Ahora leyendo:
Argentina: Mendoza pierde más de 93 millones de dólares por falta de turismo extranjero
Toda la noticia 3 minutes read

Argentina: Mendoza pierde más de 93 millones de dólares por falta de turismo extranjero

El “aislamiento social, preventivo y obligatorio” tendrá consecuencias económicas para todos los sectores económicos de la provincia, pero se estima que el que más tardará en recuperarse será el turístico. Los referentes del sector consultados por Los Andes estiman que hacia setiembre comenzará a moverse el turismo interno y de los países de cercanía, pero para el resto la espera podría estirarse hasta marzo del próximo año.

De acuerdo con los datos de la Administración Nacional de Aviación Civil, entre marzo y setiembre de 2019 arribaron al aeropuerto de Mendoza 288 mil turistas extranjeros, y durante los primeros días de marzo, antes del cierre de fronteras, alcanzaron a llegar 22 mil turistas de diferentes partes del mundo.

Ahora bien, tomando en cuenta la cantidad de visitantes del extranjero que llegaron el año pasado en el periodo en el que se espera que el aeropuerto permanezca cerrado, menos los turistas que ingresaron este año antes del cierre de fronteras, se estima que al menos Mendoza resignará un total de 268 mil visitantes hacia finales de setiembre. Y si se utiliza ese número para estimar las pérdidas económicas, habrá que que considerar que el Observatorio turístico de la provincia calcula que el gasto promedio diario de los visitantes internacionales es de u$s100 diarios, y la estadía de 3,5 noches.

Lo dicho anteriormente equivaldría a una pérdida de u$s93,8 millones, aunque se trata de supuestos, porque nada garantiza que para este año hubiera llegado la misma cantidad de turistas, ni que la totalidad de ellos llegara a Mendoza para consumir y permanecer en ella al menos tres días.

Expectativas a futuro
Verónica Sottano, presidenta del Hotel Internacional, señaló que por primera vez en 52 años de historia, el hotel de su familia debió cerrar las puertas, y lamentó que para abrir no solo deberá considerar que se reabran los aeropuertos, sino que la ocupación hotelera sea suficiente para cubrir los costos fijos (entre el 60% y el 50%).

“Nosotros pensamos que el intercambio de fronteras arrancará en septiembre, y la frontera internacional recién en marzo del próximo año”, señaló la empresaria.

En este contexto, explicó que una estructura mediana, de 20 habitaciones, puede llegar a abrir para un público reducido (mendocinos del sur de la provincia, por ejemplo) en algunos meses más, pero ese volumen de ocupación no superaría el 20%, un monto insuficiente para cubrir los costos del recurso humano.

“Brindamos un servicio, y mantener un planta de 10 empleados implica por lo menos $450.000 en aportes, contribuciones, obra social y demás”, señaló Sottano, y agregó que hasta las estructuras más pequeñas tienen que considerar altos costos antes de prepararse para abrir, no sólo por el recurso humano sino que también en amenities (productos de acogida para hoteles), luz, gas, agua y energía.

El turismo internacional de la provincia era una fuente de ingresos para muchos sectores, y en el caso de este hotel, su propietaria destacó que con vuelos fijos instalados que conectaban a la provincia con Brasil, Perú y Panamá, este segmento había crecido mucho.

“Mendoza tiene un turismo de alta gama muy importante, y eso es lo que nos ha puesto entre los destinos más importantes de Argentina. Tenemos cinco hoteles 5 estrellas, sólo Buenos Aires tiene más, tenemos 1.600 camas para ese segmento”, agregó…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.