Ahora leyendo:
El brexit amenaza a las aerolíneas con quedarse sin comida a bordo
Toda la noticia 2 minutes read

El brexit amenaza a las aerolíneas con quedarse sin comida a bordo

La incertidumbre en torno al “brexit” lleva a las compañías a acumular stocks para evitar desabastecimientos: desde las cervezas de Heineken hasta papel para periódicos, o desde alas para aviones de Airbus hasta la comidas para los vuelos.

Si el 29 de marzo el Reino Unido deja de formar parte de la Unión Europea, y por ende del Cielo Único Europeo, se descuenta que habrá demoras en los controles de pasaportes, se eliminarán rutas y las aerolíneas británicas que quieran volar en Europa tendrán que disponer de certificados de operadores autorizados . Pero lo que no puede faltar es el catering a bordo.

Gate Gourmet, una de las principales compañías de catering del mundo, no quiere que la separación británica le sorprenda con platos vacíos para entregar a sus clientes. Por ello está acumulando grandes stocks de productos para cumplir, al menos, con la demanda prevista durante los diez primeros días del ‘brexit’.

Toneladas de alimentos congelados
La compañía, que sirve a 20 aerolínea en diez aeropuertos británicos, cuenta con una abundante reserva de pizza, helados y pato rostizado (para los vuelos de primera clase) para cubrir una semana y media de encargos, informa Bloomberg.

Los alimentos congelados se acumulan en un depósito de Peterborough, a 120 kilómetros al norte de Londres. En tanto, en hangares cerca de la capital hay pilas gigantescas de cajas con snacks, frutos secos y toallitas húmedas, entre otros productos imperecederos que se conservan con temperaturas controladas.

“Las compañías estarán en problemas si no están preparadas para mantener su cadena de aprovisionamiento”, dijo Stephen Corr, director general de la empresa de catering para Europa occidental.

“Estamos incrementando los stocks de productos fabricados en la UE para asegurar cualquier interrupción del suministro”, agregó.

El recorrido del catering
Gate Gourmet, controlada por el gigante chino HNA, produce sus comidas en plantas de España y Alemania que llegan, al Reino Unido, por transporte de carretera hasta el puerto de Calais, donde cruza en barco a Dover.

Desde allí se guarda en Peterborough, hasta que se entrega en la aerolínea que le da un nuevo golpe de calor en el avión para ser servida a bordo…

Compartir noticia:
Input your search keywords and press Enter.