Ahora leyendo:
La nueva generación de drones tiene patas y vuela en bandada
Toda la noticia 3 minutes read

La nueva generación de drones tiene patas y vuela en bandada

Los drones son esos robots alados conocidos popularmente por hacer la guerra a distancia. Hay miles de modelos; a reacción, con hélice, con forma de ala delta, y hasta con pinta de abeja voladora. Es igual el modelo, mientras vuelen y no los dirija un tripulante a bordo, son drones. En el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts, por sus siglas en inglés), en Boston (EEUU), se están desarrollando algunas de las propuestas más innovadoras en el campo de los aviones no tripulados. Se están inventando prototipos que, además de volar, han aprendido a aterrizar en una rama de un árbol o a volar en bandada.

Uno de los más innovadores ha sido desarrollado por Bhargav Gajjar, investigador asociado del Robotic Mobility Group del MIT y propietario de la empresa que ha desarrollado un peculiar mecanismo de aterrizaje para drones convencionales. Son unas patas extensibles que, acopladas a la base de un dron, permiten al aparato tomarse un descanso apoyado sobre una rama de árbol u otra superficie. Según relata Gajjar, el proyecto es propiedad de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos (USAF, en inglés) que, hace unos meses, lanzaron a concurso el reto de acoplar unas patas mecánicas a drones convencionales. Finalmente, este verano pasado, tras un examen final en la base aérea militar Wright Patterson de Ohio, la USAF aprobó el mecanismo creado por Gajjar.

En cuanto a la parte creativa, dos de los principales retos a la hora de fabricar el sistema de sujeción del dron fueron el peso y el consumo de batería. Y Gajjar se muestra orgulloso de este punto ya que, "tras tres años probando centenares de prototipo" ha creado un sistema en el que el dron "sólo consume batería a la hora de desplegar las patas para el aterrizaje".
Las extremidades, a su vez, están fabricadas con plástico y metal "muy ligero para no dificultar el vuelo", explica.

Las aplicaciones del dron, dada la potestad de la criatura, son principalmente de uso militar y seguridad. Está pensado para tener "una posición fija y privilegiada para grabar con una cámara adicional", dice Gajjar. En este punto, el científico se limita a explicar que su único propósito ha sido crear el sistema de sujeción y que, de ahora en adelante, está todo en manos de la USAF, que está desarrollando el dron en su totalidad.

Aún así, añade que las aplicaciones de este robot son también civiles: observación del tráfico, recuento de datos y su procesamiento, ayuda en zonas catastróficas o como red wifi voladora. En su proceso de creación, Gajjar insiste en que fue "básico observar y entender como funciona la biología para crear cosas artificiale". "Observé a los pájaros y vi que tienen un funcionamiento muy concreto en las pezuñas que les permite engancharse a una rama y dormir de pie sobre ella. Copié ese mecanismo", añade. "Intenté actuar como lo haría Leonardo Da Vinci durante el proceso", añade.

Comunicación vía wifi

Unas calles más allá, sin salir de los dominios del MIT, trabaja la doctora en Ingeniería Informática Sabine Hauert, que investiga en el área de la inteligencia colectiva en el Instituto Koch de Cambridge. Sus primeras investigaciones se remontan a tres años atrás, en Suiza, cuando participó en el desarrollo de un sistema que…

Imagen: http://esmateria.com

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.