Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Ahora leyendo:
El objetivo “cero emisiones netas de CO2” lidera los avances de la 41ª Asamblea de la OACI
Toda la noticia 5 minutes read

El objetivo “cero emisiones netas de CO2” lidera los avances de la 41ª Asamblea de la OACI

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) acogió con satisfacción la adopción durante la 41ª Asamblea de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) del ambicioso objetivo a largo plazo (LTAG, por sus siglas en inglés) de alcanzar cero emisiones netas de CO2 en 2050, un avance notable por parte de los Estados que se alinea con los objetivos del Acuerdo de París y la resolución de cero emisiones netas de CO2 en 2050 acordada por las aerolíneas en la 77ª Asamblea General Anual de IATA en octubre de 2021.

“No se puede subestimar la importancia del acuerdo del LTAG. El compromiso de la industria de la aviación de alcanzar el cero neto en 2050 exige políticas gubernamentales que respalden este compromiso. Ahora que tanto gobiernos como industria han puesto el punto de mira en conseguir cero emisiones netas en 2050, esperamos que se pongan en marcha iniciativas políticas de peso en áreas clave para la descarbonización, como incentivar la capacidad de producción de combustibles de aviación sostenibles (SAF). Y la determinación global de descarbonizar la aviación que sustenta este acuerdo debe acompañar a todos los delegados de regreso a sus casas y conducir a acciones políticas efectivas que permitan a todos los Estados respaldar el propósito de la industria de acelerar el avance en esta materia”, dijo Willie Walsh, director general de IATA.

La decisión de establecer un objetivo ambicioso a largo plazo desde la OACI se produce tras intensas negociaciones entre los distintos ámbitos de interés en todo el mundo. La Asamblea de la OACI apoyó de forma rotunda este objetivo.

CORSIA

La Asamblea también reforzó su compromiso con el Plan de compensación y reducción de carbono para la aviación internacional (CORSIA, por sus siglas en inglés), y con la estabilización de las emisiones de la aviación internacional al 85% de niveles de 2019. Tras este acuerdo, muchos gobiernos destacaron el papel de CORSIA como única medida económica de gestión de la huella de carbono de la aviación internacional.

“El acuerdo de la Asamblea refuerza CORSIA. La reducción de la línea base aumentará de forma significativa los costes para las aerolíneas. Por ello, es más esencial que nunca que los gobiernos no socaven los fundamentos de CORSIA como única medida económica para gestionar la huella de carbono de la aviación internacional. Los Estados deben respetar, respaldar y defender CORSIA contra la proliferación de otras medidas económicas que no harán sino menoscabar CORSIA y el esfuerzo colectivo para descarbonizar la aviación”, dijo Walsh.

Combustibles sostenibles de aviación (SAF)

La industria espera que los SAF desempeñen el principal papel en la descarbonización de la aviación. IATA estima que los SAF podrían reducir las emisiones en un 65% de la mitigación necesaria para alcanzar el cero neto en 2050. Aunque la industria compró los cien millones de litros de SAF disponibles en 2021, el suministro sigue siendo limitado y el precio mucho más alto respecto al queroseno tradicional.

“Teniendo en cuenta el LTAG, los Estados deben centrar su esfuerzo en fórmulas para incentivar el aumento de la capacidad de producción de SAF y conseguir así reducir su coste. Los enormes progresos realizados en muchas economías para la transición energética hacia fuentes renovables, como la solar o eólica, son un excelente ejemplo de lo que puede lograrse con políticas gubernamentales adecuadas, especialmente incentivando la producción”, dijo Walsh.

Los resultados de la Asamblea se centran en varias áreas fundamentales para respaldar los SAF:

  • Pedir al Consejo de la OACI que:
    • facilite el desarrollo de infraestructuras y asesoramiento técnico a los Estados para el desarrollo de programas de SAF;
    • cooperar con los socios de la industria para definir y promover la transición a los SAF;
    • facilitar el acceso a la financiación de proyectos para la creación de infraestructuras dedicadas a los SAF que permitan desarrollar los instrumentos necesarios para superar los obstáculos de acceso al mercado.
  • Pedir a los Estados que:
    • aceleren la certificación del combustible y el desarrollo de los SAF, incluida la producción de materias primas;
    • acelerar la certificación de nuevas aeronaves y motores para que puedan utilizar un 100% de SAF;
    • fomentar y promover acuerdos de compra;
    • respaldar los cambios necesarios en la infraestructura aeroportuaria y de suministro de energía;
    • estudiar el uso de incentivos que favorezcan el uso de SAF.

Implementación

IATA destacó la importancia de una implementación efectiva.

“Los gobiernos no deben perder el interés que han propiciado los acuerdos alcanzados en esta asamblea. Los costes de la descarbonización de la aviación ascienden a billones de dólares, y el plazo para conseguir la transición de toda la industria global es largo. Con políticas gubernamentales adecuadas, los SAF podrían alcanzar un punto de inflexión en 2030 que nos llevaría hacia nuestro objetivo de cero emisiones netas. Para la próxima Asamblea, el carácter “ambicioso” del LTAG debe transformarse en un objetivo firme con un plan de acción claro. Esto significa que los gobiernos deben trabajar con la industria para implementar un marco político global eficaz capaz de atraer los recursos financieros necesarios para dirigir a la aviación hacia el cero neto en 2050. Hay mucho trabajo por hacer y ni un minuto que perder”, dijo Walsh.

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.