Ahora leyendo:
Brasil padece desabastecimiento de combustibles y alimentos
Toda la noticia 3 minutes read

Brasil padece desabastecimiento de combustibles y alimentos

Brasil enfrentó este domingo graves problemas de abastecimiento, luego de siete días de una huelga de camioneros contra el alza del precio del diésel. Sin embargo, el gobierno sostine que el país está «en camino a la normalización». El presidente Michel Temer anunció este domingo una rebaja de 46 centavos por litro y espera con esta medida solucionar esta situación.

Hay escasez de productos en supermercados y funcionamiento irregular del transporte. Asimismo, diversos sectores encendieron las alarmas por el avance de la paralización que continúa en pie pese a los anuncios del Ejecutivo.

Por su parte, la Asociación Brasileña de Proteína Animal informó este domingo que unos 64 millones de pollitos y aves murieron por falta de alimento y otros mil millones corren peligro. Podría llevar hasta dos meses recuperar la totalidad del abastecimiento, según estimaciones de expertos.

Esta crisis se traspasa a la salud, donde los pacientes sufren falta de alimentos, tienen poca ropa limpia, no cuentan con todas las ambulancias en funcionamiento y carecen de médicos.

Según la Asociación Nacional de Hospitales Privados, también se observa una irregular recolección de basura. Por ello, a partir de este lunes «muchos hospitales no podrán garantizar la continuidad del cuidado de los pacientes que necesiten tratamiento si no se adopta alguna medida inmediata», según un comunicado de la asociación. También, algunas universidades públicas cancelaron sus clases para este lunes, mientras que 14 aeropuertos continúan con falta de combustible. En al menos ocho de los 27 estados del país, algunas estaciones de servicio comenzaron a ser reabastecidas, pero inmediatamente se formaron filas kilométricas. El Sindicato Nacional de Empresas de Telefonía de Brasil pidió dar prioridad en el abastecimiento a los vehículos «para proteger la operación de la infraestructura crítica de telecomunicaciones».

El presidente Temer estuvo reunido con su gabinete este domingo para evaluar cómo enfrentar la crisis, según dio a conocer el portal G1. «No nos desmovilizamos ahora sin tener lo que el gremio exige en la calle. Estamos cansados de promesas y ninguna efectividad», dijo Carlos Alberto Dahmer, presidente del Sindicato de Transportadores Autónomos de Ijuí (RS) a Folha de San Paulo.

Los huelguistas ampliaron su lista de demandas y pidieron, entre otras cosas, retomar el precio del diésel de julio de 2017 y congelarlo por tres meses, además de regular los precios de los fletes de transporte. El Senado anunció que votaría esos puntos este lunes, pero los transportistas quieren una aplicación inmediata. El pasado jueves, el gobierno de Brasil anunció un acuerdo con los camioneros, pero no fue aceptado de forma unánime…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.