Ahora leyendo:
CEO de aerolíneas low cost confían en que serán el motor de la reactivación del sector
Toda la noticia 4 minutes read

CEO de aerolíneas low cost confían en que serán el motor de la reactivación del sector

Si bien se encuentran tan golpeadas como el resto de las empresas del sector, las aerolíneas low cost confían en que podrían ser la punta de lanza de la reactivación del mercado aerocomercial. Con gran cantidad de rutas que evitan pasar por los grandes centros urbanos -focos de contagio de Covid-19- y la idea de que podrán seguir ofreciendo tarifas bajas aun operando bajo los nuevos protocolos, creen que podrían ser las primeras en contribuir a la recomposición de la demanda.

Eso señalaron, en el marco del foro InverTUR, un espacio destinado promover la inversión en el sector del turismo, cuatro referentes de empresas de bajo costo de la región: Paulo Kakinoff, de la brasileña GOL Linhas Aéreas; Stephen Rapp, de Viva Air Perú; Gonzalo Pérez Corral, de JetSmart Argentina; y Esteban Tossutti, de Flybondi.

“Somos uno de los actores que más motorizamos la idea de la conectividad interna sin pasar por Buenos Aires y, de hecho, el 25% de nuestras conexiones tiene esa característica”, dijo Tossutti. Si bien en la Argentina hay un prohibición de vender pasajes de avión con fecha previa al 1 de septiembre, las empresas se encuentran en diálogo con las autoridades gubernamentales para intentar adelantar esa fecha a julio para vuelos entre provincias en las que no haya circulación comunitaria del Covid-19, lo que podría propiciar incluso la generación de nuevas rutas.

“La Argentina tiene paisajes espectaculares, que por sus características se prestan naturalmente al distanciamiento social. Creemos que es una oportunidad grande para restablecer las rutas del interior. No se trata solo de turismo; hay mucha gente que necesita volar para trabajar o visitar familia”, apuntó Pérez Corral, gerente general de la empresa JetSmart, que sigue volando en Chile, donde la actividad no se ha paralizado. Según detalló, en el país vecino opera al 20% de su capacidad de flota y con una ocupación de entre el 40% y el 64%, lo que se complementa con los servicios de charter que ofrece la firma.

Según señalaron las dos empresas low cost locales, la demanda está contenida y habrá una respuesta apenas se reanude la autorización para volar, aunque es de esperar que el volumen de pasajeros tarde meses en volver a los niveles anteriores a la pandemia.

Paulo Kakinoff, de GOL, señaló que aún en una situación difícil desde el punto de vista sanitario para Brasil las persona siguen tomando vuelos, dado que en el país vecino el servicio aéreo se encuentra habilitado. De hecho, esperan que la demanda mejore entre 25% y 35% en julio.

“En una encuesta que hicimos entre nuestros pasajeros registramos que el 37% comprará rápidamente un ticket, entre 30 y 60 días después de la reapertura”, sostuvo Tossutti, y agregó que la gran mayoría de los encuestados estaría dispuesto a volver a volar en los próximos seis meses.

“Para generar demanda primero necesitamos una fecha, para que los pasajeros sepan que van a comprar sus tickets y van a poder volar”, opinó Stephen Rapp, CEO de Viva Air en Perú, país donde la aviación comercial también se encuentra paralizada. Respecto de la posibilidad de que las aerolíneas sean obligadas a dejar asientos vacíos para favorecer el distanciamiento entre pasajeros, Rapp señaló que no habrá tal obligación, más allá de que algunas empresas quieran hacerlo por decisión propia…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.