a la industria a posibles acciones de huelga y conflictos o interrupciones a medio plazo.

Crecimiento de las low cost
El dinámico crecimiento que caracteriza a las aerolíneas low cost es una tendencia que se mantiene en el tiempo. De hecho, se calcula que, en 10 años, este segmento dominará media Europa. La capacidad aérea ofertada por las aerolíneas low cost en Europa para 2018 alcanzó los 501,83 millones de asientos (+7,4%), lo que supone que, en la última década, ha crecido un 124%, pasando de 224,29 millones de asientos en 2009, según el estudio realizado por el portal especializado anna.aereo con base en los datos de la consultora OAG.

En nueve países europeos, el segmento low cost ya tiene una participación de mercado de más del 50%, y alcanzará esa cuota a nivel continental en 2027. España es el mayor mercado europeo en número de asientos, con un 54%.

Las aerolíneas low cost, en particular las no estadounidenses, se espera que se beneficien de otro año de rápido crecimiento con su expansión más allá del modelo tradicional de corto y medio radio, a través del desarrollo de hubs globales y el aumento de la oferta de rutas de largo radio. La agresiva expansión de este segmento en los mercados de larga distancia, habitualmente el objetivo principal de las compañías de red, podrían convertirse en otro desafío para las aerolíneas tradicionales, algunas de las cuales ya tienen operativas o en desarrollo filiales para este mercado.

Boeing 737 MAX
La prolongada parada del 737 MAX tendrá un impacto financiero de gran alcance, ya que las aerolíneas y los arrendadores de flota podrían cancelar y Boeing deberá continuar demorando o suspendiendo las entregas. Curiosamente, la permanencia en tierra del 737 MAX ha tenido un impacto positivo tanto en la demanda como en el precio de otros aviones de fuselaje estrecho. Sin embargo, dada la gran cantidad de pedidos para la aeronave, una paralización prolongada del 737 MAX podría tener una serie de consecuencias operativas y financieras negativas para las aerolíneas durante el resto del año.

Nuevas tecnologías
Tanto aerolíneas como aeropuertos continuarán explorando las opciones con nuevas tecnologías que mejoren la eficiencia y, muy particularmente, la experiencia de los pasajeros.

La biometría es una de las que más ha levantado vuelo en el último año, con una serie de iniciativas llevadas a cabo en todo el mundo. Aeropuertos y aerolíneas cada vez más se comprometen con nuevas e innovadoras formas de mejorar la gestión de pasajeros y la experiencia del cliente a través de los datos biométricos, tanto para los controles fronterizos como para el embarque a los vuelos. España recientemente hizo uno de estos ensayos conjuntamente con Air Europa en el Aeropuerto de Menorca. Se prevé que su uso se expanda exponencialmente…

Compartir noticia:
Fuente:
Input your search keywords and press Enter.