Ahora leyendo:
Norwegian ya negocia con varios gobiernos latinoamericanos para empezar a volar cuanto antes
Toda la noticia 3 minutes read

Norwegian ya negocia con varios gobiernos latinoamericanos para empezar a volar cuanto antes

Norwegian quiere competir con Iberia y Air Europa en su propio terreno de juego: Latinoamérica. La estrategia de la aerolínea noruega consiste en conectar Latam con Europa a través de vuelos directos y baratos para plantar cara a las clásicas aerolíneas que cubren ahora estas rutas, según avanza La Información.

La aerolínea ya ha comenzado a negociar con varios de los gobiernos latinoamericanos para empezar a operar cuanto antes. Actualmente, Norwegian cuenta con un vuelo directo entre Londres Gatwick y Buenos Aires con el que llegó al sur del continente americano y gracias al que ha iniciado las conversaciones con el gobierno argentino. Estas se encuentran “en un estadio avanzado” y buscan unir el aeropuerto londinense con Puerto Iguazú.

Precisamente en Argentina la compañía ‘low cost’ ya abrió una filial en 2017 bajo el nombre de Norwegian Air Argentina con la que opera vuelos internos a destinos como Ushuaia, Mendoza o Córdoba desde Buenos Aires. Precisamente, a través de esta marca, cuenta con la autorización pertinente para comenzar a operar entre España y el país argentino. Pero este no es el único destino en el que buscan expandirse. También han puesto el foco en otros como Brasil o Perú, según La Información.

Así, cuentan desde hace varios meses con el visto bueno de Aviación Civil Española para unir Madrid con Perú con varias frecuencias semanales, pese a que aún no hay fecha para que comiencen las operaciones. De hacerse realidad esta línea, competiría de manera directa con Air Europa e Iberia, las dos grandes firmas españolas, y con Latam, que también lleva a cabo vuelos desde este país. Se trataría de replicar en Latinoamérica la competencia que ya se hacen en España.

A nivel estratégico Norwegian tiene la vista puesta en Latinoamérica pero a nivel financiero tiene la mirada fija en el 16 de septiembre, el día que sus inversores tienen que decidir si prorrogan dos años el vencimiento de los bonos por 345 millones de euros (Norwegian pide una prórroga a sus acreedores). Un aplazamiento solicitado por Norwegian que ha reavivado las dudas sobre la viabilidad de la aerolínea. Este aplazamiento habla a las claras de sus dificultades financieras puesto que hace escasas dos semanas recibió 222 millones de euros por la venta de Norwegian Bank y otros 300 millones por la ampliación de capital de principio de año…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.