Ahora leyendo:
SKY y los A321XLR: “Se abren muchas oportunidades para la base de Santiago y también para la de Lima”
Toda la noticia 6 minutes read

SKY y los A321XLR: “Se abren muchas oportunidades para la base de Santiago y también para la de Lima”

La compra de los Airbus A321XLR es probablemente la mayor apuesta que ha hecho SKY después de establecerse como empresa. Una muestra del crecimiento dedicado y sostenido realizado por más de 15 años que hoy, permiten saltar a las grandes ligas de las líneas aéreas con la posibilidad de llegar a mercados que hasta un par de años parecían inalcanzables. Con estos aviones, a partir de fines de 2023, la línea aérea de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) de Chile y ahora, también del Perú, tendrá una capacidad para unir al continente, prácticamente sin ningún tipo de limitaciones.

“Es la primera compra directa de SKY a un fabricante”, comenta un alegre Holger Paulmann, CEO de SKY, al reflexionar los detalles que significaron la orden colocada directamente a Airbus en 2019 y que fue dada a conocer en diciembre. Por el momento, son 10 ejemplares con los cuales se refuerzan las capacidades de la compañía para atender el crecimiento en rutas medias y lanzar nuevas rutas que por distancia y capacidad no es posible atender de manera eficiente con los aviones actuales.

Al comentar los detalles del pedido, el máximo directivo de la LCC señala que fue una combinación de una evolución propia de la línea aérea con un minucioso estudio de oportunidades y condiciones de mercado con los fabricantes y empresas de leasing que permiten colocar el pedido “en el momento justo”. “Quizás antes pudimos hacer una compra directa, pero la compañía no tenía las finanzas suficientemente robustas para hacerlo”, dice.

En ese sentido, la renovación de la flota desde 2010 responde a las características de la compañía en cada momento. Los primeros A320 y A319 fueron equipos en arriendo de segunda mano, aprovechando la salida de material de otras líneas aéreas. Los primeros ya fueron retirados, mientras los segundos están en proceso de salida. A fecha de hoy, sólo restan nueve A319 en la flota que durante este año debieran salir para dejar sólo A320neo, modelo del cual poseen 17 ejemplares. En la misma fórmula se negoció la flota actual.

“Nosotros preferimos irnos por los arriendos de aviones porque vimos la oportunidad de que estos estaban a un precio súper competitivo. La gran mayoría de las líneas aéreas pusieron sus órdenes de compra entre 2011-2014, en una época en que los precios del combustible estaban sobre los US$100 el barril y la transición del A320ceo al A320neo era “buena y evidente”. También muchas empresas de leasing salieron a comprar con las expectativas de que la gran mayoría de las aerolíneas iban a cambiar la flota”, explica, agregando que con el descenso en el precio del combustible la necesidad de tener nuevos aviones por parte de los operadores disminuyó. “Ya tenemos asegurados hasta 2021 los A320neo y los primeros A321neo que vamos a recibir en condiciones muy favorables para nosotros”.

La flota A321neo de SKY estará conformada por dos modelos. Uno es el A321neo que recibirá desde fines de este año con cinco aparatos. Probablemente estos estarán basados en Lima y puedan atender las primeras rutas hacia los Estados Unidos u otras de alta densidad dentro de la región. El otro es el A321XLR que pueden recorrer casi 4.700 millas náuticas (8.700 kilómetros) sin escalas y sin restricciones.

“Se abren muchas oportunidades para la base de Santiago y también para la de Lima. Con este avión podríamos hacer un Lima – Toronto o un Lima – Los Ángeles, dentro de una amplia gama de opciones”, sentencia el CEO de SKY. Si bien en un principio la compañía se mantenía ajena a incorporar aviones de mayor capacidad, la opción de tener un aparato súper eficiente capaz de hacer rutas que los aviones de fuselaje ancho a menor costo y a la mitad de precio, asegura que cambian las perspectivas. Por ahora, las rutas que se pueden anticipar para el futuro modelo son desde Santiago hacia el Caribe y los Estados Unidos, tomando como referencia los destinos a los que tienen autorizados desde el Perú con los que son posibles generar eficiencias.

Para Holger Paulmann, hay dos diferencias que marcan la competitividad del A321neo en comparación con la versión anterior, además del alcance que se le brinda a la versión XLR. La primera es la versión Airbus Cabin Flex (ACF) que con salidas de emergencia sobre las alas puedes colocar filas adicionales en lugares donde en los A321 convencionales deben ir liberados por tener salidas de emergencia de gran tamaño. La segunda diferencia es el concepto SpaceFlex que desarrolla un nuevo diseño de los galley con cocinas más pequeñas que permiten colocar los baños en la sección trasera a un costado, facilitando otras hileras de asientos. Tema aparte es el ahorro en combustible y el alcance. “La versión neo da un alcance mayor al ceo, después está la versión LR con un alcance superior a esta en 15% y finalmente, está el XLR que aumenta el alcance un 15% adicional respecto al A321LR. Nosotros descartamos el A321LR nunca lo vimos como opción”.

El rediseño de la cabina interior del avión es la que permite que el A321neo pueda crecer en capacidad sin afectar el diseño original de fuselaje de 220 a 240 asientos. SKY anticipa que tendrá una versión de 238 pasajeros, aunque por ahora aseguran que falta para definir la configuración final del avión con el que conectarán Chile con Estados Unidos.

SKY pretende definir el diseño final de su nuevo avión en los próximos años, pero por ahora descarta que se incorporen nuevas secciones como una Premium Economy o una Business Class para rutas de ocho horas. La intención de la compañía es ofrecer un producto competitivo, flexible, acorde a los mercados y tipos de pasajeros que atiende con un buen servicio tal como viene ofreciendo y que en los últimos años le han hecho merecedora de varios premios SkyTrax como “Mejor Línea Aérea Low Cost de Sudamérica”.

“Nosotros somos una low cost y vamos a seguir siéndolo. Es bajísisma la probabilidad de que introduzcamos asientos Business. Respecto a Premium Economy, nosotros tenemos algo: las filas de más adelante están con un pitch de 32-33 pulgadas, hoy, con el mismo asiento, pero dentro de poco con otro modelo con mayor reclinación superior a la competencia, además de otros accesorios que van permitir una diferencia respecto al resto de los asientos del avión”, explica Paulmann. “Nosotros queremos vender eso y el pasajero necesita sentir que por lo que paga está obteniendo un producto mejor”…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.