Ahora leyendo:
‘La vergüenza de volar’ nos impulsa y compromete a hacer las cosas mejor: CEO de SKY Airline
Toda la noticia 4 minutes read

‘La vergüenza de volar’ nos impulsa y compromete a hacer las cosas mejor: CEO de SKY Airline

Holger Paulmann, CEO de la aerolínea SKY Airline, a través de una carta publicada en el diario ‘El Mercurio’, se refirió al movimiento nacido en Suecia, “Flygskam” o “La vergüenza de volar”, que se ha extendido gracias a activistas como la joven Greta Thunberg, cuya lucha contra el cambio climático la llevará a cruzar el atlántico a bordo del velero ecológico ‘Malizia II’, primero a Nueva York para asistir a una cumbre de la ONU sobre el clima y luego a Santiago para la Cumbre COP25.

Paulmann señaló que esta tendencia, que ya suma adeptos en todo el mundo en busca del decrecimiento en la aviación para frenar el calentamiento global, más que una amenaza, debe ser vista como un punto sobre el cual la industria debe enfocarse. “Sí, es cierto, es un riesgo. Pero también es una oportunidad única para replantearnos la manera en que estamos haciendo las cosas y buscar desarrollar iniciativas que vayan más allá de ser ‘amigables’ con el entorno” escribió el CEO de SKY en su misiva y agregó que “lo que hoy se requiere, o -mejor dicho- lo que se nos está exigiendo, es responsabilidad y compromisos reales con el medio ambiente y las personas”.

Según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) en 2018 un 23% de los suecos renunció a volar para reducir su impacto climático. Greta, de 16 años, es una de ellas. Desde el 2015 dejó de tomar aviones y optó por otros medios de transporte como el tren, para trasladarse a las distintas manifestaciones a las que ha asistido, volviéndose en la cara más visible del movimiento ‘Flygskam’.

“Hay cambios que evidentemente no pueden realizarse con la velocidad que quisiéramos, ya que la aeronáutica es una industria compleja que requiere de múltiples procesos, pero el desafío que hoy tenemos los líderes que estamos inmersos en ella está en ponernos en acción ahora mismo y trabajar para avanzar hacia operaciones más sustentables, que generen el menor impacto posible en el medio ambiente, y así comprometernos con el planeta y también con quienes, como Greta, están optando por no volar” sostuvo Paulmann.

Además, el ejecutivo agregó que la tendencia en Chile es distinta, ya que cada vez son más quienes optan por el avión para trasladarse de un punto a otro. De hecho, el primer semestre de este año, el tráfico aéreo de pasajeros creció un 12,1%. Una tendencia que se mantiene en el mundo. Según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT) 57% de los viajes turísticos internacionales en todo el mundo se realizan en aviones.

También lo señaló así la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por sus siglas en inglés) que en su último informe, reveló que el tráfico mundial de pasajeros se incrementó un 5% en el mes de junio, respecto al mismo mes del 2018, y durante todo ese año, las aerolíneas llegaron a movilizar 4.400 millones de personas.

Ante estos números, Paulmann también indicó que la industria ya está trabajando en reducir las emisiones de carbono que generan. “Por ejemplo, hay quienes estamos haciendo esfuerzos por renovar la flota por aviones que reducen las emisiones contaminantes; otras están reforestando para compensar la huella de carbono incremental (Delta), y algunas, cambiando la configuración de sus aviones para hacerlos más livianos o reducir las emisiones de pasajero por km”.

“’La vergüenza de volar’, más que asustarnos nos impulsa y nos compromete a hacer las cosas mejor, precisamente para que volar no sea una vergüenza, sino una alternativa de transporte real, sustentable y accesible para todos, incluso para Greta”, enfatizó.

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.