Ahora leyendo:
Mercado emisor español, ligado a la conectividad
Toda la noticia 7 minutes read

Mercado emisor español, ligado a la conectividad

Reanudación de la conectividad aérea. Éste es el principal factor del que dependerá la reactivación del mercado emisor español en el verano del coronavirus, en una temporada en la que será clave el turismo nacional, el más cercano y que se puede desplazar con vehículo propio, mientras que aquellos que se decidan por salidas al extranjero apostarán por destinos europeos que se encuentren en la misma situación epidemiológica que España. Así las cosas, Francia, Alemania, Italia, los países escandinavos, Islandia, Grecia o Croacia se perfilan como los destinos con más opciones para ser escogidos por los españoles que se decanten por viajes internacionales, que se concentrarán entre julio y septiembre, según explican desde el sector. Asimismo, en la primera temporada turística pos-COVID, tras más de dos meses de confinamiento, el viajero español se inclinará por la oferta al aire libre, huirá de las masificaciones y pedirá dos cosas a la hora de hacer las maletas: seguridad y confianza en los destinos para erradicar cualquier miedo psicológico que haya podido dejar la crisis sanitaria, que también ha reforzado la imagen de las agencias de viajes ante el consumidor.

Tras unos meses marcados por la incertidumbre, el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que España adelantará del 1 de julio al 21 de junio la apertura de fronteras con los países del espacio Schengen, salvo Portugal, ha supuesto un soplo de aire fresco de cara a la reactivación del emisor español. “Lo básico es la conectividad aérea, que ahora se adelanta, y esto supone más alternativas para aquellos que quieran viajar a estos países que son seguros”, apunta Martí Sarrate, presidente de la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE).

“Confiamos en que desde que empiecen las compañías a volar la confianza del cliente empiece a mejorar”, explica Juan del Hoyo, CEO del grupo Azul Marino, y fundador y portavoz del colectivo #locosporviajar, creado por un grupo de 32 agencias de viajes para defender sus intereses ante la crisis del coronavirus. (Ver Las agencias de viajes de larga distancia, hacia la nueva normalidad y El heterogéneo grupo de agentes de viajes que lucha para no extinguirse). “Estamos expectantes por ver qué hacen las compañías aéreas para ver si los clientes se animan y aumenta la demanda”, abunda.

«Estamos en manos de cómo se va ir perfilando toda la conectividad de todos los países», coincide Pilar Nieto, directora comercial de Catai, quien confirma que tras el fin del estado de alarma los españoles comienzan a animarse a la hora de empezar a pedir presupuestos.

El pasado año, los españoles realizaron 20 millones de viajes al extranjero, según los datos de la Encuesta de Turismo de Residentes, Familitur, del INE. Las cifras no se presentan ni mucho menos tan halagüeñas para este 2020, en el que todo apunta a que será “un año complicado” para estas salidas, según el presidente de ACAVE, quien apunta caídas del entre un 60 y un 65% de las ventas a nivel internacional respecto al pasado año.

Así las cosas, el verano del coronavirus será también el verano del turismo nacional, según destaca el CEO del Grupo Azul Marino, quien resalta que en las últimas semanas “ya se está empezando a vender algo, pero sólo España”, si bien todo apunta a que los efectos del anuncio de Sánchez se notarán pronto

“Las ocupaciones nacionales van a subir bastante en 15 días”, vaticina. No obstante, no descarta que más adelante, tras la apertura de fronteras al turismo internacional, pueda haber una “tímida recuperación” de las reservas a Europa.

“Se está hablando de reactivar el turismo nacional y es un plan en el que estamos colaborando todo el mundo”, avanza Sarrate, quien detalla que el proceso de recuperación del sector partirá de este mercado doméstico, al que seguirá “el turismo continental a países de Europa con la misma situación sanitaria, mientras que el tema de los viajes intercontinentales está un poco más lejos y se reactivará ya de cara a 2021”, subraya Sarrate, quien llama a tener en cuenta que han estado afectados por el virus el 93% de los 193 países que hay en el mundo, y se han cerrado las fronteras de 156, el 73%.

Con respecto a la larga distancia, desde Catai son más optimistas y ponen el foco en el último trimestre del año para la recuperación de estos destinos. «Estaremos sujetos a cómo se abren los países y a que la conectividad aérea nos permita llegar a estos viajes más complejos para recuperar nuestra programación», mantiene Nieto.

Destinos
De este modo, Sarrate apunta a países como Alemania, Italia, Francia, Holanda o Bélgica como los primeros que podrán contar con turistas españoles, mientras que una vez que se abran las fronteras del espacio Schengen a partir del 1 de julio, se podrán tener en cuenta otros siempre que cuenten con la misma situación epidemiológica que España.

«La gente que tiene decidido viajar por Europa lo va a hacer, estamos en una situación en la que hay muchos países europeos que no han tenido el golpe tan fuerte como puede ser Italia o España que hemos estado en lo peor», sostiene Nieto, quien apunta países como Islandia, «que nunca llegó a estar cerrada» por el virus, los países escandinavos, Grecia o Croacia, que se encuentran en una buena situación sanitaria, sobre los que «puede haber una buena respuesta» del viajero español.

Por su parte Sarrate, vislumbra un área que puede reactivarse en breve: el Corporate, dado que las empresas tienen que viajar, y aunque hasta ahora podían hacerlo sólo con permisos justificados no existía apenas conectividad.

“A medida que ésta aumente, con los nuevos protocolos, estas compañías empezarán a viajar posiblemente antes”, apunta el presidente de ACAVE quien vislumbra además “un hilo esperanzador” de que igual a finales del último trimestre “aún se pueda celebrar alguna feria o congreso”

Según señala, con el adelanto de la apertura de fronteras se pone fin a un dilatado periodo de incertidumbre en el que se han sucedido los anuncios “contradictorios” por parte del Gobierno, algo que no ha ayudado especialmente para que aquellos ciudadanos que van a poder irse de vacaciones pudieran tomar una decisión. “Ahora la gente tiene las ideas más claras”, sostiene Sarrate, quien apunta a julio y agosto como los meses que concentrarán estas salidas, y también septiembre, pero ya con otro tipo de clientes.

Al respecto, la directora comercial de Catai, señala que si no comienzan a reactivarse las conexiones aéreas, mucha gente va a aplazar sus vacaciones «y en vez de viajar en julio lo harán en agosto y septiembre»…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.