Ahora leyendo:
Tendencias que este año impulsarán la recuperación del transporte aéreo
Toda la noticia 8 minutes read

Tendencias que este año impulsarán la recuperación del transporte aéreo

En 2020, con la aparición del coronavirus, se registró el desarrollo de tecnologías anti-COVID-19, colocando la salud, la seguridad y el saneamiento al frente de la experiencia del pasajero, para hacer de los aviones el modo de transporte más confiable y recuperar la confianza y la demanda. 2021 no será una excepción, ya que la industria de la aviación continúa enfrentando los desafíos económicos que han provocado la pandemia y las restricciones a la movilidad para contenerla. Para este año, aerolíneas y aeropuertos están poniendo en marcha nuevas e innovadoras iniciativas de las aerolíneas para mantener seguros a sus clientes y tripulaciones en todas las fases del vuelo, desde soluciones sin contacto hasta pasaportes sanitarios digitales y robots de limpieza autónomos ultravioleta. Muchas de estas innovaciones estaban en los proyectos de digitalización que han venido desarrollando las compañías y los aeropuertos y que el virus ha acelerado: estas son las tendencias y tecnologías que desempeñarán un papel importante para impulsar la recuperación del transporte aéreo este año.

Tecnología sin contacto
La tendencia haca una experiencia de pasajero sin dependencia de un personal en los aeropuertos está en marcha desde hace unos años, si bien el objetivo eran los costes, pero la pandemia de COVID-19 aceleró la adopción de la tecnología contactless (sin contacto), reduciendo la interacción entre los pasajeros y los empleados esta vez con el fin de minimizar la propagación del virus.

Este año, probablemente se extenderá la utilización de tecnologías que eliminen el contacto a lo largo de todo el viaje, desde los procesos de facturación y seguridad, hasta la forma en que los pasajeros pagan por los servicios auxiliares en la terminal del aeropuerto, la forma en que abordan el avión o en la que interactúan con los sistemas de entretenimiento a bordo, según informa el portal especializado en los servicios en aeropuertos y aerolíneas FutureTravelExperience (FTE).El Aeropuerto de Beijing ha desarrollado la experiencia desde la entrada al aeropuerto hasta la puerta de embarque con biometría de reconocimiento facial y tecnologías de autoservicio. Otros aeropuertos y aerolíneas también la están incorporando a su experiencia (El Aeropuerto de Beijing estrena una nueva normalidad: vuelos sin contacto).

Test COVID-19 al instante
Mientras la industria aérea espera el avance de campañas de vacunación en todos los continentes, las pruebas de COVID-19 continúan siendo una acción crítica para restaurar los viajes aéreos y las aerolíneas y los aeropuertos se han encargado de establecer centros para la realización de test. Las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) son comunes desde comienzos de la pandemia por estar consideradas como las más confiables pero requieren de más tiempo. Ya está proliferando en muchos aeropuertos el establecimiento de centros para pruebas rápidas, con resultados en tan solo 30 minutos, para los casos de pasajeros que no se han practicado la PCR en origen.

Pasaportes sanitarios y visas de vacunación
Una tecnología emergente, debatida ampliamente en los últimos meses en respuesta a la pandemia, son los pasaportes de salud digitales. El concepto de pasaporte de salud o inmunidad no es nuevo y, de hecho, existe desde hace algún tiempo. Un ejemplo de esto son los procesos tradicionales basados ​​en papel ya reconocidos como Certificado Internacional de Vacunación, también conocido como tarjeta de Fiebre Amarilla. El enfoque ahora se orienta a su digitalización y utilizarlo como una herramienta para verificar el estado de salud de las personas.

Actualmente se están llevando a cabo en todo el mundo múltiples iniciativas para desarrollar e implementar pasaportes de salud digitales. El proyecto CommonPass, que se presentó en octubre del año pasado tras una asociación entre el Proyecto Commons, el Foro Económico Mundial y una amplia coalición de socios públicos y privados, tiene como objetivo establecer formas estándar de verificar los resultados de laboratorio y los registros de vacunación. Para usar CommonPass, los viajeros realizan una prueba COVID-19 en un laboratorio certificado y cargan los resultados en su teléfono móvil. Luego completan cualquier cuestionario adicional de detección de salud requerido por el país de destino. La solución se ha utilizado en la ruta Hong Kong-Singapur de Cathay Pacific, así como en los vuelos de Londres a Nueva York de United Airlines, y pronto comenzarán más pruebas con JetBlue, Lufthansa, Swiss y Virgin Atlantic.

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) también se encuentra actualmente en las etapas finales de desarrollo de su iniciativa Travel Pass que espera lanzar en el primer trimestre de 2021. IATA dice que ve el Travel Pass como una solución “global y estandarizada” para eliminar la confusión y la complicación actual en cuanto al cruce de fronteras internacionales. Singapore Airlines es la primera aerolínea en probar la solución en vuelos desde Yakarta y Kuala Lumpur a Singapur, lo que podría preparar el escenario para un despliegue más amplio en el sector. IATA ha anunciado que el Travel Pass también será probado por British Airways.

Autoservicio avanzado y biometría
Con COVID-19 reforzando la idea de viajes sin interrupciones, la pandemia también ha puesto un fuerte énfasis en la biometría como tecnología imprescindible. En los últimos años, ha crecido exponencialmente el número de aerolíneas y aeropuertos que han adoptado la tecnología.

Star Alliance presentó una nueva plataforma de identificación e identidad biométrica interoperable para el control de pasajeros, que se puso en marcha en noviembre de 2020 en los aeropuertos de Munich y Frankfurt para pasajeros selectos del Grupo Lufthansa; Delta Airlines implantó en algunos de sus hubs en los Estados Unidos las terminales biométricas. Emirates lanzó una ruta biométrica integrada en el Aeropuerto Internacional de Dubai. Una experiencia similar estableció el Aeropueto de Beijing. Etihad probó el registro biométrico facial para la tripulación de cabina ; y el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale Hollywood (FLL) comenzaron a facilitar el embarque biométrico de vuelos para todas las salidas internacionales.

En otros lugares, VINCI Airports se convirtió en el primer operador aeroportuario del mundo en implementar datos biométricos durante todo el viaje de los pasajeros desde su casa hasta el avión. El operador del aeropuerto desplegó un nuevo asistente de viaje, llamado Mona, diseñado para revolucionar la experiencia de los pasajeros en el aeropuerto de Lyon Saint Exupéry.

Una de las principales preguntas sobre el uso del reconocimiento facial durante la pandemia ha sido si la tecnología podría evaluar la identidad de los viajeros que llevan una mascarilla. El Instituto de Biometría emitió recientemente un comunicado, diciendo que “el uso generalizado de mascarillas debe marcar un cambio radical en la forma en que se gestiona la identidad y se desarrollan y aplican los datos biométricos de reconocimiento facial”.

De hecho, muchos proveedores han estado trabajando para mejorar sus soluciones biométricas para permitir que los pasajeros pasen sin problemas por los controles biométricos sin quitarse las mascarillas.“La tecnología del servicio biométrico de Star Alliance está capacitada para superar este problema de las mascarillas con una precisión superior al 98%”, explicó.

Si bien el despliegue de la tecnología biométrica continúa a buen ritmo en todo el mundo, la adopción este año se verá impulsada en gran medida por el retorno de la inversión. Una vez que las aerolíneas y los aeropuertos comiencen a ver los primeros signos de recuperación de la crisis de la COVID-19, la tecnología biométrica sin duda será una de las principales prioridades.

Robótica y automatización
Los robots ya han llegado hace un tiempo a la terminal del aeropuerto. El año pasado, la atención se centró principalmente en robots para la desinfección, una tendencia que continuará a lo largo de 2021. Varios aeropuertos de todo el mundo adoptaron robots autónomos con tecnología de luz ultravioleta (UV-C) para la limpieza, coenzando por el Aeropuerto Internacional de Pittsburgh. El aeropuerto internacional Hamad, el aeropuerto de Heathrow y el internacional Gerald R. Ford, mientras que el aeropuerto internacional de Cincinnati / Northern Kentucky desplegó un robot de limpieza de pisos. En otros lugares, el Aeropuerto Internacional de Incheon adoptó robots automáticos para la toma de la temperatura corporal.

Por otra parte, los resultados de una encuesta global, realizada el año pasado como parte de nuestro Think Tank de transporte aéreo 2035, revelaron que el 60,3% de los encuestados espera que la inversión en automatización y el despliegue de tecnología de inteligencia artificial (IA) aumente después de la crisis de COVID-19…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.