Ahora leyendo:
Ecuador: El Alcalde de Cuenca descarta nuevo aeropuerto
Toda la noticia 3 minutes read

Ecuador: El Alcalde de Cuenca descarta nuevo aeropuerto

Al descartar, por ahora, la construcción de un nuevo aeropuerto para Cuenca, la ampliación del mismo queda como única alternativa. Según el alcalde, Marcelo Cabrera, los trabajos tendrán un costo de $ 30 millones, cuyo financiamiento se está buscando. El alcalde calificó al aeropuerto Mariscal Lamar como "uno de los más difícile" y "más complicado" en cuanto a aterrizaje, por eso dijo que la ampliación de la pista urge para evitar accidentes.

La actual tiene una extensión de 1.900 metros, por 36 metros de ancho. Pero al conocer que los trabajos se realizarían en la cabecera sur, es decir, donde se accidentó el avión de Tame, habitantes del barrio La Unión, de la parroquia San Blas, ya mostraron su oposición. Para ellos, lo más viable es la reubicación, ya que al extenderse la pista, según los vecinos, se pone en riesgo sus casas. "Con una ampliación lo único que se hace es gastar dinero, afectación a más de cien viviendas, destrucción parcial del cementerio patrimonial, eliminación total de nuestro parque barrial, variantes en múltiples accesos viale", dijo el presidente del barrio, Delio Prado.

Ellos estarán pendientes de las decisiones que tomen las autoridades, "para defender y tomar cualquier acción en defensa de nuestros biene". Sobre el tema, el alcalde indicó que una de las principales preocupaciones es la seguridad, tanto por los que viajan, como para quienes viven cerca de la pista. Buscan alternativas para nuevo aeropuerto Si bien la reubicación del aeropuerto de Cuenca, que se encuentra dentro del perímetro urbano de la ciudad, ha sido una petición constante de los residentes de los alrededores, la medida no se aplicará en un plazo inmediato.

El incidente ocurrido el jueves 28 de abril de 2016 con un avión de la aerolínea Tame, que perdió pista al aterrizar, despertó el debate sobre la construcción de una nueva terminal área y la preocupación en los moradores del sector. "Las autoridades deberían tener en cuenta la reubicación del aeropuerto para evitar que suceda una desgracia mayor", dijo Javier Vanegas, quien tiene su local a pocos metros de donde quedó la aeronave. El alcalde también firmó un convenio con la Universidad de Cuenca para que se elaboren los estudios meteorológicos del sitio en el que posiblemente se construiría la nueva terminal aérea, aunque no precisó el sector. Sin embargo, señaló que la ejecución de un nuevo aeródromo demandará, cuando menos, una década. "Como ciudad tenemos que entender que este aeropuerto lo seguiremos utilizando siquiera unos 10 año"…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.