Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
Ahora leyendo:
Piel de Tiburón: Europa autoriza el uso del laminado AeroSHARK en los Boeing 777
Toda la noticia 3 minutes read

Piel de Tiburón: Europa autoriza el uso del laminado AeroSHARK en los Boeing 777

La Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) concedió a Lufthansa Technik el Certificado de Tipo Suplementario (STC), que allana oficialmente el camino para la modificación en serie de dos variantes del Boeing 777 con las láminas riblet de ahorro de combustible AeroSHARK.

Gracias al STC, el despliegue en toda la flota de esta tecnología sostenible, desarrollada conjuntamente por Lufthansa Technik y BASF, puede comenzar ahora en los clientes de lanzamiento Lufthansa Cargo y Swiss International Air Lines (SWISS). Los próximos turnos de modificación en Fráncfort y Zúrich ya están programados para principios de enero.

Gracias a su estructura superficial especial de nervaduras microscópicas -los llamados riblets-, AeroSHARK reduce la resistencia a la fricción de la piel del avión. Como resultado, el consumo de combustible y las emisiones de CO2 se reducen en torno a un uno por ciento. Por cada Boeing 777-300ER operado por SWISS, esto supone un ahorro anual de unas 400 toneladas de queroseno y más de 1.200 toneladas de dióxido de carbono. El Boeing 777F, algo más corto, ahorra anualmente unas 370 toneladas de combustible y 1.170 toneladas de CO2.

Un primer Boeing 777-300ER equipado con AeroSHARK de la aerolínea suiza (HB-JNH), que también completó el programa de ensayos en vuelo para la certificación ahora recibida, ya había empezado a operar diariamente en octubre utilizando un «Permiso de vuelo» temporal de la Oficina Federal Suiza de Aviación Civil (FOCA) que sólo era válido para esta única aeronave. El STC emitido por la EASA permite ahora a Lufthansa Technik aplicar en serie las películas riblet inspiradas en la naturaleza a cualquier avión Boeing 777-300ER y 777F.

La modificación AeroSHARK del HB-JNH comenzó ya a finales de agosto y culminó con los denominados vuelos STC con la AESA los días 8 y 9 de septiembre. Durante estos vuelos, había que demostrar detalladamente que la modificación AeroSHARK no tenía ningún impacto negativo en la seguridad operativa y el manejo del Boeing 777.

Al vuelo STC siguieron varias semanas de evaluación de los datos recogidos y otros documentos, como los valores medidos en las simulaciones de flujo. Tras completar recientemente la revisión de todos los documentos presentados, la AESA concedió finalmente el STC.

«La aprobación de AeroSHARK para las variantes del Boeing 777 es un paso importante en la distribución de esta nueva tecnología para una mayor sostenibilidad en el transporte aéreo», declaró Soeren Stark, Consejero Delegado de Lufthansa Technik.

«Con nuestro socio BASF, ahora podemos ayudar a nuestros clientes a hacer que subflotaciones enteras sean más respetuosas con el clima. Además, tenemos la intención de aplicar la nueva tecnología a otros tipos de aeronaves. Somos la única empresa de MRR del mundo que ofrece este tipo de soluciones para reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 de los aviones comerciales. Naturalmente, estamos muy orgullosos de ello», agregó.

«Realizar un proyecto así sólo es posible mediante la cooperación en asociación y una gran confianza en la experiencia de cada uno. Juntos, hemos logrado desarrollar una solución a medida que combina acción económica y sostenibilidad a partes iguales», explicó la Dra. Uta Holzenkamp, directora de la división de Recubrimientos de BASF y, en este cargo, también responsable de films funcionales…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.